Destacados2016
Sábado 31 de Diciembre de 2016

Itatí Castaldi reconoció que "fue un año maravilloso"

Después de 28 años, la Selección Argentina femenina sobre silla de ruedas se presentó en un Juego Paralímpico en Río 2016, que explotó de júbilo con una realización acorde a las circunstancias, cuando muchos ponían en duda de que Sudamérica sea capaz de albergar algo de esta magnitud.
Obviamente se trató de una experiencia inolvidable para todas, principalmente para las cuatro santafesinas que formaron parte del plantel: Silvia Linari (Santo Tomé), Adriana Motura, Mariana Capdeville e Itatí Castaldi. Ambas representantes de Cilsa, siendo uno de los orgullos máximos de la región.
La campaña dejó un saldo de cuatro derrotas (Brasil 85-19, Gran Bretaña 79-20, Canadá 73-28 y Alemania 59-20) y una victoria (frente a Argelia 53-38), siendo quizás algo sabido, habida cuenta de las potencias con las que compitió. Pero quizás estos datos terminen siendo anecdóticos para un grupo que comenzó a gestarse en los Parapanamericanos de Toronto, Canadá, en 2015.
Precisamente una de las damas que nunca más se podrá olvidar de esta temporada 2016 es Itatí Tati Castaldi, que sitió esta cita en el pedestal de los elogios."Cierro esta temporada fantásticamente bien. Fue un año maravilloso, porque se dieron muchas cosas. Deportivamente para mí fue lo más, como fue llegar al Paralímpico de Río. Fue algo soñado, porque nunca en mi vida pensé que podía llegar a algo semejante y la verdad que se dio después de mucho sacrificio y esfuerzo. Incluso tuve que dejar muchas cosas de lado por la dedicación al deporte, pero fue producto de mi pasión y me dio muchas satisfacciones", declaró.
También contó cómo fueron sus vivencias: "Es algo complejo de explicar. Por ahí cuento algo, pero sería solo el 10% de todo. Es maravilloso todo, desde el momento que llegás a la villa y te quedás perplejo con todo lo que hay y sabiendo que te rodean los mejores del mundo. Terminamos compartiendo una merienda o almuerzos con atletas súper importantes y que solo podía ver en videos. Ni hablar lo que es estar dentro de la cancha jugando".
"Si por mí fuera, seguiría muchos años más, pero por ahí el tema de la edad no lo permitiría. Hablo de lo cronológico, porque deportivamente hace seis años que juego al básquet, soy relativamente nuevita, entonces eso termina siendo un condicionante a largo plazo. Me encantaría seguir, aunque también hay que tener en cuenta que se vienen un semillero nuevo, con chicas que tienen que ir apareciendo pese a no ser muchas. Entonces soy de las que piensa que debemos dejarle lugar a las generaciones futuras para formar un nuevo proceso y clasificar de nuevo", completó sobre lo que se viene en materia personal y general sobre este deporte adaptado.