Santa Fe
Jueves 11 de Agosto de 2016

Cincuenta médicos firmaban licencias masivas a los docentes de la provincia

El caso más llamativo es el de un profesional que rubricó unas 2.000 autorizaciones durante 2015. Inquietud en el Ministerio de Educación.

El Ministerio de Educación provincial puso bajo la lupa una lista de 50 médicos que firmaron una enorme y muy llamativa cantidad de licencias a docentes durante 2015. El caso extremo es el de un profesional que rubricó unas 2.000 solo el año pasado y a maestros de todo el territorio santafesino, mientras que el que menos autorizaciones otorgó en ese grupo, llegó a las 370.
El ranking de los matriculados fue entregado a las autoridades de los colegios de médicos de Rosario y Santa Fe, que se vieron sorprendidos por el nivel de detalle del documento, al punto que ante la consulta de UNO Medios evitaron realizar declaraciones hasta analizar los pasos a seguir, dado que son organismos en que el Estado provincial delega el poder de control de los galenos.
Si bien la discusión sobre el nivel de ausentismo docente es histórica, la gestión de Claudia Balagué al frente de Educación encaró desde mediados del año pasado un proceso para detectar posibles abusos en el otorgamiento de licencias médicas en distintos frentes. Actualmente, el nivel de ausentismo docente en la provincia fluctúa entre el 15% y el 18%, según estadísticas oficiales.
De todos modos, el mayor celo en el control de las licencias médicas, primero en el terreno administrativo y ahora en el médico, estaría teniendo su efecto, ya que en julio y agosto las solicitudes habrían disminuido porcentualmente en la comparación interanual.
A fines del año pasado, luego de un minucioso trabajo, varios docentes fueron denunciados penalmente por la presunta adulteración de las constancias que presentaban para justificar sus inasistencias. Una de esas maestras fue recientemente condenada (ver aparte).
En paralelo, la administración provincial avanzó sobre un actor clave en el otorgamiento de licencias: los médicos. De allí, el trabajo que presentó anteayer la ministra al presidente del Colegio de Santa Fe, Carlos Alico, y al vicepresidente en Rosario, Juan Segarra, con 50 matriculados que rubricaron más de una licencia diaria durante todo 2015. La reunión justamente había sido solicitada por los médicos ante la polémica que se desató el mes pasado cuando se filtró la recomendación de la cartera educativa para regular la cantidad de días de licencias, según la enfermedad. La decisión fue duramente cuestionada por los gremios.
Sin embargo, la sorpresa de autoridades de los colegios médicos fue mayor cuando se les presentó un detallado informe con nombres, matrículas, distribución geográfica y enfermedades detalladas por los profesionales que más otorgaron licencias el año pasado. Todos superan la media de una licencia diaria, con un piso de 370 licencias firmadas.

Casi 2.000
Al tope de la lista está un médico que firmó 1.951 licencias el año pasado y, llamativamente, atendió a docentes de casi todo el territorio provincial (desde Vera a Rosario) con un amplísimo abanico de diagnósticos. Este médico certificó un promedio que supera las cinco licencias por día durante todo el año pasado. Las licencias van de uno a 30 días. Esta versatilidad se reproduce en otros profesionales.
Frente a la situación, los directivos de los colegios médicos de Santa Fe y Rosario le manifestaron a la ministra de Educación estar predispuestos a colaborar e investigar si existen irregularidades en el otorgamiento de licencias, dado que la ciudadanía delega en los colegios profesionales la defensa y el control, en este caso, de los médicos que se desempeñan en Santa Fe.
La preocupación de los galenos es que aparezcan más profesionales involucrados en dudosas certificaciones de licencias médicas en otras áreas públicas.
Por lo pronto, la ministra de Educación repite desde que comenzó este proceso de revisión de la gestión de licencias: "Estamos trabajando para detectar las prácticas deshonestas de unos pocos docentes. Esta auditoría interna busca resguardar a la inmensa mayoría de docentes que son honestos y que mejoran la calidad del sistema educativo".

Condena por adulterar constancias

Una de las docentes que fue denunciada penalmente ante el Ministerio Público de la Acusación provincial por la presunta adulteración de las constancias para intentar justificar sus inasistencias, resultó condenada. El tribunal definió que la maestra debe realizar una probation y una contribución económica a una entidad social, que deberá informar en los próximos días.
Los casos trascendieron a comienzos de noviembre pasado. En principio, la cartera educativa habría detectado al menos una decena de casos (con diferentes tipos de irregularidades en el uso de licencias) que fueron o aún son analizados para elevar o no al Poder Judicial y dirimir si estas personas cometieron o no un delito, más allá de los procesos administrativos.
Sin embargo, los ajustes en el sistema de licencias médicas y administrativas provincial están dejando en evidencia irregularidades que hasta ahora no eran detectadas o difíciles de descubrir. Esto, se suma al crecimiento de las denuncias de los propios docentes (e incluso de padres) y al entrecruzamiento de información con otros estamentos públicos, cuestiones que permiten detectar que los docentes infringen las normas y hasta podrían estar cometiendo delitos.