Santa Fe
Miércoles 27 de Julio de 2016

Con acuerdo y proyecto nuevo, el empréstito se debate en el Concejo

Oficialismo y oposición alcanzaron el consenso y hoy a las 18 el Mensaje 10 llega al recinto. Contiene un detallado plan de obras y establece la compra de equipamiento. El monto que se aprobaría superaría los 92 millones de pesos.

A casi tres meses de su ingreso al Concejo Municipal y un arduo trabajo por parte de los concejales de los distintos bloques, hoy llega al recinto para su tratamiento el Mensaje 10 enviado por el Ejecutivo el 6 de mayo y por medio del cual pide autorización para que el municipio tome un empréstito y afronte la recuperación de la red vial afectada por la última emergencia hídrica. Será a las 18 en una sesión extraordinaria a la cual convocó el presidente del cuerpo legislativo local, Leonardo Simoniello.
Pero para que esto suceda se transitó un largo camino, en el que tanto los ediles oficialistas como opositores tuvieron que ponerse de acuerdo en varios puntos y mejorar el proyecto enviado por José Corral. En estos casi 90 días, hubo reuniones, audiencias, pedidos de informes a funcionarios municipales, y hasta un relevamiento por obras que se ejecutaron o se están realizando con fondos provenientes de un crédito que también autorizó el Concejo Municipal el año pasado. El último paso fue una reunión con integrantes del Tribunal de Cuentas.
El proyecto original pedía contraer una deuda por 82 millones de pesos, pero con las modificaciones incorporadas que incluyen un plan de obras más amplio, se sumaron unos 10 millones, es decir que el despacho que hoy aprobarían autorizaría al municipio endeudarse por 92 a 94 millones de pesos. En líneas generales se divide en seis puntos: uno tiene que ver con la incorporación de maquinarias; otro con intervenir en las paradas de colectivos; llevar a cabo tareas de reconstrucción y de repavimentación de calles de concreto asfáltico y de hormigón; instalar retardadores pluviales e incorporar un innovador sistema de geoceldas.

Todos de acuerdo
Antes del inicio del receso invernal del Concejo Municipal estaba previsto que se tratara el Mensaje 10, pero la oposición no avaló la iniciativa y no llegó al recinto. Eso generó un cruce con el oficialismo y hasta el propio intendente realizó fuertes declaraciones. El argumento era que necesitaban más información para poder apoyar el proyecto. Es por eso que los concejales del bloque del PJ solicitaron una reunión con la secretaria de Hacienda Belén Etchevarría para conocer el estado financiero del municipio y también con los integrantes del Tribunal de Cuentas para exigir explicaciones sobre algunas compras que se realizaron desde el Ejecutivo. Todo eso se concretó y luego de un análisis completo, pero sobre todo de un trabajo conjunto, decidieron respaldar la idea de que se trate en una sesión extraordinaria, a pesar de que falta solo una semana para el comienzo del segundo período ordinario de sesiones.
Tanto Sebastián Pignata del PJ como Adriana Molina del FPCyS destacaron como positivo toda esta transición que "permitió llegar a un proyecto consensuado". En esta línea el edil opositor dijo: "Cada uno aportó lo suyo y se llegó a un proyecto definitivo. Seguramente antes del debate en el recinto se ajustarán algunos puntos, pero ya es el detalle fino. Lo importante es el consenso que se logró para dar respuesta a la demanda de los vecinos con respecto al estado de las calles. Desde la oposición siempre acompañamos estos endeudamientos, pero con aportes y análisis previos".
Según manifestaron ambos ediles consultados por Diario UNO, el monto a autorizar será un poco mayor debido a que se incorporó la compra de equipamiento, y también la intención es que el material con que se realicen los trabajos sea hormigón para darle más durabilidad, entre otros puntos que se agregaron. "El proyecto tiene las obras con nombre y apellido, es decir con la calle, la altura y hasta la medida del bache, el ancho y la profundidad. Entonces el monto que se autorice sean 82 millones o más será para obras que los vecinos van a poder controlar", agregó Pignata.
Por su parte, Adriana Molina destacó el trabajo que se llevó a cabo, sobre todo en el receso, para lograr el consenso. "Se trabajó muy detalladamente en un despacho que será el que se tratará en el recinto y ojalá se apruebe porque le va a otorgar una herramienta muy importante al intendente como lo es poder tomar un crédito, pero sobre todo es importante para los vecinos de la ciudad que demandan el arreglo de las calles", expresó en este sentido.
Para finalizar, la edila radical manifestó: "Se hace una evaluación muy positiva sobre todo este camino que se transitó en forma conjunta con todos los concejales. Se llega al recinto con un despacho que es crucial para los santafesinos porque les estamos dando las respuestas que necesitan los vecinos y que tanto nos exigen".