Santa Fe
Jueves 03 de Agosto de 2017

Impulsan el hábito de pedir las sobras de comidas en los restoranes

Con el objetivo de reducir el desperdicio de alimentos, el Banco de Alimentos de Santa Fe promueve que la comunidad se haga de esta costumbre. El impacto que generaría dicha medida.

Por vergüenza o falta de conciencia, no es habitual que los santafesinos pidan lo que les queda sin comer en los restoranes. Dicha acción, según promulgan desde el Banco de Alimentos de Santa Fe, sería muy positiva si se transformara en una costumbre, teniendo en cuenta que en nuestro país se desperdician anualmente 16 millones de toneladas de alimentos, más de 400 kilos de comida por persona, lo que implica un kilo arrojado a la basura por día.

"Muchas veces las porciones que nos sirven en los restoranes superan, por una cuestión de orden personal o de satisfacción, los deseos de consumo; y al mismo tiempo hay restoranes que tienen protocolos que determinan que los mismos se inutilicen o desechen", comenzó a explicar en diálogo con UNO Carlos Otrino, uno de los referentes de la institución, y completó: "Por tanto se deja de lado una porción de alimentos que está apta, sin tomar conciencia de la utilidad que tendría para uno mismo más tarde o para quienes no tienen acceso a satisfacer esta demanda".

En este sentido, el hombre detalló que sería ideal que los mismos locales gastronómicos se plieguen a la acción. "Ya en Rosario existe un club que tiene la costumbre de enviar al mozo a ofrecer que se genere un envoltorio con las sobras, así se evita que los clientes sientan vergüenza de pedir lo que es suyo, porque en realidad les corresponde porque pagaron", señaló Otrino, al tiempo que remarcó en lo positivo que sería que dichas bandejas lleguen a las heladeras sociales que hay instaladas en distintas parroquias de la ciudad.

"En un país que produce dos veces y media la cantidad de alimentos que necesita su población, saber que hay un sector de la sociedad que no puede cubrir sus necesidades mínimas debe movilizarnos", puntualizó.


Impulsan la reforma de la ley Donal

En el marco de su trabajo, el Banco de Alimentos de Santa Fe, en conjunto con otros de todo el país, impulsan la reforma de la Ley Nº 25.989 (Donal), la cual tiene vetado el artículo 9 que delimita la responsabilidad del donante tras el acto de entrega al detallar que el mismo quedaría liberado de responsabilidades por daños y perjuicios que puedan sucederse, "salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en acto criminal" .

"Ese texto hoy se encuentra en estado de «observación», entendemos que con el objetivo de evitar que se demande a las empresas por falsos motivos o se comercialicen alimentos perjudiciales", detalló Carlos Otrino y completó: "Pero eso es algo que no tendría lugar con la intervención de los bancos de alimentos, porque los mismos trazan el camino del alimento rescatado, desde su recepción hasta su consumo".

En este sentido, el hombre hizo eje en la necesidad de que se revise la modificación de la ley, para que "muchas más empresas se sientan respaldadas y aumenten sus donaciones" y, de esta manera, "muchas más organizaciones puedan responder a la necesidad de sus comunidades".


Detalles

El Banco de Alimentos de Santa Fe nació de la mano de la Red Bancos de Alimentos (RedBdA), institución sin fines de lucro que contribuye a reducir el hambre, la malnutrición y el desperdicio de alimentos en el país, apostando a los valores de la solidaridad y el compromiso social.

"Los bancos de alimentos son un modelo mundial que tienen como objetivo el rescate de alimentos que tienen valor nutricional y no comercial, con el fin de facilitarlos a entidades sociales, comedores y asociaciones encargadas de brindar alimentos a personas de bajos recursos económicos para reducir la inseguridad alimentaria", afirmó Otrino y agregó: "Lo que se busca en síntesis es darle lugar a productos que por uno u otro motivo no se pueden poner a la venta pero sí ser consumidos. Por ejemplo, por tener algún problema con el packaging o cuando se trata de frutas o verduras, porque están cercanos a su madurez".

Asimismo y al puntualizar respecto del trabajo de la red de Argentina, Carlos Otrino detalló que se trata de una asociación civil que está conformada por 16 instituciones asentadas en diez provincias, que en 2015 entregó más de 8.114.000 kilos de alimentos mejorando la calidad nutricional de 272.000 personas (en su mayoría niños y adolescentes).

Por más datos e información, los interesados pueden visitar la página: www.redbda.org.ar.