Santa Fe
Jueves 08 de Septiembre de 2016

Bullrich dijo que Lifschitz "no quiere asumir el compromiso de depurar" la policía provincial

"El gobernador no puede decir que la policía ha mejorado cuando en cada caso de drogas hay policías involucrados y en los últimos dos meses se volvió a disparar la tasa de homicidios"

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, advirtió hoy que el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, "no quiere asumir el compromiso de depurar" la Policía provincial.
"El gobernador no puede decir que la policía ha mejorado cuando en cada caso de drogas hay policías involucrados y en los últimos dos meses se volvió a disparar la tasa de homicidios", dijo Bullrich, al cuestionar a Lifschitz.
"Necesitamos tener capacidad para tomar decisiones que van a influir en un cambio estructural en la policía y el servicio penitenciario para que sean parte de la solución y no del problema del narcotráfico".
Para la funcionaria nacional, el problema del narcotráfico en Santa Fe "está atravesado por la complicidad de la policía de esa provincia", y advirtió que el gobernador "no quiere asumir el compromiso de depurar y hacer cambios estructurales" en esa fuerza.
Bullrich agregó: "el problema del narcotráfico está empezando a tocar a funcionarios que han asumido algunas conductas esquivas".
Los cuestionamientos de la ministra de Seguridad al gobernador socialista se produjeron luego de que se convocara para esta noche a una nueva marcha en Santa Fe y Rosario para reclamar medidas contra el delito.
Luego de la primera marcha, el gobernador de Santa Fe le pidió al gobierno de Mauricio Macri el envío de fuerzas federales esa provincia, como ya ocurrió en abril de 2014 y en mayo de 2015.
Pero la posibilidad de un acuerdo sobre ese tema entre la Nación y la Provincia se trabó y ahora la ministra Bullrich advirtió: "Necesitamos tener capacidad para tomar decisiones que van a influir en un cambio estructural en la policía y el servicio penitenciario para que sean parte de la solución y no del problema del narcotráfico", dijo al diario La Nación.
En tanto, Lifschitz se mostró optimista al afirmar: "El acuerdo con Nación se va a firmar y espero que la semana próxima tengamos a Gendarmería en la provincia de Santa Fe".
"No hay conflicto. Hay mucho ruido en el medio, de intermediarios que llevan y traen información, pero este tema se está tratando al más alto nivel, incluso con el ministro del Interior", expresó el gobernador.
El gobernador Lifschitz afirmó que "de ninguna manera" la Nación podría pedir el control de la policía de Santa Fe a cambio de enviar tropas de Gendarmería para patrullar las calles de Santa Fe y Rosario.
"Eso es inviable desde el punto de vista constitucional. Estamos trabajando en una fórmula que nos permita compartir información. Nosotros tenemos mucha información disponible que queremos trabajarla juntamente con Nación y planificar un trabajo de mediano y largo plazo", sostuvo.