Santa Fe
Martes 25 de Julio de 2017

Análisis de la situación de los presos de la provincia de Santa Fe

La Defensora provincial se reunió con el delegado de la Región Litoral de la Procuración Penitenciaria de la Nación. Abordaron la problemática y avanzaron en al necesidad de controlar las condiciones de detención, entre otros temas

La titular del Servicio Público Provincial de Defensa Penal, Jaquelina Ana Balangione, mantuvo una reunión con el Delegado de la Región Litoral de la Procuración Penitenciaria de la Nación (PPN), Sebastián Luis Cáceres, y Gabriel Rittiner, asesor jurídico del mismo organismo, en la sede de la Defensoría Provincial de la ciudad de Santa Fe.

En el encuentro se abordó la situación de las personas privadas de libertad en la Provincia de Santa Fe, dado que la tarea de monitoreo y contralor de las condiciones de detención se encuentra bajo la órbita de ambos organismos.

Se evaluaron las circunstancias relevadas en las inspecciones más recientes, y se propuso la eventual realización de inspecciones conjuntas en aquellas dependencias donde conviven internos del fuero federal y local.

En la reunión, propusieron avanzar en el mejor aprovechamiento de los recursos presentes en la materia, a través de la colaboración recíproca, para lo cual sugirieron profundizar el diálogo institucional.

Además, discutieron de manera puntual aquellas situaciones que merecieron la presentación de recursos judiciales por parte de uno y otro organismo, dando lugar a sendos habeas corpus en el fuero local, así como la intervención y gestión de mejoras que los mismos obtuvieron.

Ambas instituciones compartieron opiniones sobre la necesidad de proveer al Estado de un sistema de reinserción efectivo para evitar que el sistema penitenciario sea parte de un ciclo de delincuencia.

Mejorar las condiciones
La Defensora Provincial y el Delegado Regional de la PPN también dialogaron sobre aquellas problemáticas que se pueden avizorar como problemas a corto plazo. En esa lógica, compartiendo el avance que implica el traslado de detenidos desde instituciones policiales hacia dependencias del servicio penitenciario, se evaluó la necesidad de adecuar las capacidades edilicias y de recursos humanos de las últimas, para evitar situaciones de hacinamiento que puedan vulnerar los derechos de quienes se encuentran privados de libertad.

El diálogo, ameno y amplio, permitió compartir la necesidad de abordar la solución de las problemáticas reseñadas en el marco de una agenda que encuentra puntos en común.