El país
Viernes 15 de Septiembre de 2017

Etchegoyen: "Creemos que todos los sectores van a tener un buen 2018"

El secretario de Industria de la Nación habló con UNO Santa Fe anticipando su visita a la provincia en el marco de un nuevo aniversario de Fisfe, y dijo que la competitividad de las industrias no puede estar atada al dólar. Se mostró conforme con la recuperación de la economía marcada por el Indec y adelantó que el año que viene varios sectores, en los que Santa Fe tiene una gran participación, tendrán un crecimiento importante.

Martín Etchegoyen, secretario de Industria de la Nación, estará mañana en Esperanza, acompañando a los industriales locales en un nuevo aniversario de Fisfe (Federación Industrial de Santa Fe). En ese marco, el funcionario nacional habló con UNO Santa Fe sobre la actualidad de una industria que en muchos sectores comienza a dar signos concretos de recuperación y que en otros aún espera el repunte.

También, en ese contexto pidió a la provincia que adhiera a la ley de reforma del régimen de Aseguradoras de Riesgo de Trabajo, y se mostró convencido de que la industria el año próximo crecerá de manera importante en rubros con asiento en Santa Fe, como lo son la metalmecánica, siderurgia, maquinaria agrícola, automotriz y línea blanca, entre otros.

—¿Cuál es el panorama de la industria en un contexto en el que el Indec por primera vez en varios meses comienza a dar números positivos?

—Después de un año 2016 complejo, por la salida del régimen económico y todas las complicaciones que eso traía, yo diría que ya a partir de noviembre comenzamos a notar cambios en la tendencia que se consolidó en mayo, y que empezó a dar números en junio y julio, donde hay crecimientos de 6%. Con lo cual la verdad es que los números son muy pero muy buenos, y destaco particularmente el dato de Santa Fe, el mismo que acaba de emitir Fisfe, donde en julio, en toda la Argentina el crecimiento es de 5,9%, pero en Santa Fe es de 6,7%.

—En este registro a nivel general se miden distintos sectores, algunos que muestran números positivos, pero otros que aún no muestran recuperación. ¿Qué pasa con por ejemplo la industria textil y la del calzado?

—Si uno se fija los datos del Indec de junio y julio, 11 de los 12 sectores que se miden muestran síntomas de crecimiento importantes, con lo cual yo diría que el crecimiento se está dando en forma generalizada. En algunos muy particularmente, a pesar de que no están directamente medidos por el Indec y que tienen impacto en la provincia, como por ejemplo línea blanca, donde hay un crecimiento muy fuerte, y esta generalización nos parece muy importante. Es cierto que hay algunos sectores, textil y calzado, que son a los que todavía les está costando un poco más recuperarse, y ahí lo que estamos haciendo es tomando medidas para impulsar el consumo interno con los programas Ahora 3, Ahora 6, especialmente para calzado y textil, y estamos trabajando con los sectores para poder enviar una ley al Congreso para, de alguna manera, reducir los costos laborales no salariales. Concretamente los aportes patronales, para que tengan una reducción de costos que les permita mejorar la situación actual.

—¿Qué medidas se analizan para los textiles y la industria del calzado?

—Tomamos algunas medidas, particularmente lo que se denominó el Repro Exprés, que es un apoyo a las empresas para que mantengan sus plantillas de trabajadores, y estamos trabajando en una transformación del sector para que pueda mejorar su competitividad y esta ley que queremos enviar apunta a eso. Independientemente que hay algunas empresas que es importante que mejoren su nivel de competitividad interno, en términos de incorporación de tecnología y de diferenciación.

—En este contexto, en un país donde constantemente se mira al dólar y con los actuales niveles de inflación, ¿qué papel juega esta moneda extranjera en la posibilidad de crecimiento?

—En lo que estamos trabajando ya con resultados concretos, tiene que ver con mejorar las condiciones de competitividad para que no estén ligadas al tipo de cambio. Desde la reducción de impuestos que hemos implementado a partir de la ley Pyme, los cambios que estamos haciendo en términos de la mejora en la logística, o los cambios que se hicieron en la ley de riesgos de trabajo. Ahí esperamos que la provincia adhiera rápidamente para reducir este costo que particularmente para las pymes es tremendamente gravoso. El concepto concreto es que si nosotros lo que buscamos es resolver los problemas de competitividad con el tipo de cambio, estamos yendo por el camino equivocado. Tenemos que trabajar en las causas profundas que hacen a la pérdida de competitividad de la Argentina, que son estas, más otras como el costo de financiamiento y la estructura tributaria en general. Por eso vamos a enviar una ley al Congreso para que discutamos sobre los impuestos y cómo impactan en la producción. Estos son los temas de fondos. Con el tipo de cambio hace un mes la preocupación era que estaba muy alto. Digo, el tipo de cambio fluctúa, es un tipo de cambio que acompaña al resto de las variables. No puede tomarse como la principal, no digo que no sea importante, pero es una variable más, no la única.

—¿Se va a plantear una reducción de impuestos para los textiles y el calzado independientemente de la reforma tributaria que se está proponiendo?

—Exactamente, lo que queremos es, con estos sectores que son particularmente importantes en la generación de mano de obra, tomar una consideración particular. Por eso creamos una mesa de trabajo con ambos sectores, y estamos elaborando un proyecto que tenga en consideración esta reducción que nos parece importante. Independientemente de esto, nosotros ya hemos adoptado algunas medidas, y como dato en Santa Fe, del total de empresas industriales, alrededor del 46% ya se inscribieron para poder gozar de los beneficios. Es un número importante, pero todavía quedan muchas que deben inscribirse para poder acceder a todos los beneficios.

—¿Cuál es la expectativa de crecimiento para el año próximo y cuáles son los sectores que lo van a impulsar?

—Nosotros creemos que todos los sectores van a tener un buen 2018. Nuestra expectativa, si el PBI crece entre 3 y 4 puntos, es que el crecimiento de la industria se mantenga en un nivel similar. Acá lo importante es que ese nivel de crecimiento se mantenga durante muchos años. En la Argentina hemos tenido crecimientos muy grandes durante períodos de tiempo muy cortos, y después caídas, tan o más importantes. El gigantesco desafío que tenemos es trabajar en todos estos aspectos que hacen a la competitividad, para que el crecimiento sea sostenido. No tengo ninguna duda de que muchos de los sectores en los que Santa Fe tiene una participación importante, como la metalmecánica, la siderurgia, maquinaria agrícola, automotriz, van a tener un crecimiento importante, junto con alimentación, que es otro de los sectores muy relevantes y que está teniendo una recuperación importante.