Santa Fe
Sábado 30 de Julio de 2016

En los próximos días los fondos para el Convento estarán disponibles

El gobernador firmó el decreto para el otorgamiento de 83.500 pesos mensuales para el Museo Histórico del Convento de San Francisco.

En reiteradas ocasiones las autoridades a cargo del Convento de San Francisco han manifestado públicamente su preocupación por el estado de deterioro del histórico edificio. Cabe recordar que, por este mismo motivo, el año pasado la Legislatura provincial aprobó una ley que estipulaba un aporte mensual de alrededor de 160 mil pesos que debía ser repartido entre el museo capitalino y el Convento de San Carlos en la ciudad de San Lorenzo.
Días antes de terminar su gestión, el entonces mandatario Antonio Bonfatti promulgó la norma, pero por cuestiones administrativas, y también relacionadas con la emergencia hídrica, ese pago hasta el momento no se había efectivizado.
Finalmente, según pudo averiguar Diario UNO, a través del Decreto Nº 1.405, el gobernador Miguel Lifschitz autorizó al servicio administrativo financiero del Ministerio de Innovación y Cultura, a liquidar y pagar la suma mensual, igual y consecutiva de $167.081,90 en favor de los beneficiarios: Convento San Carlos y Convento San Francisco. Como el dinero, según establece la ley, debe ser repartido en partes iguales, le corresponderán a cada institución 83.500 pesos por mes que, de acuerdo a lo que afirmaron desde el gobierno provincial se entregarán los primeros días de agosto.
En esa línea, es preciso resaltar que el mes pasado el gobierno provincial entregó también un aporte de 200.000 por única vez para la reparación del tendido eléctrico de todo el edificio.
En diálogo con Diario UNO, fray Jorge Stipech, ecónomo del Museo Histórico señaló que gracias a la colaboración otorgada por el Ejecutivo, y a la generosidad de los santafesinos que concurren al museo se pudo seguir adelante.
De acuerdo a la norma que estipula el aporte, el dinero debe ser utilizado para trabajos de mantenimiento, restauración y puesta en valor. Consultado sobre cuáles son las obras más urgentes a realizar en el lugar, Stipech expresó: "Todo es urgente, porque este es un monumento y toda la casa es un museo, pero el techo de este templo es único en Latinoamérica y en el mundo. Es todo de madera encastrada, no hay un solo clavo. Así que con los primeros fondos terminaremos de repararlo".
Luego de esta tarea, el ecónomo manifestó su intención de poner en orden muchas de las reliquias que hay expuestas en el museo, y que por los mismos problemas de filtración del techo debieron ser reubicadas.
"Hay que acomodar algunas cosas que por la lluvia y por los techos se han mojado y hay que hacerlas reparar y eso cuesta. Hoy en día la reparación de una tela del 1700 está alrededor de 50.000 pesos. Son joyas que si se pierden se acabaron para toda la vida, no se pueden reponer. Es parte de la historia del nacimiento de esta ciudad, y con el dinero que nos den ya terminaremos de arreglar", manifestó Stipech.