Santa Fe
Lunes 17 de Julio de 2017

Barranquitas: piden una ayuda para que decenas de pibes sigan jugando al fútbol

La escuelita solidaria de fútbol ubicada detrás de la parroquia San Francisco Solano reúne a chicos de todo el barrio. Los profes solicitan una ayuda para que se mejoren las canchas y así aumentar la convocatoria

Más de 60 chicos practican deporte de manera gratuita en la escuelita solidaria de fútbol que funciona detrás de la parroquia San Francisco Solano en Barranquitas Oeste. Con el objetivo de darles a los niños y jóvenes una ocupación a través de un proyecto del corazón para transmitir valores, Cristian González comenzó a dar clases hace un año.

san francisco solano canchita

La cita de lunes a jueves a las 18 se convirtió en un ritual barrial que reúne a las familias vecinas para pasar la tarde. A pesar de las distintas necesidades, al fútbol no se falta porque significa la oportunidad para los chicos de tener amigos, de desarrollar dedicación y persistencia en los objetivos, de difundir valores, de aprender a trabajar en equipo y "de tener la posibilidad de llegar a ser alguien", expresa Cristian.


Embed

En patas, en ojotas, en zapatillas, en lo que sea, como sea y a pesar de las bajas temperaturas, los sesenta nenes y nenas entrenan para participar los fines de semana en la Liga Infantil de los Barrios.

•LEER MÁS: Piden mejoras para una canchita de fútbol a la cual asisten más de 50 chicos

Pero hay un problema: el terreno. En una tarde de entrenamiento, en grupitos, deben elegir estratégicamente qué parte de la cancha ocupar para no correr el peligro de torcerse el pie en un pozo o lastimarse con restos de basura. Lo que se acumula en las esquinas, con los animales y el viento se va desparramando por todo el lugar. Los días de lluvia todas las actividades se suspenden ya que resulta imposible practicar.

escuelita de futbol canchita san francisco solano

"A veces paramos la práctica para limpiar por si hay vidrios porque se han cortado los chicos", relata el profe Cristian González a UNO Santa Fe. A esto hay que agregar el hecho de que con las recurrentes lluvias el panorama empeoró, "cuando terminaron las clases empezaron a llegar cada vez más, ahora de otros barrios". Y las reiteradas precipitaciones de los últimos meses no ayudan, "hace varias semanas que hay mucho barro, ¿cómo hacemos con 60 nenes? Es imposible", dijo el profe lamentándose.

"Nos prometieron que nos iban a arreglar la cancha y todo, pero no esperábamos la cantidad de chicos que se acercaron en este tiempo por las vacaciones. Lo único que pedimos es que vengan con una aplanadora o alguna máquina que mejore el terreno, nada más", asegura Cristian. "Mi intención es que los chicos no estén todo el día en la calle pensando en otras cosas. En cambio acá llevan una disciplina, con el deporte que es bueno y sano. Es todo a pulmón, gratis".

•LEER MÁS: Levantaron un club en honor a Lionel Messi y ahora quieren conocerlo

Es por eso, que lo único que piden es que ya sea el Estado o la sociedad santafesina se solidarice con el equipo y se facilite una máquina en el terreno para nivelarlo y mejorarlo. También hacen un llamado a profesionales electricistas para colocar luminaria que fue donada a la escuelita San Francisco Solano.