Santa Fe
Jueves 14 de Julio de 2016

El gobierno estudia mudar la sede del Tribunal Electoral provincial

Aún restan detalles para firmar el contrato de alquiler del nuevo edificio que estaría en la zona de 1º de Mayo y General López. El actual no está preparado para las tareas que demanda esa dependencia

Luego de tener la sede del Tribunal Electoral durante años en Bulevar Pellegrini 2947, el gobierno de la provincia estudia mudar esa dependencia. Desde hace dos meses el ministro de Gobierno, Pablo Farías, dio el visto bueno y la Dirección de Reforma Política y Constitucional puso en marcha el proceso.
En primer lugar se solicitó a las inmobiliarias locales un listado de inmuebles con ciertas características y en base a eso –a pesar de no contar con muchas opciones– se fueron eliminando alternativas hasta llegar a un edificio que es el que más se ajusta a las necesidades de la Secretaría Electoral. Sin embargo, aún se están haciendo las tramitaciones legales y administrativas correspondientes para acordar con los propietarios del inmueble, firmar el contrato de alquiler y terminar de sellar el traslado.
El edificio que más se adapta a lo que quieren los técnicos del gobierno se ubica en la zona que está entre Casa de Gobierno y la Legislatura. Es una edificación a estrenar que tiene cuatro plantas abiertas –que no tiene separaciones internas– de 500 metros cuadrados cada una. Eso tiene una ventaja y es que se puede hacer un diseño interno con tabiques de acuerdo a las necesidades.
Entre las características a tener en cuenta la provincia buscaba un lugar que soporte un uso intensivo durante los años electorales y que también se adapte al trabajo cotidiano que tiene esa dependencia en los años que no hay elecciones. Por eso, dos plantas se van a destinar a oficinas, archivo y todo lo que tiene que ver con el funcionamiento habitual de la Secretaría. Mientras que de las otras dos una tendría como destino el almacenamiento de urnas y el otro para el escrutinio.
El titular de la Dirección de Reforma Política y Constitucional, Oscar Blando, sostuvo: "La actual sede es antifuncional, no era digna de los trabajadores y eso se lo hicimos saber a los gremios y no era un lugar presentable al momento de la elección, no solo para los partidos políticos, para los apoderados, sino también pensemos en los observadores nacionales e internacionales. Me parece que si logramos ir al nuevo edificio vamos a dar un salto cualitativo institucional y laboral".
Por su parte, Mariano Romero Acuña, asistente técnico de esa Dirección le dijo a Diario UNO que se necesita uno de esos pisos completo para el almacenamiento de urnas y documentación. Además, se necesita otro piso entero para hacer los escrutinios.
"En el edificio actual siempre tuvimos problemas. Los escrutinios eran un desastre porque había que hacerlos en espacios separados, en diferentes lugares, no había espacio. La cantidad de mesas que podíamos armar dependía del espacio que teníamos, cuando en realidad debe ser al revés y tener la cantidad de mesas que necesitáramos y no la que podíamos. Este espacio nos permitiría tener unas 30 mesas de escrutinio, mientras que en el anterior podíamos armar 20 poniendo gente en todas las piecitas y con muchas incomodidades", remarcó.
"Hay lugares del actual edificio que son injustos hasta para los propios empleados que tienen que estar en oficinas cerradas, sin ventanas. No es un edificio adaptado para albergar oficinas", añadió.
Uno de los datos a tener en cuenta es que se aproxima un año electoral. Si bien el gobierno provincial aún no fijó la fecha de las elecciones para concejales, intendentes –donde corresponda– y presidentes comunales, la referencia inmediata es la del año pasado cuando las primarias se hicieron en abril y las generales en junio. Por lo tanto los tiempos, si bien aún no apremian, son escasos.
"En la administración pública nosotros no podemos eludir pasos porque queremos que sea todo transparente y que no haya dudas ni especulaciones", dijo Romero Acuña quien aseguró que "la idea es estar lo más próximo posible para mudar la Secretaría".
En el caso de que surja alguna traba para alquilar el edificio elegido, el gobierno buscará poner en mejores condiciones la sede actual. "Nos parece que no cumple con las necesidades de la Secretaría y algunos lugares tienen en mal estado la estructura por lo que habría que hacer algunas modificaciones. En ese lugar tenemos que salir a subsanar problemas que en el edificio nuevo no se producirían", argumentó.
Los trámites administrativos estarían muy encaminados y no faltaría tanto tiempo para que se firme el contrato de alquiler. A partir de ese momento se realizarían todas las tareas necesarias para acondicionar las instalaciones y mudar la dependencia antes de fin de año. Eso permitiría garantizar que el año que viene el proceso electoral se realice con la mayor normalidad posible.