Santa Fe
Viernes 30 de Septiembre de 2016

Desagüe Espora: una obra estratégica para el Norte de la Ciudad

En el marco del Plan Norte, el próximo 3 de octubre se abrirán los sobres de la licitación para la construcción del Desagüe Espora. Demandará una inversión superior a los $ 259 millones que serán financiados por el Gobierno nacional.

A partir del convenio rubricado en agosto pasado entre el ministro de Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, y el intendente José Corral, se puso en marcha el proceso para la concreción del desagüe Espora, una obra que será financiada íntegramente por el Gobierno nacional. Se trata de uno de los conductos hídricos troncales en el Norte de la ciudad que permitirá dar solución a los problemas recurrentes de acumulación de agua en la zona de la Cuenca Flores, un sector donde viven más de 70.000 santafesinos.
En el marco del Plan Norte, la construcción de esta obra hídrica emblemática permitirá conducir los excedentes pluviales desde la zona de Facundo Zuviría y Risso, hacia el Oeste y hasta el Reservorio Hipódromo, desde donde el agua sale al río Salado a través de la Estación de Bombeo Nº 5. A lo largo de unos 4 kilómetros, este "arroyo subterráneo" colectará el agua de lluvia de barrios Sarmiento, San Martín, San José, Belgrano, Facundo Quiroga, Villa Las Flores, Scarafia, Los Ángeles y el Tránsito, de manera directa.
Con el financiamiento de la Nación, esta obra de ingeniería hidráulica, demandará una inversión de $259.080.254,41, según se establece en los pliegos licitatorios. Los trabajos incluyen la construcción del conducto hídrico y de obras complementarias como bocas de tormenta y registro, cámaras de transición, y conexión con las demás obras hídricas existentes. Tienen un plazo de ejecución de 24 meses, estando prevista su licitación el próximo 3 de octubre.

Obra clave
"El desagüe Espora es una obra muy importante, que demanda una inversión cercana a los $ 260 millones y beneficiará una cuenca donde viven unas 70 mil personas, en el Norte de la ciudad", señaló el intendente José Corral. En esta línea, valoró que se trata de "un aporte que realiza el Gobierno de la Nación que nos permite ir completando el Plan Director de Desagües de la Ciudad". En ese punto, el mandatario local destacó que la obra, que se enmarca dentro del Plan Norte, "va a resolver un problema recurrente de Facundo Zuviría que, como se hizo sin desagües, justamente a la altura de calle Espora se inunda e incluso entra el agua en los domicilios. Y si la lluvia es muy intensa, permanece el agua en la calle durante varios días, con muchos problemas de tránsito". Además, el Intendente apuntó que "es una obra muy significativa porque atraviesa los barrios Sarmiento, San Martín, San José, Belgrano, Facundo Quiroga, Villa Las Flores, Scarafia, Los Ángeles y el Tránsito, de manera directa. Son sectores donde después podremos hacer el cordón cuneta y los pavimentos definitivos". Luego, el Intendente destacó que "se trata de una obra que va generar en forma directa unos 100 puestos de trabajo durante por lo menos dos años -que es el plazo de obra-, e indirectamente pone en marcha la economía de la ciudad, por todo lo que moviliza una obra de estas características".
Corral 2.JPG

Cuenca Flores
Como una de las obras de infraestructuras fundamentales incluidas en el Plan Norte, el desagüe Espora se inscribe en el Plan Director de Desagües Pluviales desarrollado por el Instituto Nacional del Agua. "Es uno de los colectores más importantes de la Cuenca Flores que se viene a complementar con el Larrea, que ya se está ejecutando con financiamiento de la provincia", destacó el secretario de Recursos Hídricos, Felipe Franco, y apuntó: "Ambos descargan en Camino Viejo a Esperanza y constituyen casi el 90 % del drenaje de esta extensa cuenca".
En este sentido, subrayó que la obra "posibilitará sanear de manera conjunta, sectores como Pompeya, el punto neurálgico de Facundo Zuviría y Espora, y a su vez a todos los barrios atravesados en su recorrido, entre Camino Viejo a Esperanza y calle 1º de Mayo, como Sarmiento, San Martín, San José y Belgrano, entre otros. Pero de manera indirecta, al trabajar conjuntamente con los desagües Larrea, Guanella y Ayacucho, saneará todo lo que se denomina Cuenca Flores y que abarca aproximadamente desde Estanislao Zeballos hasta Gorriti, y desde 1º de Mayo hasta Camino Viejo a Esperanza. Es decir, incluye barrios como Pompeya, Los Ángeles, Bernardo de Irigoyen por citar algunos de los que están comprendidos en este amplio sector de la ciudad".

