Santa Fe
Viernes 10 de Febrero de 2017

Estiman que las obras sobre la ruta Nº 1 concluirán en el 2018

Encuentro. Lo confirmaron el ministro de infraestructura, Garibay, y el director de Vialidad Provincial, Seghezzo tras un encuentro con la concejala Aeberhard y la diputada Frana

Ante los reclamos que reciben de los vecinos, la concejala Marcela Aeberhard y la diputada nacional Silvina Frana se reunieron con el ministro de Infraestructura y Transporte de la provincia José Garibay y el director de Vialidad Provincial Pablo Seghezzo para consultarles sobre los plazos de finalización de la obra y hacerle llegar los reclamos de comerciantes y vecinos de la zona costera.

Aeberhard manifestó que a esta reunión la solicitaron tras realizar una recorrida junto al diputado Luis Rubeo (h), la diputada Patricia Chialvo y Silvina Frana los primeros días de febrero, donde observaron la falta de pavimentación de las colectoras, desagües, garitas de colectivos, cruces peatonales y grandes demoras con la sincronización de los semáforos. En una vía que tiene picos de más de 1.800 autos por hora, perjudica a los comerciantes y vecinos la falta de finalización de la misma.
Embed

Ante estos planteos el ministro les informó que para la segunda etapa de la obra que incluye la pavimentación de colectoras y desagües, se llamará a licitación en marzo y tiene prevista una erogación de $310 millones. En esa línea fueron informados que en caso de que la licitación no tenga contratiempos en 15 meses estará finalizada. La obra incluirá el trazo de bicisendas.

Por su parte Frana hizo hincapié en las demoras que viven todos los fines de semana los ciudadanos que transitan esta vía. Al respecto consultó sobre la sincronización de los semáforos, al respecto el ingeniero Seghezzo explicó que el control de los dispositivos es municipal. En torno a las demoras aseguró que se trata de un aspecto complejo por lo que se encargó un estudio para evaluar distintas alternativas de solución.
Embed

Al finalizar Aeberhard recomendó que se tenga un criterio urbano en la ejecución de la obra, planteando la posibilidad de que el corredor se intervenga de a pequeños tramos para evitar que estén en obra los 7,5 kilómetros simultáneamente, con el fin de perjudicar lo menos posible a los comerciantes, vecinos y automovilistas que usan a diario esta vía y deben poder convivir con ella de la mejor manera posible.