Santa Fe
Martes 02 de Agosto de 2016

La ejecución del desagüe Pavón-Ayacucho presenta un avance del 65%

Con una inversión superior a los $ 26 millones, el proyecto forma parte del Plan Director de Desagües Pluviales. "Estamos invirtiendo como nunca antes en la ciudad en materia de desagües", aseguró José Corral.

A metros de avenida Facundo Zuviría avanza la construcción del desagüe pluvial Pavón-Ayacucho. Se trata de una iniciativa que, en el marco del Plan Norte, beneficiará el escurrimiento del agua de lluvia de los barrios Pompeya, Nueva Pompeya, San José y Transporte, entre otros. El intendente José Corral visitó este martes el lugar para observar el avance de los trabajos, que en la actualidad es del orden del 65%.

"Estamos a metros de la zona más crítica desde el punto de vista de los desagües, en el Norte de la ciudad", indicó el mandatario local al tiempo que explicó: "Cuando tenemos lluvias muy intensas, avenida Facundo Zuviría se transforma en un río y cuando son lluvias excepcionales, como las de marzo del año pasado, el agua demora varios días en bajar. Esta realidad tiene que ver con el hecho que no se hicieron los desagües cuando se desarrolló el proyecto original. Estamos trabajando para solucionar definitivamente este problema".

Durante la recorrida, el Intendente estuvo acompañado por el presidente del Concejo Municipal, Leonardo Simoniello; el secretario de Recursos Hídricos, Felipe Franco; la coordinadora de Distrito, Ivana Quarati; y personal técnico de la empresa contratista a cargo de la realización de los trabajos.

Obras necesarias

Sobre los detalles de la obra que demanda una partida presupuestaria de $ 26.258.265,30, José Corral detalló que "este es un desagüe que va por calle Ayacucho, toma Pavón y se conecta con el conducto troncal Larrea, también en construcción. Es una obra que nos a permitir conducir el agua desde este sector, hasta los reservorios que están atrás del hipódromo, para luego sacarla por bombeo en caso de que sea necesario, o que salga por gravedad cuando el río Salado esté bajo".

Asimismo, señaló que una vez concluído la obra, "va a permitir hacer en una primera etapa un ripiado sobre esta calle para asegurar la circulación, luego el cordón cuneta y después el pavimento definitivo"; y argumentó: "Porque cuando está el desagüe, es mucho más sencillo mejorar la calle, porque el agua no queda y se va rápido".

Ubicada en la Cuenca Flores y en el marco del Plan Director de Desagües Pluviales desarrollado por el Instituto Nacional del Agua, esta obra beneficiará en total a más de 70.000 vecinos, en particular a unos 7.800 que viven en el sector que atraviesa el conducto. Las tareas son financiadas a partir de un crédito que autorizó el Concejo al Municipio por 113.186.000 de pesos para realizar 34 obras hídricas complementarias, fundamentalmente en el Norte y Noreste de la ciudad.

Inversión millonaria

Asimismo, y sobre el plan de obras en marcha, el intendente José Corral destacó: "Estamos invirtiendo más de $ 1.000 millones, una inversión que nunca tuvo la ciudad de Santa Fe, en un solo momento, en materia de desagües. Son 40 obras, en diferentes puntos, que en la gran mayoría están en ejecución e incluso algunas próximas a terminarse". Cabe señalar que las intervenciones se realizan con fondos municipales, provinciales y nacionales.

En esa línea, señaló: "Además, esperamos comenzar en pocos meses el desagüe Espora, que es tal vez el más importante que vamos a hacer, en este misma Cuenca Flores. Va a aliviar definitivamente todo este sector de Facundo Zuviría, que tantos problemas tuvo durante años, porque las cosas no se hicieron bien".

Finalmente, el mandatario capitalino remarcó que "son obras que se desarrollan en el marco del Plan Norte, en un sector de la ciudad donde esta infraestructura de desagües, cordón cuneta, pavimentos bien hechos y definitivos hace falta, para ir completando todo lo que se necesita para mejorar la calidad de vida de los vecinos".

Los trabajos, en detalles

La obra tiene una plazo de ejecución de 12 meses y consiste en la construcción de un conducto de unos 1.200 metros de longitud, con bloques prefabricados de hormigón armado dividido en dos tramos.

El primero, ya ejecutado, tiene una dimensión de 2,40 x 0,80 metros y recorre calle Pavón desde la cámara de descarga existente en Avenida Peñaloza hasta San Juan. El segundo, continúa por Pavón, Zavalla, Ayacucho hasta la intersección con Facundo Zuviría (límite Oeste), con una sección de 1,50 por 0,80 metros. Asimismo, prevé la construcción de troneras, bocas de registro y descargas de acometidas.