Santa Fe
Sábado 06 de Agosto de 2016

"Hay un nuevo escenario y los partidos del Frente deberán tomar decisiones"

El presidente del radicalismo a nivel nacional, José Corral, insiste con su intención de sumar al FPCyS a Cambiemos. Dijo que la coalición santafesina no tiene fecha de vencimiento y que no es una contradicción formar parte de los dos gobiernos.

El martes que viene en la ciudad de Buenos Aires se realizará un acto donde se formalizará la mesa Cambiemos Santa Fe. Allí dirigentes santafesinos del radicalismo y del PRO –junto a altos funcionarios nacionales– empezarán a fortalecer un trabajo que hasta ahora tuvo un perfil muy bajo que exasperaba a los macristas y que a la UCR le permitía tener mantener la dualidad de participar en ese espacio a nivel nacional y en el Frente Progresista Cívico y Social, en la provincia, sin mayores inconvenientes.
El presidente del radicalismo a nivel nacional e intendente de Santa Fe, José Corral, por ahora continúa haciendo equilibrio y se para en el medio del socialismo y del PRO, dos fuerzas que mantienen grandes diferencias y las reflejan públicamente. En diálogo con Diario UNO Corral aseguró que el Frente Progresista no tiene fecha de vencimiento, aunque dijo que el escenario nacional cambió y que los partidos de la coalición santafesina deberán tomar decisiones respecto a ello. También volvió a pedir que Santa Fe y Nación trabajen juntos y evitó pronunciarse sobre la estrategia electoral de su partido para los comicios provinciales y los de diputados nacionales del año que viene.
—¿Qué significa para la UCR la conformación de la Mesa de Cambiemos en Santa Fe?
—Es la continuidad de un trabajo que venimos realizando y de una serie de reuniones para coordinar el espacio y que los partidos que estamos a nivel nacional en Cambiemos vayamos coordinando en la provincia tareas de apoyo al gobierno nacional. También escuchar a la ciudadanía y transmitir las necesidades de los santafesinos al gobierno nacional y acompañar al Presidente en las necesidades del gobierno, pero también que la provincia aproveche este nuevo clima y las expectativas que se han generado.
—¿Esto cambia el escenario político en la provincia?
—Todos los que participamos de Cambiemos creemos que hay que aprovechar el nuevo escenario nacional que implica una oportunidad. Santa Fe fue muy discriminada durante el período anterior no solo porque no nos mandaban una sola vivienda ni obras públicas, sino porque se maltrataba a los sectores productivos y en particular al campo y al sector agroindustrial de la provincia. Ahora hay un nuevo contexto económico, por un lado, y la decisión del gobierno de tener una relación fluida con todas las provincias y Santa Fe tiene que aprovecharlo. Se han anunciado inversiones muy importantes para la provincia y nosotros como integrantes de esta coalición o equipo que es Cambiemos nos sentimos muy comprometidos en acompañar y ayudar para que se dé ese mejor vínculo entre Santa Fe y la Nación y, por otro lado, ayudar al éxito del gobierno que es en beneficio de los santafesinos y de todo el país.
—¿La formalización del espacio de Cambiemos en Santa Fe le pone fecha de vencimiento al Frente Progresista?
—No porque nosotros, y yo lo he dicho muchas veces, queremos dialogar con todos los sectores políticos que por supuesto no hayan tenido complicidad con el kirchnerismo. En ese sentido, los diferentes partidos del Frente Progresista deberán dar cuenta de este nuevo escenario nacional y por lo tanto tomar decisiones respecto a ello. Ojalá que convenzamos a muchos sectores de que vale la pena comprometerse con este proyecto de país que encabeza el presidente Macri.
—Si el socialismo se mantiene en la postura de no sumarse a Cambiemos, ¿qué escenario vislumbra?
—Bueno, ya veremos. Por lo pronto estamos con tareas de gobierno en el país, en la provincia y en muchos municipios y tenemos además que cumplir con los compromisos que asumimos con la ciudadanía. No vemos ninguna contradicción. Incluso cuando gobernaba Cristina Fernández de Kirchner, yo siempre dije que la gente nos elige para que trabajemos juntos. Quienes tenemos responsabilidad estamos obligados a generar confianza y caminos de entendimiento.
—Sin embargo, tanto el socialismo como el macrismo tuvieron cruces muy fuertes que incluso llegaron a los medios y la UCR quedó en el medio. En ese sentido, el PRO les reclamó ser más enfáticos en la defensa de las políticas nacionales.
—Nosotros siempre defendimos las políticas del gobierno nacional porque nos sentimos parte y estamos comprometidos con este gobierno así que, por supuesto, lo defendemos. También tenemos responsabilidad en el gobierno provincial y en los gobiernos locales, pero no lo vemos como una contradicción. Somos parte del gobierno nacional y esperamos que con el gobierno provincial podamos lograr que esta voluntad de trabajo en conjunto se traslade a todos.
—En esta experiencia que tuvo de trabajo con el Presidente, ¿se siente más cómodo en Cambiemos o en el Frente Progresista?
—Nosotros creemos que el gobierno nacional se hizo cargo de una herencia muy compleja desde el punto de vista económico, político y hubo que tomar decisiones difíciles que lograron resultados muy buenos y en términos generales se puede decir que vamos por el camino correcto. La salida del cepo, resolver el tema del acceso del país a los mercados internacionales, cosa que la propia provincia de Santa Fe está aprovechando porque recordemos que antes a la Argentina nadie le prestaba un dólar, ni al Estado nacional ni a las provincias. Para estos 500 millones de dólares que aprobó la Legislatura ahora se están buscando oferentes porque la Argentina salió del veraz, ese listado de deudores incobrables del mundo, solo para nombrar algunos de los cambios importantes que hubo, además de los beneficios para las economías regionales por el tipo de cambio y por haber bajado las retenciones. Pero también hay muchas cosas para hacer. El Presidente toma decisiones pero también escucha, consulta y tiene capacidad de corregir y enmendar errores en un contexto muy difícil.
—Y con quién se siente más cómodo trabajando, ¿con Lifschitz o con Macri?
—Por un lado tengo la responsabilidad del Comité Nacional y por lo tanto tengo una cercanía con el equipo del Presidente. Pero, por otro, en mi función de intendente tengo mi actividad, conjunta y permanente, de otro tipo, con el gobernador con quien estamos llevando adelante el Acuerdo Capital. Siento que estamos cumpliendo en ambos casos con los compromisos de campaña y la palabra empeñada en un contexto de mucha dificultad.
—¿Estas tensiones entre el socialismo y el macrismo pueden tener repercusiones internas en la UCR santafesina?
—El radicalismo siempre tuvo corrientes y líneas diferentes con miradas distintas. Pero también tiene sus órganos institucionales y sus maneras de resolver las diferencias. Creo que todos apostamos a que al gobierno nacional le vaya bien. No creo que haya alguien que apueste a que eso fracase y por lo tanto estamos comprometiendo nuestro mejor esfuerzo. Ese es el sentido de la constitución de este espacio de Cambiemos que tiene esta tarea concreta de ayudar al Presidente y de servir de polea de transmisión a la colaboración entre la provincia y el gobierno nacional.
—¿Cómo va a jugar la UCR en las elecciones provinciales y en las nacionales del año que viene?
—Falta tiempo todavía para el momento electoral. Estamos más cerca de las elecciones que pasaron que de las que vienen. Ya veremos.