santafe
Miércoles 30 de Marzo de 2016

Santa Fe ya tiene su primera heladera social

Se trata de una iniciativa de la Parroquia Nuestra Señora del Luján, ubicada en Aristóbulo del Valle al 6000. 

Hace un mes, Tucumán era noticia por la iniciativa de los dueños de un restó de San Miguel que decidieron instalar en el frente de su local una heladera social, donde la gente puede dejar un plato de comida para alguien, y quien necesite lo retire. La propuesta comenzó a replicarse en otras ciudades del país y esta semana comenzó a funcionar en Santa Fe la primera heladera solidaria: "La Heladera de María", es el nombre que le pusieron los impulsores del proyecto en la ciudad, que comenzó este lunes en la Parroquia Nuestra Señora del Luján. 
"Vimos lo de Tucumán y lo conversamos con la gente de Cáritas, les pareció muy interesante y decidimos empezar. En Semana Santa lo trabajamos con la gente y el lunes comenzamos, no con grandes volúmenes de acción; pero ya tuvimos vecinos que acercaron platos de comida y gente que vino a buscar", contó a Diario UNO el cura párroco Pablo Fuentes. 
La propuesta invita a vecinos a dejar los alimentos que no consumieron,  para aquellos que ni siquiera pudieron probar algo durante el día. La heladera está abierta desde las 9 hasta las 18 y los alimentos son recibidos en la cantina de la parroquia, en Aristóbulo del Valle 6090.
"Es una cosa muy simple y tiene un fundamento muy grande, basado en lo que dice el Papa de que la comida que se tira se la estamos sacando a los pobres, al que lo necesita. No puede ser que en Argentina, la tierra bendita del pan como que dice el himno eucarístico, tengamos gente que pase hambre", reflexionó el padre e invitó a a que otras instituciones y locales se sumen. "Esta iniciativa no tiene exclusividad, sería bueno que en la ciudad muchos más se sumen con sus heladeras en restaurantes, parroquias, cáritas. Creo que hay un tipo de necesidades nuevas hoy que están bien claras, y además con la iluminación del Papa es más claro. Por eso es bueno que respondamos a esa inquietud", sostuvo.  
Ducha pública
Con vocación de servicio al más necesitado, la parroquia desde junio del año pasado dispone de una ducha pública para las personas que se encuentran en situación de calle y necesidad. Ahora, quienes asisten habitualmente a la parroquia para bañarse, también van a poder acceder a un plato de comida gracias a la iniciativa de la Heladera de María. "Es otra iniciativa de Francisco, que puso duchas en el Vaticano, y que nosotros tomamos y abrimos en la parroquia la ducha abierta a todo el público. Quien lo necesite se puede bañar y se les da ropa limpia", contó el padre Fuentes. 

Comentarios