Santa Fe
Lunes 22 de Agosto de 2016

El Ejecutivo y el Poder Judicial vuelven a cruzarse por la seguridad

El gobernador insistió con que "nadie mire para el costado". La Corte advirtió que desde el Ejecutivo se ataca la independencia judicial

En los últimos días funcionarios del Ejecutivo y referentes del Poder Judicial cruzaron acusaciones por los hechos de inseguridad que se suceden tanto en Rosario como en gran parte del territorio provincial. Este lunes fue el gobernador Miguel Lifschitz quien dijo que "nadie puede mirar para el costado". Las palabras del mandatario fueron para la Justicia. En tanto, este lunes por la tarde, la Corte Suprema de Justicia de la provincia hizo notar su malestar ante "las declaraciones públicas infundadas" de algunos funcionarios del Ejecutivo provincial y que consideraron "lesivas de la independencia del Poder Judicial".

El ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro, desde hace meses que viene criticando la tarea de algunos jueces por la facilidad con la que delincuentes que son atrapados por la policía rápidamente vuelven a la calle. En los últimos días, Pullaro dijo: "Los que tenemos responsabilidad en seguridad no nos podemos hacer los boludos".
Embed

Con mayor diplomacia, pero con la misma insistencia, ante la pregunta de qué análisis hace del rol de la Justicia, el gobernador respondió en el mismo sentido: "Aquí nadie puede mirar para otro lado. El ministro Pullaro lo dijo de manera más contundente. Pero en definitiva se trata de esto: cada uno tiene que asumir sus responsabilidades y cada uno tiene que hacer autocrítica. Es muy fácil tirarle la pelota al otro".
"Creo que hay un rol importante de la policía; hay un rol importante de la Justicia; hay un rol de los gobiernos locales; y hay un rol del gobierno nacional, y cada uno tiene que asumir lo que le corresponde", sostuvo.
Por su parte, los jueces de la Corte firmaron este lunes una acordada para hacerles llegar su preocupación al gobernador. Remarcaron que las "sucesivas declaraciones públicas infundadas" de funcionarios del Poder Ejecutivo provincial, "no se corresponden con el necesario diálogo institucional que debe caracterizar la relación entre los poderes del Estado". Además, que las mismas "resultan lesivas de la independencia del Poder Judicial –que, vale señalar, constituye una garantía de los ciudadanos y no un privilegio del juez–" y que la Corte "considera oportuno expresar su profunda preocupación en torno al tema".
Embed

En ese sentido, solicitó al "Poder Ejecutivo que, desde esa órbita, se adopten las medidas tendientes a preservar las relaciones institucionales propias del funcionamiento del estado de derecho".
"Es fácil cuestionar a la policía"
Lifschitz reconoció que "es un momento muy difícil" y dijo que esto "no es para cualquiera. Pero creo que tenemos buenas respuestas. Yo estoy conforme, no soy de los críticos de la policía porque es fácil cuestionar a la policía. Es como que está de moda. Pero también hay que reconocerles el esfuerzo, el compromiso, el trabajo eficiente de muchos de ellos. Creo que tenemos que seguir mejorando", admitió.

El mandatario dijo que hay que "seguir adelante con todo lo que es la transformación policial que creo que va por buen camino y vamos a ir viendo buenos resultados. Lamentablemente a veces se producen picos pero vamos a seguir trabajando en esa dirección".

Al ser consultado sobre si habrá más cambios en la fuerza, Lifschitz no lo descartó, pero expresó: "Espero que no. Uno siempre apuesta a la permanencia pero es una estructura muy grande; son 22.500 efectivos, son 19 regionales, algunas muy pesadas como la de La Capital, Rosario y Rafaela. Dentro de los cuadros que tiene la fuerza policial vamos tratando de elegir aquellos que tienen el mejor perfil".
Embed

Además adelantó que convocó al ministro Pullaro a "una reunión importante" para hoy donde también estarán "todos los jefes de policía de la provincia que están actuando en la región de Rosario y los fiscales" y la semana siguiente se hará lo mismo en Santa Fe.

Por otra parte le pidió a los legisladores aprobar las reformas en el sistema procesal penal porque eso les va a dar más herramientas a los fiscales. También prometió acelerar la compra de equipamiento y la dotación de algunos cargos que le está faltando al sistema penal en la provincia.

Finalmente aseguró que el contacto con el gobierno nacional es permanente para coordinar la presencia de las fuerzas federales. "Esta es una batalla larga, lo dijimos desde el principio. No vamos a ganar esta guerra rápidamente, pero necesitamos seguir insistiendo y avanzando en un plan de trabajo que nos planteamos desde el primer día y en el que necesitamos avanzar, si se quiere, más rápido", aseguró.