Santa Fe
Lunes 27 de Junio de 2016

Gripe A: en la provincia se vacunó el 56% de la población de riesgo

Así lo indica un informe del Ministerio de Salud, donde se detalla la cantidad de inoculaciones entre el 1 de abril y el 23 de junio, y se reiteran las recomendaciones para la población.

Entre el 1 de abril y el 23 de junio se colocaron en la provincia 320.745 dosis de la vacuna antigripal, de acuerdo a un informe elaborado por el Ministerio de Salud santafesino.
El mismo se realizó a través de la dirección de Promoción y Prevención de la Salud, sobre una población estimada de 568.927 personas objetivo. El detalle de los resultados, brindado por la titular de ese organismo, Andrea Uboldi, está incluido en el Sistema de Información Centro de Atención Primaria (Sicap), donde se especifica el total de aplicaciones correspondientes a cada una de las franjas comprendidas.

LOS RESULTADOS
En el informe se consigna que 49.568 dosis fueron utilizadas en mayores de 65 años, sobre un total de 50.585, alcanzando un porcentaje del 98,6 %; sobre un total de 28.678 embarazadas, se aplicaron 17.801, con un 62,1 %; y en cuanto a personal de salud, se vacunaron 31.035 personas sobre un total de 31.341 empleados, lo cual representa un 99 %.
En tanto, sobre 14.341 puérperas se colocaron 3230 dosis, lo que representa el 22,5 %; en niños de 6 meses a 2 años, del total 86.027 fueron aplicadas 52.318 dosis (61 %); en niños de 2 a 8 años, sobre un total de 40.264 se inoculó a 24.182 (60,1 %); en el segmento de de 9 a 64 años, sobre una base de 321.154 se aplicaron 121.409 dosis (38 %); y, finalmente, a las personas esenciales de un total de 11.290, se aplicaron dosis a 10.427 (92,4 %).
En este marco, y respecto del virus de la influenza, Uboldi recordó que la sintomatología se presenta con "un cuadro de fiebre alta, tos y dolores musculares que pueden ser leves o moderados y, en general, se resuelven en personas sanas. En esos casos, no hace falta realizar estudios de laboratorio y, frente a la sospecha por los síntomas, el médico indica el tratamiento más adecuado".
No obstante, la funcionaria aclaró que "en algunos casos puede complicarse, especialmente en personas con factores de riesgo. Al ser de neumonía el cuadro más frecuente, se torna muy importante la consulta precoz", precisó.
Cabe recordar que la estrategia de vigilancia contempla la toma de muestra para confirmación solo en casos ambulatorios por parte de la Unidad Centinela, en pacientes críticos internados en la terapia intensiva de efectores públicos y privados, y en pacientes pediátricos internados con panel viral positivo para influenza.

RECOMENDACIONES POR CONTACTO CON ALGUIEN CON GRIPE
Si en la casa, la escuela o el trabajo una persona estuvo en contacto con alguien que ya fue diagnosticado con el virus, se recomienda:
>> Evitar estar cara a cara con la persona enferma. Cuando cargue un niño pequeño que está enfermo, ponga el mentón del niño sobre su hombro para que no tosa en su cara.
>> Consultar al equipo de salud que asiste al paciente sobre cualquier cuidado que pueda ser necesario, especialmente si la persona está embarazada o tiene una afección médica crónica (diabetes, enfermedades cardíacas, asma, trastornos de las defensas).
>> Mantener a la persona enferma alejada de otras, tanto como sea posible, especialmente de aquellas que tienen alto riesgo de desarrollar complicaciones por la influenza.
>> Asegurarse de que todos los miembros del hogar se laven las manos con frecuencia, utilizando agua y jabón o algún desinfectante para manos a base de alcohol.
>> Revisar que aquellos que pueden padecer complicaciones por pertenecer a grupos de riesgo hayan recibido este año la vacuna antigripal.

MEDIDAS PREVENTIVAS PARA EVITAR LAS INFECCIONES
>> Lavado frecuente de manos con agua y jabón, especialmente al regresar a la casa luego del trabajo, la escuela o alguna salida. Si no se cuenta con agua, se puede utilizar alcohol gel al 70 %.
>> Evitar la concurrencia a espacios cerrados con mucha gente porque ello favorece el contagio de infecciones respiratorias.
>> Ventilar bien la casa, espacio laboral o escolar cuando sea posible.
>> Cubrirse la nariz y la boca al toser o estornudar, y utilizar pañuelos descartables.
>> Indicar la vacunación antigripal en aquellas personas que pertenecen a definidos grupos de riesgo.

FRENTE A LOS PRIMEROS SÍNTOMAS
>> Consultar inmediatamente si se presentan síntomas. Bajar la fiebre con paracetamol y concurrir a un efector cercano al domicilio.
>> Si se le ha diagnosticado gripe, deberá quedarse en su casa, seguir las indicaciones de su médico y controlar los síntomas.
>> Se recomienda que permanezca en su casa durante al menos 24 horas después de que la fiebre (37.8°C) haya cesado, excepto para recibir atención médica o para cosas que tenga que hacer y nadie pueda hacerlas por usted. Se sugiere aislamiento domiciliario por siete días.
>> Evitar el contacto directo con otros, especialmente con las personas que puedan contraer la gripe fácilmente, como personas desde los 65 años, personas de cualquier edad con enfermedades crónicas (como asma, diabetes, o problemas cardíacos), mujeres embarazadas, niños pequeños y bebés.
>> Lavarse las manos con agua y jabón o con un desinfectante para manos a base de alcohol, especialmente después de usar pañuelos desechables y después de toser o estornudar usando las manos.
>> Cubrirse la boca al toser o estornudar.
>> Beber líquidos como agua o caldo, a fin de prevenir la deshidratación.
>> Limpiar las superficies con agua y detergente, jabón o alcohol al 70 %.
>> Ventilar los ambientes.
>> En algunos casos se le indicará realización de estudios (análisis y/o radiografías) y puede agregarse un medicamento antiviral si el paciente pertenece a grupos de riesgo.
>> Prestar atención a los "signos de alarma" es la mejor manera de detectar y tratar a tiempo las infecciones respiratorias, impidiendo que se agraven.

BUSCAR ATENCIÓN MÉDICA INMEDIATAMENTE
>> Si tiene dificultad para respirar, le falta el aire, está agitado y/o respira con pausas.
>> Siente dolor o presión en el pecho o abdomen.
>> Tiene mareos repentinos.
>> Se siente confundido.
>> Tiene vómitos graves o persistentes.
>> Duerme mucho y le cuesta despertar.
>> Presenta palidez de piel y color azulado de labios.

Fuente: Secretaría Comunicación Social