Santa Fe
Viernes 03 de Febrero de 2017

El Conicet celebra sus 59 años, en el marco de un contexto complejo

El organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología fue fundado el 5 de febrero de 1958. Este año enfrentará el desafío que implica el recorte presupuestario

El Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) –dependiente del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación– es el principal organismo dedicado a la promoción de la ciencia y la tecnología en la Argentina. Se creó el 5 de febrero de 1958 y tiene su sede en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
La institución surgió para promover el desarrollo de la investigación científica y tecnológica en el país. Al frente de la primera etapa estuvo Bernardo Houssay, premio Nobel de Fisiología y Medicina. En la actualidad, se mantiene la impronta bajo la conducción del físico Hermenegildo Alejandro Ceccatto.
Si bien en los últimos años, las políticas de promoción de la ciencia nacional han generado un importante crecimiento, tanto en la cantidad de investigadores y becarios como en el número de institutos y en la inversión en infraestructura, las perspectivas para este 2017 no son alentadoras.
Desde octubre del año pasado, los investigadores, en Santa Fe y en distintos puntos del país, expresaron su preocupación por el recorte establecido en el Presupuesto nacional para el área. En varias oportunidades realizaron manifestaciones y repudios a la decisión de no seguir incentivando el sector. Incluso llevaron los reclamos hasta la sede de la Legislatura santafesina.
El propio Consejo Directivo del Centro Científico Tecnológico (CCT) Santa Fe envió dos notas al director de Conicet para expresar su preocupación por el impacto negativo que tendría en la actividad científica y, por lo tanto, en el desarrollo del país.
Cuando el presupuesto estuvo aprobado y se conoció que una gran cantidad de científicos recomendados no podrían ingresar, por falta de fondos, a la carrera de investigador del Conicet, el conflicto se profundizó. A nivel nacional se realizó la toma, durante cinco días, de la sede del Ministerio de Ciencia y Tecnología.
Entonces el gobierno nacional revió su decisión y se comprometió a integrar a esos científicos a distintas áreas para que puedan seguir desarrollando sus líneas de trabajo. Hace unos días, los investigadores que conformaron una red federal anunciaron el fin de la tregua y esperan mayores precisiones sobre cómo se mantendrán esas fuentes de trabajo.

Santa Fe
Más allá de esas dificultades, el Conicet CCT Santa Fe cerró el 2016 con la concreción de importantes instancias administrativas que permite el correcto funcionamiento de los institutos y con la inauguración de la sede del Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral (IHUCSO), en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).
"Este instituto es uno de los 15 de la región con la estructura de doble dependencia: 13 de ellos con la UNL, uno con la (Facultad Regional Santa Fe de la) Universidad Tecnológica Nacional y otro con la Uader (Universidad Autónoma de Entre Ríos) en la provincia de Entre Ríos. En casi todos hay una situación de regularidad institucional; ese hecho, sumado a este tipo de inauguración, es muy reconfortante", dijo Ulises Sedran, director del CCT Conicet Santa Fe, durante la inauguración del espacio.


Características y campos en los que se trabaja
El Conicet desarrolla actividades en cuatro grandes áreas: Ciencias Agrarias, Ingeniería y de Materiales; Ciencias Biológicas y de la Salud; Ciencias Exactas y Naturales y Ciencias Sociales y Humanidades.
La primera comprende las siguientes disciplinas: ciencias agrarias; ingeniería civil, mecánica, eléctrica e ingenierías relacionadas; hábitat, ciencias ambientales y sustentabilidad; informática y comunicaciones; ingeniería de procesos, productos industriales y biotecnología; desarrollo tecnológico y social y proyectos complejos.
La segunda, ciencias médicas, biología, bioquímica y biología molecular, y veterinaria. La tercera, ciencias de la tierra, del agua y de la atmósfera; matemática, física, astronomía y química. Y la cuarta, derecho, ciencias políticas y relaciones internacionales; literatura, lingüística y semiótica; filosofía, historia, geografía, antropología social y cultural, sociología, comunicación social y demografía; economía, ciencias de la gestión y de la administración pública; psicología y ciencias de la educación; arqueología y antropología biológica.
El Consejo integra investigadores, becarios, profesionales, técnicos y administrativos, quienes en su mayoría trabajan en universidades nacionales, organismos de investigación y en unidades ejecutoras y de administración territorial.
Entre los objetivos del Conicet se destaca el fomentar y financiar la investigación científica y tecnológica y las actividades de apoyo orientadas al avance científico y tecnológico en el país, al desarrollo de la economía nacional y al mejoramiento de la calidad de vida; subsidiar proyectos de investigación; organizar y financiar institutos, laboratorios y centros de investigación que funcionen en universidades y en instituciones oficiales o privadas, o dependientes. También asesorar a entidades públicas y privadas.

Estructura
Hasta diciembre del año pasado, el Conicet contaba, en todo el país, con 9.236 investigadores, 10.092 becarios de doctorado y posgrado, 2.553 profesionales y técnicos de apoyo, y 1.584 administrativos.
Su estructura está organizada en más de 200 institutos y centros de investigación de doble dependencia con universidades nacionales; centros de investigación multidisciplinarios y de investigación y transferencia; 240 unidades ejecutoras; 14 centros científicos y tecnológicos –uno de ellos es el CCT de la ciudad de Santa Fe.
También dispone de oficinas de divulgación científica y de comunicación social y de programas (como Voc.Ar; + Valor.doc; Paísciencia y Ciencia y Justicia) de promoción y fortalecimiento de los lazos entre la comunidad científico-tecnológica y la sociedad.