Desagüe del Norte
Tratando de establecer un punto de comparación, el Colector Principal Espora tiene una longitud de casi el doble respecto del Desagüe Larrea, y el triple con relación al Entre Ríos ubicado en la zona Sur. En tanto que, "con el conducto Lavaisse, aunque cuentan con un longitud similar, el Espora abarca un sector mucho más amplio y por lo tanto desde el punto de vista hídrico sanea un área más grande. Por esto, se constituye en el Desagüe del Norte" afirmó el secretario de Recursos Hídricos.
"En cifras, puntualizó, una vez conluida la obra, será capaz de evacuar unos 23 metros cúbicos por segundo de agua de lluvia, que es comparable con cualquiera de los arroyos subsidiarios del Río Salado. Esto significa que será capaz de transportar más de 82.000.000 millones de litros de agua de lluvia por hora, un dato relevante que marca la importancia de este desagüe" resaltó.

Sector por sector
A lo largo de los más de 4 kilómetros de recorrido, el Desagüe Espora, contará con distintas secciones. Manteniendo en toda su extensión una altura de 1,20 metros, desde su desembocadura en Camino Viejo a Esperanza y calle Estanislao Zeballos, avanza por esta calle hasta Servando Bayo donde bifurca por Boneo, para cruzar luego Avenida Blas Parera y continuar por Espora hasta Lamadrid, y por esta llegar Vieytes. En todo este sector contará con un triple vano de 2,60 metros ancho.
A partir de Vieytes, cruzará Avenida Peñaloza hasta llegar a calle Santiago de Chile, manteniendo el triple vano, pero ya con una sección de 2,30 metros. Continuando por Santiago de Chile, ahora con un doble vano de 2,30 metros de ancho, avanzará hacia el Norte hasta Risso y por esta hasta San José. Allí, volverá a reducir su sección a 2 metros, hasta llegar a la intersección con Facundo Zuviría. Finalmente, luego de cruzar esta Avenida, seguirá como un solo conducto de 1 x 1,20 metros hasta calle 1º de Mayo.

Plan de obra
Si bien el conducto es uno, por el plazo de ejecución previsto de 24 meses, el proceso constructivo de todo el desagüe exige desarrollarlo a partir de dos frentes de obra, siempre trabajando desde aguas abajo hacia arriba. "Esto permite que a medida que avanza la construcción, el conducto comience a funcionar parcialmente" explicó el secretario de Recursos Hídricos.
En este sentido Felipe Franco, detalló que "los dos frentes de trabajo son: uno en el punto de descarga situado en Camino Viejo a Esperanza y Estanislao Zeballos, y el otro corresponde a la intersección de Vieytes y Avenida Peñaloza. Este frente permitirá ir dando una respuesta parcial a este sector al conectar con el conducto hoy existente por debajo de Peñaloza y que se vincula con los desagües Larrea y Guanella" explicó.

Obras localizadas
Finalmente, es importante recordar que más allá de la importancia y trascendencia de la obra del Colector Principal Espora, el Gobierno de la Ciudad impulsó un plan de obras localizadas en zonas aledañas a este para resolver problemas puntuales, y así al momento de tener la el desagüe troncal, tener todo resuelto.
"La obra trabajará en forma conjunta con una de las intervenciones, como el desagüe pluvial Vieytes, entre la avenida Peñaloza y Santiago de Chile" mencionó a modo de ejemplo el funcionario. "Además, hay otras obras complementarias como el desagüe Azcuénaga o el conducto Pavón-Ayacucho, que más allá de mejorar localmente un sector, van a permitir un funcionamiento óptimo de toda la Cuenca Flores. Esto, porque el agua se distribuye más equitativamente, y por lo tanto la evacuación será mucho más rápida".