Santa Fe
Lunes 27 de Junio de 2016

Créditos hipotecarios: la nueva línea del Nación habilita a codeudores

Son a 20 años y podrá financiar el 80% de la propiedad. Tienen una tasa fija del 14% por los primeros tres años. Luego, su actualización anual no podrá exceder el aumento de salarios

La nueva línea de créditos anunciada por el Banco Nación pretende dar mayor "certidumbre y previsibilidad" a los beneficiarios. Bajo el nombre "Nación Tu Casa", el nuevo segmento de préstamos promete ser más seguro y confiable que el anterior. Con el fin de facilitar el acceso al mismo, se permitirá a los titulares o cotitulares, incluir a sus padres, hijos y/o hermanos como codeudores, pudiendo aumentar así el ingreso familiar y alcanzar la financiación.
Por los primeros tres años, tendrá una tasa fija del 14% y a partir de la cuota 37ª se recalcularán una vez al año y dicho ajuste no podrá exceder el aumento de salarios, determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial. El plazo de amortización es de hasta 20 años y el valor máximo de la propiedad podrá ser de $2.500.000. El Banco podrá financiar hasta el 80% del valor del inmueble.
Cabe aclarar que el cliente no se podrá endeudar por más del 30 por ciento de sus haberes, incluyendo deudas preexistentes. Además, los beneficiarios podrán optar por la cancelación anticipada de cuotas; parcial o total, sin cargo y a partir de la primera cuota del préstamo.
Credito.jpg

De esta forma y a modo de ejemplo, para la compra de un inmueble valuado en un millón de pesos, el crédito otorgado podría alcanzar los 800 mil pesos. Se necesitarían demostrar ingresos, incluyendo a codeudores, cercano a los 33 mil pesos. Para este caso, la cuota mensual sería de aproximadamente 9.900 pesos.
En diálogo con Diario UNO, Mariel Fernández, gerenta del Banco Nación, sucursal Aristóbulo del Valle, describió: "Teníamos los préstamos hipotecarios con una tasa de interés del 14,75%. Ahora bajó y llega a 14". La titular de la entidad reconoció los inconvenientes que se registraban para alcanzar este tipo de beneficios y dijo: "El problema que existía eran los ingresos, que muchas veces no alcanzaban. La posibilidad de adicionar ingresos de un familiar viene a dar una ayuda importante".
De esta manera, señaló que la habilitación de "codeudores" en el nuevo sistema lo convierte en una oportunidad novedosa. "De esta forma, una persona que no puede acceder a un monto determinado, puede incorporar los haberes de algún familiar. Pueden ser los padres, hijos, hermanos o convivientes. Se permite un ingreso más para poder acceder a la línea de préstamos". Fernández reconoció que existe en la ciudad "mucha demanda" de créditos hipotecarios y que en la sucursal de Aristóbulo del Valle ya se están gestionando algunos y que llevan de 30 a 60 días poder monetizar la operación.
Por otro lado, colocó especial atención en los niveles de endeudamiento de los interesados, ya que pueden limitar la operación. "El cliente no se puede endeudar en más del 30 por ciento de sus haberes. Es decir, si tiene una deuda preexistente en el sistema financiero, como puede ser otro préstamo personal, puede condicionarlo. De esta forma, debería justificar ingresos mayores para obtener el crédito deseado. Es decir, las deudas anteriores que pudiera tener el cliente, más la cuota del préstamo que va a solicitar, no puede superar el 30 por ciento de su ingreso", resaltó.

Con respecto a la posibilidad de adelantar cuotas, aclaró: "Los beneficiarios de estas líneas de préstamos pueden adelantar cuotas e ir adelantando plazos. Pueden cancelar en cualquier momento y el banco no les cobra ningún interés, no existe ninguna carga por cancelación anticipada". En este sentido, informó que los bancos privados suelen cobrar entre un tres o cuatro por ciento. "Se puede adelantar o cancelar en cualquier momento", añadió.
Embed

Sobre la actualización

El reajuste en la tasa de interés es la preocupación de muchos que sueñan con "la casa propia" a la hora de ingresar a un plan que excede ampliamente la gestión de un Gobierno, como puede ser un crédito a 20 años.
El plan tiene una tasa fija del 14% para los primeros tres años. Luego, las mismas se recalcularán y dicho ajuste no podrá exceder el aumento de salarios, determinado a partir del Coeficiente de Variación Salarial. "Se busca quitar de raíz la incertidumbre y darle previsibilidad a la gente", destacó Carlos Melconian, presidente del Banco Nación.
En diálogo con el matutino, la gerenta del Banco Nación sucursal Aristóbulo del Valle, manifestó: "La inflación puede ser muy alta pero si el incremento salarial no acompañó esa inflación tampoco lo hará la cuota del préstamo". Fernández explicó que la actualización de la tasa "se va a regir más por el aumento del salario que por la inflación", aunque estos dos factores estén relacionados. "De esta forma se garantiza que la tasa no se dispare y el solicitante tiene la seguridad de que va a ser una tasa cuidada. Se van a sentir más seguro y disminuye la preocupación sobre los cambios de gobierno", finalizó.