Destacados2016
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Demostró que la enseñanza en el Nivel Inicial trasciende el género

En agosto de este año Diario UNO dio a conocer la historia de Martín Peiteado, el joven que demostró que la enseñanza en el Nivel Inicial trasciende el género. Él se desempeña como docente de preescolar en el Jardín Nº 1.215 Ceferino Namuncurá del barrio Yapeyú desde hace seis años, respaldado por sus colegas, directivos, y familiares.
"Siempre pensé que me quería dedicar a la docencia, y a decir verdad nunca me había planteado lo de ser maestro jardinero porque tenía internalizada la idea de que era una profesión de mujeres. Por eso al principio, cuando terminé la secundaria, pensé en estudiar profesorado de educación física, pero un día me encontré con un amigo que me contó sobre otro que trabajaba de esto y me entusiasmé con probar. Fui al instituto Sara Faisal a averiguar sobre la carrera y me anoté", comenzó a relatar el joven y siguió: "Es todo un tema animarse al desafío de imponerse a los prejuicios sociales, pero creo que lo que me ayudó siempre fueron las ganas de hacer lo que sabía que me iba a gustar ejercer en el futuro".
En esa línea, el docente remarcó el importante apoyo que recibe de parte de los papás de sus alumnitos y también de la comunidad en general, que al conocer su historia a través de los medios, le dejaron "muy lindas palabras de apoyo".
"Me encantó ver que muchos hayan rescatado mi trabajo y hasta que algunos me hayan tomado de ejemplo, es reconfortante saber que mi elección profesional tiene un significado social y que puede servir para demostrar que no existen condiciones cuando se trata de hacer lo que a uno le gusta", concluyó.