Santa Fe
Lunes 04 de Septiembre de 2017

Esta mañana hubo otras dos amenazas de bomba en la escuela Almirante Brown

Con diferencia de dos horas, las alertas movilizaron a los más de 600 alumnos de la escuela secundaria y a los niveles iniciales de la primaria que funcionan en el mismo edificio, ubicado en 25 de Mayo al 3.700.

Esta mañana los directivos del establecimiento educativo ubicado en 25 de Mayo al 3700 fueron informados por la Policía acerca de dos nuevos llamado al 911 que anunciaban la presencia de una bomba en el colegio, uno a las 8.30 y otro a las 10.30.

Los episodios no son nuevos, dado que en lo que va del año la escena se repitió en más de 30 ocasiones, generando un gran malestar tanto entre el personal como en los alumnos.

Las autoridades consultadas por UNO Santa Fe confirmaron que esta mañana la rutina se estaba desarrollando de manera normal cuando recibieron los alertas. "En ambas oportunidades procedimos a cumplir con el operativo de evacuación que tenemos programado, que indica que debemos concurrir hasta el Molino Franchino (ubicado en Bulevar Gálvez y Pedro Víttori). Y a pesar de la llovizna y el viento nos quedamos afuera, por un lado porque la capacidad del lugar no permite alojar a todos, y por el otro porque allí se estaban desarrollando acciones con mucha afluencia de público", comenzó a explicar el vicedirector del secundario, Fabián Cataudella, quien detalló que sólo en ese nivel hay 600 alumnos en el turno de la mañana, a los que se sumaron todos los niños de los primeros niveles de la primaria que comparten el mismo edificio.

En esta línea, aclarando que los llamados son recepcionados directamente por el 911, el directivo de la escuela destacó que ante ambos llamados acudieron a la sede del establecimiento tanto personal de la brigada explosiva como policial, quienes llevaron adelante el operativo correspondiente para descartar el peligro.

Por último, Cataudella destacó que una vez finalizado el procedimiento, las actividades se retomaron de manera normal y remarcó la necesidad de que se investiguen estos hechos. "Ya llevamos más de 30 amenazas de este tipo en lo que va del año, una situación que se torna muy molesta y preocupante", aseveró el docente, al tiempo que aseguró que espera que pronto se pueda identificar al autor de los llamados.