Santa Fe
Martes 16 de Agosto de 2016

Con aumentos de hasta un 20%, viajar a Buenos Aires cuesta $668

A pesar del anuncio oficial, se registran subas desde hace una semana. Empresarios advierten que no sería el único aumento del año. "No cubre todos los costos del semestre", afirman

Un boleto a Capital Federal ahora cuesta 668 pesos (coche cama), contra 580 pesos que costaba hace una semana. En tanto, viajar a Córdoba (Capital) tenía un costo de 435 pesos y desde hace un par de días se consigue a 500 pesos. Este es el primer aumento del año, el último ajuste se había aplicado en noviembre de 2015.

El gobierno autorizó este martes el incremento en los pasajes de micros de larga distancia. Mas allá del anuncio oficial se registran aumentos en las boleterías de la ciudad desde hace una semana.

La suba alcanza hasta un 20 por ciento y las empresas fijarán los valores de los pasajes dentro de las bandas tarifarias permitidas en relación con los costos, al margen de los subsidios que reciben. En este sentido, es probable que los aumentos puedan variar entre las compañías y los diferentes destinos pero nunca podrán superar el tope permitido. De hecho, viajar a Buenos Aires y Córdoba sale aproximadamente un 15 por ciento más.

Embed

Desde la cámara que nuclea a los empresarios aseguran que la alza en los costos sobre finales del año pasado comenzaron a sentirse en el rubro y estiman un incremento anual cercano al 40 por ciento. Entre las variables más importantes se destaca por ejemplo el combustible, repuestos, seguros y salarios.

Las empresas vinculadas al transporte de larga distancia aseguran que el aumento alcanza a absorber solamente "una parte de los mayores costos del primer semestre". En este contexto, advierten que es probable tener que revisar nuevamente las tarifas en los meses de octubre o noviembre.

En plena discusión sobre el futuro que tendrán los subsidios en los diferentes servicios, afirman que los mismos se encuentran vigentes pero que están congelados. Esto provoca que vayan disminuyendo con el tiempo al ritmo del proceso inflacionario.
En diálogo con Diario UNO, el gerente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor, Marcelo Gonzálvez, opinó sobre la actualización: "Nos parece que este aumento alcanza a absorber una parte de los mayores costos del primer semestre. Consideramos que es necesario revisar cómo siguen evolucionando los precios".
Embed

El referente del sector señaló que continúan realizando cálculos e insistió: "El aumento alcanza parcialmente, no cubrió los mayores costos que hemos absorbido". Además, recordó que resta cumplir con las actualizaciones salariales acordadas. "Hay parte de los aumentos salariales que son escalonados y se van aumentando a medida que transcurre el año, por lo cual habrá que conseguir más recursos para cumplir con esos compromisos", afirmó.

Desde la Asociación pronostican que los costos estimativos (anuales) estarán ampliamente por encima del 20 por ciento. "Estimamos que el año va a terminar con una revisión de costos que va a ser alrededor del 40 por ciento. Son estimaciones, hay que ver cómo siguen evolucionando los precios. Hacemos estudios cada dos o tres meses y en los meses de septiembre y octubre analizaremos cómo siguen las variables", apuntó.
Gonzálvez aseguró que "no necesariamente los aumentos se pueden dar hoy" y explicó: "Los precios van flotando en esa banda permitida. Quizás la promulgación de la norma no provoque la actualización inmediata sino que se van ajustando paulatinamente".
"Estimamos que el año va a terminar con una revisión de costos que va a ser alrededor del 40 por ciento" - Marcelo Gonzálvez, gerente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor

Costos y subsidios

Los transportistas observan un escenario complejo sin subsidios y reconocen que sería difícil cargar sobre el boleto todos los costos. "Este sector traslada a los pasajeros con menos poder adquisitivo de todos los medios de transporte. Entonces, a veces no es fácil trasladarle al pasajero todos los costos que tenemos. Entre el 10 y 15 por ciento de los costos de los servicios de larga distancia es absorbido por el Estado. No hubo quita de subsidios pero sí un congelamiento. Con lo cual, a medida que la inflación avanza es como si se fueran reduciendo paulatinamente", dijo Gonzálvez.

El gerente de la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor planteó que los ajustes en el valor del dólar disparó el precio de las unidades. Esa situación, sumado a las actualizaciones salariales y los aumentos en el precio del combustible se convirtieron en los factores mas influyentes para determinar el precio que debería tener el servicio.