Santa Fe
Jueves 29 de Septiembre de 2016

Gracias al reclamo de santafesinos, todas las personas sordas del país podrán tramitar la licencia de conducir

Ayer, a través una disposición de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), se dio a conocer que todas las personas sordas del país podrán tramitar la licencia de conducir. De esta manera, se modifican los baremos sobre los análisis de capacidad auditiva para tramitar las licencias. Esta medida modifica la disposición 207/2009, la cual iba en contra de la Ley Nacional 24.449 y era claramente discriminatoria.
Santa Fe fue una ciudad pionera en el país en reconocer éste derecho a las personas sordas. En el año 2000, quien en ese momento se desempeñaba como concejal de la ciudad y hoy lo hace como Presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello, presentó una resolución para que a partir de ese año las personas sordas puedan gestionar sus licencias sin discriminación alguna.
"Es una enorme satisfacción que este faro que construimos en el año 2000 en Santa Fe, a través de una propuesta de Simoniello, hoy pueda materializarse con una modificación de una disposición nacional, constituyendo a Santa Fe en un ejemplo para el país", expresó el concejal Leandro González.

El proceso
En el año 2010, la Provincia adhirió a la nueva Ley Nacional de Tránsito 26.363, que se hace efectiva recién en agosto del año 2015. Es en ese momento cuando entra en vigencia la disposición 207/2009 de la ANSV, que no permitía a las personas sordas hacer los trámites para obtener su licencia.
En el mismo mes del 2015 Simoniello y González presentaron un Proyecto de Ordenanza, trabajado en conjunto con la Asociación de Sordos de Santa Fe (ASORSAFE) para que las personas sordas puedan seguir tramitando las licencias de conducir en la ciudad.
Luego comenzaron las gestiones para la implementación de la Ordenanza, con la Agencia Provincial de Seguridad Vial y la Secretaría de Control Municipal, que se hizo efectiva en mayo de este año. Por otro lado acercaron la inquietud a la ANSV, a la Delegación del INADI en la ciudad y al Diputado Nacional Hugo Marcucci, para que se modifique la disposición que tantas trabas ponían a las personas sordas para obtener sus licencias. El diputado nacional profundizó las actuaciones y acompañó en todo momento el reclamo de los concejales de la ciudad.
Hoy la ANSV reconoce los reclamos, entendiendo que la falta de audición no limita la capacidad de conducir de las personas y que la disposición anterior resultaba claramente discriminatoria. Fue necesario que ASORSAFE acompañe el reclamo con un compendio de estudios empíricos que detallen el porqué de que la discapacidad auditiva no representa mayor peligrosidad para la conducción, aunque en algunos casos deba adaptarse el espejo retrovisor por uno panorámico, de mayor tamaño, para mayor visibilidad.