Santa Fe
Jueves 18 de Agosto de 2016

Doble crimen de barrio Cabal: un familiar que busca justicia

A Víctor Sánchez le mataron a sus familiares el último Viernes Santo. Este jueves se constituyó como querellante en la causa que tiene imputados a "Germancito" y a "Martincito"

"Fui víctima y hoy me siento contento y triste a la vez", explicó Víctor Sánchez sobre el sabor que le deja constituirse como querellante en la causa que investiga el asesinato de su padre y su hermano ocurrido el pasado 25 de marzo en barrio Cabal, cuando un sujeto ingresó al almacén familiar –ubicado en Estanislao Zeballos al 5500– y disparó salvajemente contra él y sus familiares.

•LEER MÁS: Venganza y muerte en Bº Cabal: investigan los crímenes ocurridos


Este jueves en la Sala 2 de los tribunales penales, el muchacho que fue impactado con una bala en su pecho se cruzó con el principal imputado, Germán Alejandro C., alias "Germancito". De ahora en más la víctima tendrá participación activa en el proceso judicial a través de los abogados del Centro de Asistencia Judicial (CAJ) –Federico Lombardi y Agustín Roubineau–, luego de que el juez penal Nicolás Falkenberg homologue el acuerdo y permita dicha constitución.

•LEER MÁS: Todas las derivaciones de los asesinatos y heridos que dejó la balacera en el barrio Cabal


El relato del dolor
"Fue una cosa de no creer. Como cualquier persona vino a comprarme una cerveza aquella tarde. Venían los dos, él –por «Germancito»– y el otro imputado, «Martincito». Uno se queda en la mitad del camino, mientras que el otro viene con un envase de cerveza y me pide una. Cuando termino de dar la vuelta siento el disparo en el pecho. Creí que me había pegado en el brazo. Me caigo y levanto la cabeza, veo a mi nena corriendo y llorando, se tira encima mío y me decía: «No papi, no te vayas» y escucho más disparos. Observo que se pone delante de mi hermano y siento el otro disparo. Y ahí cuando levanto la cabeza como puedo veo que pasa corriendo uno y fue una ráfaga de tiros", de esa manera, Sánchez (28) contó a Diario UNO sobre lo que fue aquella aterradora y desgarradora tarde del Viernes Santo del 25 de marzo, donde su padre, Daniel Danilo Sánchez (50) y su hermano Daniel Roque Sánchez (30), perdieron la vida a causa de impactos de bala provenientes de un arma calibre 40, mientras que Víctor fue también herido en la misma zona por lo que debió ser derivado al hospital José María Cullen para ser asistido.
•LEER MÁS: B° Cabal: tres asesinatos y dos heridos luego de intensas balaceras


El calvario vivido
Víctor permaneció internado en el Cullen durante varios días y de milagro pudo salvarse. Con mucho dolor tuvo que salir a trabajar y a su vez afrontar un calvario que nunca jamas creyó que iba a tocarle a él, su mujer y su propia hija. Es que la trágica tarde donde fueron asesinados su padre y hermano no iba a terminar allí, sino que tuvo que sufrir una serie de amenazas e intimidaciones contra él y su familia.

"Me sacaron las chapas de mi casa, las aberturas, la ropa", destacó sobre lo que sucedió cuando él se encontraba internado. "Nos tiraban tiros. Ella –por su pareja– estaba en casa y yo le dije que se vaya porque le iban a pegar", agregó con lágrimas en sus ojos. "Me tuve que ir porque eran amenazas continuas. Así dejamos la casa y nos quedamos sin nada... Por ellos, nos quedamos sin nada. Ahora vivimos en otro lado pero sin nada. Estamos empezando de vuelta", explicó sobre el infierno que buscaron evadir junto a su compañera de vida y madre de su hija, ya que debieron marcharse de la ciudad de Santa Fe.

Embed

"Yo soy una persona inocente, un laburante que no tiene antecedentes. Hace ocho años que estoy en la misma empresa y siempre le di para adelante", señaló. Consultado sobre cuál fue el motivo a que llevó al asesino a realizar semejante acto salvaje, Víctor dijo no entender qué fue lo que motivó para realizar semejante ataque brutal. "Nosotros nunca nos metimos con nadie. Yo de mi casa al laburo. Mi viejo era panadero, vendía pan en la calle. Mi hermano verdulero. Todo la gente a la que preguntás en el barrio sabe que era buena persona", aclaró.

"Por la muerte de mi hermano, su familia terminó en la calle porque él era el sostén de todo. Mi sobrina y su mujer lamentablemente quedaron en la calle", concluyó el muchacho, que en la actualidad debe cargar con el dolor por la muerte de sus familiares, el trauma de su hija que vio todo el suceso y una sed de justicia que, según dijo, pronto se calmará.

Una causa que irá a juicio
Por aquel doble crimen fueron imputados dos jóvenes: "Germancito" y Martin A., alias "Martincito": los mismos fueron acusados por el delito de "doble homicidio agravado por el uso de arma de fuego" y "tentativa de homicidio" en perjuicio de Víctor Sánchez, el único sobreviviente de aquella trágica tarde.

Vale recordar que "Germancito", luego del suceso se dio a la fuga y fue encontrado el 2 de abril en la localidad de Alejandro Korn, partido de San Miguel –provincia de Buenos Aires–, luego de un procedimiento de averiguación de antecedentes de policía bonaerense.

Posteriormente fue trasladado a la capital provincial donde se le dictó la medida cautelar de prisión preventiva. Por su parte, el otro acusado del doble crimen, "Martincito", también fue arrestado en barrio Cabal cuando tenía en su poder una pistola.

•LEER MÁS: Nessier dijo que hay evidencia para imputar a "Germancito"

Sobre el mismo pesaba un pedido de captura por lo que fue puesto a disposición de la Justicia, pero cuando se pidió su prisión preventiva se determinó que el arma que tenía en su poder no estaba apta para el disparo con lo que se determinó una serie de medidas alternativas a la prisión preventiva. De todas maneras continúa imputado en la causa y transitará el proceso –por ahora– en libertad hasta que llegue el juicio oral y público que buscará hacer justicia para Víctor Sánchez y su familia.


Un imputado en dos causas graves
Germán Alejandro C. no solo está imputado en el doble crimen de barrio Cabal, sino que sobre él pesa otra imputación por el homicidio de Iván Elías Albarengo, de 12 años, el cual murió el 22 de enero de este año en Boneo al 5600, del barrio La Loma, luego de que una balacera se desató contra una vivienda. El niño fue impactado en el parietal derecho y tuvo salida por el parietal izquierdo por lo que debió ser asistido en el hospital de niños Orlando Alassia, donde permaneció cinco días hasta que se produjo su deceso.

•LEER MÁS: Caso Alvarengo: imputaron al único detenido y pedirán prisión


Por aquel caso, también fueron imputados dos jóvenes: Alejandro B. (24), alias "El Porrón" y Leandro A. (20). Los investigadores sostienen que estos tres sujetos fueron quienes a punta de pistola comenzaron a disparar contra una vivienda ubicada en esa zona de Las Lomas y como consecuencia hirieron al menor Albarengo, que quedó en medio de los disparos.