Santa Fe
Lunes 22 de Agosto de 2016

En 20 días llegan las boletas de gas y habrá cuotas para quienes no pagaron los meses facturados

Tras el fallo que frenó el aumento, las distribuidoras trabajan en la refacturación. Aquellos que sí lo hicieron, tendrán una bonificación.

Este lunes, Litoral Gas todavía se encontraba a la espera de que finalmente el Enargas envíe el comunicado oficial ordenando la modalidad en la facturación, luego de que el fallo de la Corte Suprema declare nulo los últimos aumentos.
Sin embargo, y a partir de la información brindada por el Ministerio de Energía de la Nación, ya se conocen los conceptos generales sobre la refacturación correspondiente.
En diálogo con Diario UNO, el gerente de Relaciones Institucionales de Litoral Gas, José María González, informó que los usuarios van a recibir en las boletas información sobre cómo y de qué forma se les está cobrando el servicio, discriminando la situación de cada uno de los clientes.
En este sentido, es necesario aclarar que habrá dos escenarios diferentes: por un lado aquellos que pagaron y por el otro, los que no pagaron la factura porque decidieron no hacerlo o porque nunca les llegó la misma. González explicó: "Aquellos que pagaron, les va a llegar en la factura lo que hay que cobrarle y cuál es la diferencia para determinar la bonificación correspondiente".
Con respecto a los que no pagaron, aclaró: "El que no pagó, porque no quiso pagar o porque no se le facturó, les va a llegar el importe en cuatro cuotas mensuales a partir de septiembre". Es decir, sobre fines de este año los usuarios podrán regularizar su situación con la empresa encargada de la distribución del gas.
De esta forma, aquellos que deben abonar por ejemplo 400 pesos, correspondientes a dos facturas (dos bimestres) tendrían que pagar cuatro cuotas de 100 pesos.
Desde Litoral Gas admiten que "mucha gente" pagó sus facturas. De hecho, el 84 por ciento de los que recibieron la boleta pagaron. Igualmente, existe una diferencia importante entre la cobrabilidad de los distintos importes. En las facturas de menos de $1.000, el porcentaje de pago llegó el 87%, mientras que en las mayores de $3.000 rozó el 35 por ciento.
Igualmente, desde la empresa reconocen que a muchos usuarios no les llegó nunca la boleta (a partir de la suspensión en la facturación). González dijo:"Hay mucha gente que hay que facturarle porque no se les facturó nunca. No es que no hayan querido pagar sino que no les llegó la factura".
Con respecto a los días que puede llevar terminar de acondicionar los sistemas para facturar y por lo tanto que las boletas comiencen a llegar a los hogares, comentó: "Uno va cobrando de acuerdo a grupos de facturación, de 40 mil o 50 mil clientes. De manera que algunos les llegará a los 21 días y a otros a los 28 días".
Por último, González reconoció las dificultades que generaron las marchas y retrocesos. Recordó que el cuadro tarifario que deberán utilizar (al 31 de marzo) pone en vigencia algunos beneficios que no contemplaba el esquema que frenó la Corte. "Por ejemplo, aquellos que consumían un 20 por ciento menos tenían una bonificación con el cuadro tarifario anterior. Entonces, hay que volver a hacer todas las cuentas de nuevo pero teniendo en cuenta esos conceptos", finalizó.