Santa Fe
Lunes 11 de Septiembre de 2017

La Verdecita, haciendo camino en la agroecología

En el mes de la agroecología el consorcio de Pequeños Productores y Productoras hizo un repaso del proceso que atravesaron en los últimos 10 años y las metas a futuro.

Hace diez años en la Granja "La Verdecita", un grupo de pequeños productores y productoras descapitalizados comenzaron a reunirse para pensar estrategias en relación a las reivindicaciones del sector. En el mes de la agroecología desde el consorcio que organiza a pequeños productores y productoras de Santa Fe realizaron un repaso del proceso que transcurrieron hasta el momento.


En un principio se trataba de ver cuáles eran las necesidades más básicas como herramientas, semillas, alquiler de las tierras para producir. Pero sin duda el problema que atravesaba a todos y todas, era que la venta de la producción exclusivamente a intermediarios, que históricamente se quedaron con los ingresos más importantes sin agregar trabajo ni valor, sólo haciendo las veces de "pasamanos".


La organización fue creciendo con el tiempo, hoy es el Consorcio de Pequeños Productores y Productoras de La Verdecita, donde ninguno de los asociados es dueño de la tierra.


El gran problema de la comercialización cautiva hizo que la organización dedique mucho esfuerzo para encontrar una solución. Pensar en tener un Mercado, ferias donde se pudiera vender en forma directa, beneficiando tanto a productores como consumidores.


Con la organización más consolidada fuimos luchando por tener un espacio en la ciudad de Santa Fe durante años. Al fin, por intermedio del Diputado Leandro Busatto, pudimos armar la primera gran feria del cordón hortícola en el playón de la Legislatura Provincial. Esto significó un enorme cambio cualitativo y cuantitativo para el Consorcio. Allí el consumidor conocía las caras de quienes proveían su verdura y el productor de aquellos que compraban y se alimentaban de sus producciones. Al poco tiempo la feria fue prohibida.


En el "mientras tanto", los productores siguieron realizando capacitaciones sobre prácticas agroecológicas en La Verdecita. Mixturando el saber técnico con los saberes campesinos, observación meticulosa de los cultivos, prácticas agroecológicas propias tales como la asociación de cultivos , rotación de cultivos, barreras y cercos vivos, plantas trampa, aromáticas, cobertura de suelo, etcétera.


Después de muchas mesas de diálogo y discusión se consigue un permiso para montar la Feria de La Verdecita en el Mercado Progreso de Santa Fe, que viene desarrollándose desde hace tres años todos los sábados de 8 a 12. Esto permitió profundizar aquella primera experiencia de la Legislatura, al escuchar lo que pedían los consumidores.


Así los productores y productoras de La Verdecita comenzaron a diversificar la producción y rescatar cultivos que ya no se hacían en Santa Fe: batata, zapallo plomo, cale, patchoi, flores, aromáticas, ajíes, entre otros. También se profundizó en la tarea de brindar una verdura cada vez más saludable.

Una alimentación saludable
A fines del año pasado, el Ministerio de la Producción de la provincia de Santa Fe, implementó el Programa Provincial de Producción de Alimentos en el Periurbano (PSAP). Quince de las familias productoras de La Verdecita, ya iniciadas en las prácticas agroecológicas, se inscribieron en dicho programa. Hoy, las familias productoras, acompañadas y asesoradas por la ingeniera agrónoma, Jesús Contreras, experta en fitopatología y agroecología, transitan por un proceso de profundización y afianzamiento de la producción agroecológica.

Cada chacra es asistida, elaborando sus propios biofertilizantes, detectando enfermedades, previniéndolas o curándolas con preparados ecológicos, programando la siembra de forma colectiva. Eso significa un avance exponencial que pone a productores locales en sintonía con las mejores tecnologías agroecológicas aplicadas en América Latina.

Pero nada de esto sería posible sin dos pilares imprescindibles para cualquier tipo de diseño agroecológico del sector: la organización que nuclea a los productores y el sostenimiento de la feria de venta directa.

"Nuestra próxima meta, y en la cual estamos trabajando, es construir un sistema de certificación participativa comunitaria de la cadena de producción y del producto, donde intervengan la organización La Verdecita, los y las consumidoras, y las diversas instituciones del Estado", aseguraron desde el consorcio.

"Frente al problema sanitario que implican alimentos producidos con métodos convencionales y sus excesivos venenos sin degradar; frente a la necesidad de recuperar los cinturones hortícolas en las ciudades para garantizar alimentos sanos y a bajo costo; frente a la necesidad de recuperar y afianzar el trabajo de los pequeños productores; frente a la demanda social de precios justos, eliminando la intermediación parasitaria y especulativa... decimos una vez más desde el Consorcio de Productores de La Verdecita que el camino es la agroecología. La autonomía, el desarrollo cooperativo, la mirada colectiva, comunitaria. En eso estamos. La agroecología no es futuro, no es lejanía. Es un desafío diario para los trabajadores de la tierra, nuestra utopía cotidiana", concluyeron.