Santa Fe
Jueves 28 de Septiembre de 2017

El joven agredido por su pitbull sufrió heridas leves

Así lo confirmaron desde el Hospital Cullen donde el propietario del animal fue asistido. Desde la policía aconsejan tener conocimientos antes de adquirir un perro de esta raza.

Desde el hospital José Maria Cullen confirmaron a UNO Santa Fe que el propietario del animal fue dado de alta esa misma tarde tras haber recibido las atenciones que este tipo de casos requiere.

El dueño del perro fue identificado como Emerson Serra de 26 años, quien al momento de ser atendido en el nosocomio presentaba heridas en ambos antebrazos con moretones, sin embargo no requirió sutura. "El paciente estaba bien, se hicieron placas de control y no hubo lesiones óseas", indico a UNO Santa Fe el doctor César Pauloni, subdirector del Cullen.

En ese sentido agregó que el joven se retiró una vez que se le dieron todas las indicaciones en conjunto con los antibióticos y analgésicos indicados en casos de esta naturaleza.

"El joven refirió que estaba separando al perro de una pelea con otro y en eso fue atacado", recordó el profesional de la salud.


En torno a este tipo de casos el doctor Pauloni aseguró que aquellos que involucran a la raza pitbull siempre logran notoriedad. "El hospital recibe lesiones de otro tipo de razas, quizás más chicos que muerden y producen lesiones", agregó el profesional. En relación al número sostuvo que estos no son demasiados y en promedio el Cullen atiende uno por semana.

En todos los casos se administran los antibióticos correspondientes.

Los consejos
En la mañana de este jueves integrantes de la Brigada Perros de la policía de Santa Fe brindaron una conferencia de prensa en la cual explicaron los detalles que rodearon este caso.

"Fuimos notificados por el 911 de una persona que había sido agredido por un perro raza pitbull", relató el subcomisario Juan Vergara, Jefe de la Sección Perros. De forma inmediata el personal se hizo presente en el lugar y como las recomendaciones para este tipo de casos indican, se tuvo que inmovilizar al perro que quedó en guarda del padre del propietario.

"Fueron lesiones leves, en la zona de los brazos — explicó Vergara—. Lo que tenemos entendido es que el perro se había peleado con otro callejero en la vereda e intentaron separarlos, eso produjo que se redireccionara la agresión que tenía al perro y terminó mordiendo al dueño", reiteró el responsable de la Sección Perros.

Al ser consultado sobre el número de casos que se presentan de esta naturaleza Vergara recomendó que antes de adquirir este tipo de razas es aconsejable tener conocimientos sobre las características del animal. "Por lo general se adquieren porque es lindo, grande, da miedo o está de moda, pero no nos interiorizamos en la genética del animal. Yo no puedo tener un perro pitbull en un departamente de dos por dos o en un balcón para que pasee, es obvio que el animal se va a estresar y empezará con comportamientos extraños", sostuvo Vergara.

Más allá de la genética del animal, es importante tener en cuenta otros cuidados que colaboran a formar el carácter y en determinada manera, las reacciones que pueda llegar a tener el animal a futuro al salir a la vía pública.
En ese sentido el oficial Gastón Ojeda aclaró que se deben tener en consideración tres factores fundamentales.
1. Los límites, en ese aspecto aclaró que por lo general las personas tratan de humanizar al animal.
"El perro es un animal, si tratamos de humanizarlo se va a sentir raro va a tener conductas indeseadas que después desencadenan en una agresión como sucedió en este caso", explicó Ojeda.
2. Recreacion. Es recomendable que el animal realice paseos más o menos 25 a 45 minutos diarios, dado que se trata de un animal que tiene mucha energía, debe gastarla.
3.Recompensas. Hay que mostrar al perro que está haciendo algo bien, no que todo está mal, de lo contrario inconscientemente se genera una reacción negativa que puede desencadenar en una conducta negativa.
"Hay que saber de dónde viene el animal, sus padres conseguir información y ambientarnos en el lugar del perro. Estudiarlo, verlo antes", aconsejó Ojeda.

La diferencia entre las agresiones que puede provocar esta raza en comparación con otra reside en la presión de la mordida que un pitbull ejerce. "Un pitbull hay que calcular tiene 100 kilos de presión, y un caniche no hace ese daño, por eso la diferencia", destacó el oficial quien punto y seguido agregó que en determinadas razas, como es el caniche se trata de humanizarlo sin dejar de contemplar que puede tener conductas agresivas. "Tiene esa conducta, es muy diferente pero no nos va hacer un daño como el pitbull. Si se humaniza un perro, puede direccionar una agresión, por eso es importante que haya límites, que entiendan que el amo manda", finalizó Ojeda.