Santa Fe
Viernes 26 de Agosto de 2016

Crisis lechera: una fuerte caída de las exportaciones afecta a Santa Fe

Según un estudio de la Bolsa de Comercio la venta al exterior bajó sensiblemente. En 2015, la disminución fue superior al 30%, y en los primeros seis meses de este año continuó la baja. Crisis hídrica, falta de leche y bajos precios internacionales, algunas de las causas

Recientemente, la Bolsa de Comercio de Santa Fe publicó un informe en el que se analiza el comportamiento de las exportaciones de lácteos de los últimos diez años en el país. En el mismo, se destaca a la lechería como un sector con una notoria importancia económica y social para Santa Fe, y especialmente para los departamentos de la zona central de la provincia, donde se ubica la principal cuenca lechera del país y un gran número de industrias lácteas.

A su vez, el estudio resalta que en "la última década, el sector ha atravesado diversas fases económicas positivas y negativas, en general atadas a la evolución de las cotizaciones internacionales de los principales productos lácteos que Argentina exporta, las políticas comerciales llevadas adelante por el gobierno nacional y los eventos climáticos que afectaron la región".

En esa línea, en la última década más de la quinta parte de la producción total del país fue exportada como diferentes productos lácteos, por un total de 12.342,8 millones de dólares y 3,5 millones de toneladas en dicho período, teniendo su pico en cuanto a volumen entre 2011 y 2013 gracias a ventas anuales superiores a las 400.000 toneladas.
"Hoy, de los ocho millones de litros diarios, no sé si llegamos a seis millones. Hoy todavía, yo calculo que la caída debe rondar el 30%" - Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe
En tanto, el año pasado, una nueva caída en los volúmenes exportados de productos lácteos (-10,2% con respecto a 2014) en conjunto con menores precios (-24,1%) hizo que se registre una disminución en el ingreso por ventas al exterior del 31,9%, la mayor caída en más de veinte años.

A pesar de esa baja, en los meses transcurridos de 2016 los resultados obtenidos en el sector externo continúan agravándose. En el primer semestre argentina exportó solo 142.301 toneladas de lácteos, cifra que representa un 9,1% menos que lo vendido al exterior en igual período de 2015, y debido a que los precios internacionales continuaron a la baja las exportaciones en dólares cayeron un 35,2% respecto al primer semestre de 2015.

Marcelo Bargellini, a cargo de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales de la provincia sostuvo que "al caer los precios internacionales en 2015, al sector industrial le convino más vender la mercadería en el país y eso produjo que haya una sobreoferta de productos lácteos en las góndolas locales".
Embed

"Eso fue lo que se dijo, y que por eso cayó el precio del litro de leche que le pagaban a los productores. Pero, cuando subieron los costos locales por la baja de retenciones, la suba del dólar y demás, eso no se reflejó en el precio a los productores", indicó.
Por su parte, analizando los números, Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe sostuvo a Diario UNO que la baja de exportaciones se produce porque a nivel internacional los precios son bajos, y a las empresas no les conviene exportar sino vender en el mercado interno que tiene un mejor precio.

"Esto es histórico, y este año en particular hay dos motivos, el precio internacional y segundo no hay leche para exportar tanto por la crisis hídrica, como por la falta de rentabilidad", explicó.

Embed

"Acá se han ido muchas vacas y muchos tambos, pero no solo por lo hídrico, sino por la falta de rentabilidad. Hay sectores que no estuvieron inundados pero que están vendiendo las vacas porque les conviene pasarse a la agricultura", agregó.
En ese contexto, Aimaro reflejó que a nivel país este año hubo una caída en la producción de 23% con respecto al año anterior, y que en los peores momentos de la crisis hídrica, la baja en la provincia fue superior al 50%.
"Hoy, de los ocho millones de litros diarios, no sé si llegamos a seis millones. Hoy todavía, yo calculo que la caída debe rondar el 30%. Entonces por más que haya un gran precio afuera, no hay leche. Pero, ¿qué ocurriría si el precio mejorara?, se preguntó finalmente.