Policiales
Jueves 31 de Marzo de 2016

Santa Fe: cae pedófilo que divulgó imágenes de pornografía infantil

Tiene 30 años, y sería miembro de una vasta red en la Argentina, en países de Latinoamérica y en Estados Unidos

Tal como fue anticipado por Diario UNO de Santa Fe, en el transcurso de la tarde del miércoles fue allanada una vivienda ubicada en un barrio del extremo suroeste de la capital santafesina, adonde fue aprehendido preventivamente un hombre de 30 años, como presunto infractor del Artículo 128 del Código Penal que prevé el caso de la utilización de menores de 18 años, dedicado a actividades sexuales explícitas. 

Durante el allanamiento a la vivienda  que incluyó una pormenorizada requisa de cada uno de los ambientes que componen el inmueble, agentes de la Policía de Investigaciones secuestraron elementos probatorios que inmediatamente fueron puestos a consideración del fiscal del Ministerio Público de la Acusación, Estanislao Giavedoni, quien había ordenado las medidas ejecutadas. 
 
El imputado divulgaba imágenes vía Facebook de un niño de cinco años que pertenece a su entorno familiar. El chico fue puesto a disposición de la Subsecretaría de Derechos de Niñez, Adolescencia y Familia. 
 
Conferencia 
Este jueves, en la sede del Ministerio Público de la Acusación, el fiscal Giavedoni, y los comisarios principales Mario Monzón y Daniel Filchel, jefe y subjefe de la repartición zona norte, brindaron una conferencia de prensa en la que se refirieron al caso. 

Giavedoni dijo: “En este caso empezamos a trabajar el martes  cuando nos llegó información desde una fiscalía de la ciudad de Buenos Aires, y que a su vez, ellos fueron alertados e informados sobre la existencia de un presunto caso de pedofilia y divulgación de pornografía infantil, por el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados de los Estados Unidos. 
 
 
El caso puntual de Santa Fe
El fiscal Estanislao Giavedoni dijo que el trabajo realizado tuvo la celeridad propia de este tipo de delitos, y se inició con la primera noticia que fue recibida en la tarde del martes, y con la premura del caso, trabajaron especialistas en computación y comunicaciones, ya que existía un IP de una computadora que estaba en la ciudad de Santa Fe, y de la que fue establecido un servidor, y así paso a paso, en el curso de algunas horas pudieron establecer con precisión cuál era la dirección de la vivienda desde la que partían las imágenes con destinos diversos. 
 
Con cautela 
Tanto el fiscal como los policías mantuvieron una extrema discreción sobre la dirección de la vivienda allanada como también respecto de la identidad del hombre de 30 años que fue aprehendido preventivamente. El mismo criterio fue adoptado respecto de todo el material probatorio que fue secuestrado en la casa allanada en uno de los barrios del extremo suroeste de la ciudad.
 
El fiscal Giavedoni, en un punto se encargó de aclarar: “Nosotros tenemos la presunción muy firme de que en la vivienda allanada se producían imágenes, y que se trataría de fotografías con menores en situaciones que son explícitamente sexuales, y que luego eran subidas a internet en Facebook, y los destinatarios eran personas  relacionadas con la pedofilia”. 
 
En CABA
El miércoles 23 de marzo, en horas de la noche, el cuerpo de investigadores judiciales  que conduce el fiscal porteño Martín López Zavaleta,  recibió un alerta desde el Centro Nacional para Niños Desaparecidos y Explotados (NCMEC) procedente de los Estados Unidos, alertando sobre la actividad  de abuso de una menor de edad y la publicación de imágenes pornográficas infantiles en la Argentina.
 
Con la premura del caso y en 24 horas los el cuerpo de investigadores judiciales y la oficina de cibercrimen de la Policía Metropolitana, lograron dar con el IP de la computadora de la que salieron las imágenes, y además lograron determinar que todo partía desde una vivienda ubicada en el barrio porteño de La Boca. 
 
Allanamiento y aprehensión
Así fue como el jueves 24 de marzo fue allanada la vivienda en ausencia de una mujer y de sus dos hijas para evitar que tuvieran que ver el trabajo policial, y así fue como resultó aprehendido un suboficial en actividad de la Armada Argentina, y fueron secuestradas vestimentas de menores, también otras que pertenecen al imputado, además de objetos incautados en distintas dependencias de la vivienda tales como imágenes pornográficas que el acusado detenido produjo, publicó y distribuyó, ya que se trata de elementos probatorios de importancia para acreditar los abusos, y además porque en ese inmueble convivían todos los integrantes de una misma familia.
 
En ese marco también fueron secuestrados dispositivos informáticos, teléfonos celulares, grabadoras de video, los que serán sometidos a peritajes por orden de la Justicia. 
 
Imputado y con prisión preventiva
La gravedad del caso expuesto hizo que el juez en lo penal, contravencional y de faltas Nº 10 de la Capital Federal, Pablo Casas, ordenara la prisión preventiva para el suboficial de la Armada Argentina, por la presunta comisión de “abuso de menores agravado por su condición de adulto conviviente y la producción, publicación y distribución de imágenes pornográficas de personas menores”.
 
La oficina de prensa del Ministerio Público de la Acusación, respecto de este caso particular, envió un gráfico explicativo con los alcances de la red de pedofilia en la que se pueden observar contactos con otras provincias de la República Argentina, y con países de Latinoamérica tales como Venezuela, Brasil, México, Estados Unidos y Colombia, con distintos alcances de cada uno de los participantes, según lo probado por los peritos de la Justicia. 
Juan Trento / jtrento@uno.com.ar / De la Redacción de UNO

Comentarios