Santa Fe
Jueves 23 de Junio de 2016

El PJ pide menos deuda; el Ejecutivo advirtió que se harán menos obras

Los senadores justicialistas solo aprobarían la mitad de los 1.000 millones de dólares que quiere Miguel Lifschitz. Ahora se deben consensuar cuáles son las prioritarias

La discusión por el proyecto de endeudamiento le está costando al Ejecutivo mucho más de lo que esperaba. Este jueves el ministro de Gobierno y Reforma del Estado, Pablo Farías, hizo una visita sorpresa a la Legislatura para tratar de destrabar la iniciativa que el gobernador Miguel Lifschitz envió a principios de mayo a la Cámara de Diputados y donde consiguió una rápida media sanción.
El mensaje original establecía un permiso legislativo para emitir bonos por 1.000 millones de dólares. Pero los senadores justicialistas aceptaron –hasta este jueves, porque esto cambia minuto a minuto– un endeudamiento por la mitad del monto solicitado y ya entregaron a Farías el listado con las obras que ellos consideran necesarias en los 19 departamentos.
El objetivo del gobierno es llegar a un consenso para aprobar el jueves que viene en una jornada maratónica las modificaciones al proyecto en ambas cámaras. Para eso se tienen que dar varios pasos. En primer lugar, Farías advirtió que de aprobarse una toma de deuda por la mitad del dinero se harán menos obras. "Para nosotros es bajar bastante las expectativas, pero vamos a seguir trabajando de aquí al jueves que viene para lograr la aprobación", reconoció el ministro.
Embed

Pero, además, el proyecto tiene que tratar de mantener el espíritu con el que salió de Diputados para mantener el consenso en la Cámara baja. "Estamos buscando el equilibrio porque la intención del gobierno es que un endeudamiento de esta importancia sea para obras importantes que van a trascender a cada departamento", añadió y aseguró que, en principio, habría acuerdo con los presidentes de los bloques de Diputados para trabajar en conjunto y que haya un proyecto con posibilidades de ser aprobado.
Asimismo, Farías dijo que se está trabajando en un listado único de obras de toda la provincia. Por eso ahora, en tiempo récord, los técnicos del Ministerio de Infraestructura y Transporte de la provincia deberán evaluar el listado y los presupuestos de cada obra que pretende el PJ. Algunos referentes del Frente Progresista en la Cámara alta que alcanzaron a revisar la nueva nómina de obras ya anticiparon que muchas tienen un valor muy inferior al real. "Ese listado necesita muchos más fondos de los que se van a aprobar en el proyecto", aseguró la fuente a Diario UNO.
Al ser consultado sobre esto, Farías dijo: "Tenemos que ver que el listado sea posible y realizable con la mitad de los fondos". En tanto, el senador Rodrigo Borla (UCR-FPCyS)dijo que hay dos problemas: "Estamos hablando de la mitad del monto, por lo que hay que modificar las obras. Pero, además, queremos que estén bien presupuestadas porque la ley va a ser vinculante. Lo que se ponga en la norma el gobernador va a tener que hacerlo".
Embed

"Quieren cogobernar"

A los senadores del PJ les molestó que el Ejecutivo elija como Cámara de origen a Diputados. Por eso, el miércoles algunos senadores justicialistas aseguraron que trabajaban en un proyecto propio de endeudamiento. El vicegobernador, Carlos Fascendini, salió al cruce y acusó al bloque mayoritario de querer cogobernar.
Este jueves, Farías le bajó el tono al cruce y aseguró que su presencia en el Senado buscaba el consenso. "Siempre se generan tensiones. Ahora hay un compromiso de tratar este tema el jueves que viene. Veo prácticamente imposible que en la Cámara de Diputados se trate un proyecto nuevo, distinto. Inclusive los legisladores del FPCyS no están de acuerdo con eso", dijo el ministro de Gobierno, que evitó ingresar en el debate de si eso sería o no constitucional.
Sin embargo, el senador por Belgrano, Guillermo Cornaglia (PJ), despejó dudas sobre la predisposición de su partido para avanzar en el tema. "Más que llamarla ley de endeudamiento la llamaría ley de obras públicas y nosotros tenemos la voluntad para que esto llegue a buen puerto", sostuvo y aclaró: "Una vez que se ejecuten los 500 millones de dólares no tendríamos problemas en aprobar otro endeudamiento que pueda seguir redundando en beneficio de los santafesinos".
Embed

En el tironeo político siempre habrá alguien que quede disconforme. "Frente a nada, 500 millones es algo", admitió Borla. Ahora, entre el Ejecutivo, los senadores y los diputados deberán definir cuáles son las obras que dejarán de estar entre las prioridades. A esa ingeniería política hay que agregarle un ingrediente: el tiempo. La Legislatura comienza su receso el 8 de julio, y el reloj avanza.