Santa Fe
Domingo 30 de Julio de 2017

Las avenidas y calles de la ciudad ya lucen la nueva iluminación led

Bulevar Gálvez, Alem, Rivadavia y Urquiza son algunas de las arterias en las cuales el municipio reemplazó las lámparas de sodio por estas. Con una inversión cercana a los $ 9 millones, se instalaron cerca de 900 a lo largo de unas 90 cuadras

La mejora en la calidad y eficiencia del sistema de alumbrado público constituyen dos de los objetivos planteados en el plan de migración de lámparas de sodio de alta presión por tecnología led que lleva adelante la Municipalidad. En este sentido, el municipio renovó las luminarias de distintos corredores viales de la capital provincial.

"En el marco de la Estrategia de Resiliencia de la Ciudad, y a partir de la buena experiencia en avenida Blas Parera, el intendente José Corral nos solicitó que avancemos en un plan a fin de mejorar la eficiencia energética de la capital provincial, reemplazando las luminarias de sodio o mezcladoras, por nuevas del tipo led", explicó el secretario General, Carlos Pereira.

Calles y avenidas
En una primera etapa, los trabajos abarcaron Bulevar Gálvez desde Vélez Sarsfield a hasta avenida Freyre; Alem entre Alberdi y la zona del club Regatas, Rivadavia de Mendoza a bulevar, y 25 de Mayo de bulevar a Suipacha. "En estos cuatro sectores se reemplazaron las luminarias de sodio de 250 W por las nuevas led de 140 W, que tiene una potencia lumínica equivalente", detalló Pereira.

En esa línea, el funcionario municipal manifestó en una segunda instancia: "Trabajamos en Suipacha entre avenida Freyre y Belgrano; y en Urquiza desde Bulevar hasta Gral. López. En estas dos calles utilizamos luminarias led de mayor potencia -155 W- para reemplazar la existentes de sodio de 400 W", y completó: "En total se reemplazaron unas 890 lámparas a lo largo de casi 90 cuadras de la ciudad, lo cual significó una inversión cercana a los 9 millones de pesos".

Ahorro
"Las nuevas lámparas led tienen un mejor rendimiento lumínico y energético. Con un menor consumo brindan la misma luminosidad o superior que las de sodio. Además, por el tipo de luz blanca que dan, brinda una mayor definición, mejorando la visibilidad de conductores y peatones", explicó por otro lado el secretario de Obras Públicas, Ricardo Alcaraz, sobre las ventajas de la nueva tecnología incorporada.

Cabe señalar que cada una de estas lámparas alcanza una vida útil promedio de 30.000 horas aproximadamente, triplicando de esta manera a la duración de las convencionales de vapor sodio o halogenadas. Asimismo, consumen un 40 por ciento menos de energía eléctrica y por sus características técnicas y constructivas son de bajo mantenimiento, lo que redunda en una optimización del trabajo del personal.

Continuidad
En cuanto a la continuidad del programa en otras arterias de la ciudad, Alcaraz agregó que "desde el municipio nos sumamos al Plan de Alumbrado Eficiente del Ministerio de Energía y Minería de la Nación. Hemos presentado un proyecto que prevé sumar otras 1000 luminarias led para reemplazar los artefactos lumínicos en Almirante Brown (Costanera), General Paz, Facundo Zuviría y Aristóbulo del Valle, entre otras".

En este sentido, adelantó que "estamos a la espera de la aprobación final del proyecto presentado por parte del ministerio para poder llevar adelante el proceso licitatorio para la adquisición de las nuevas luminarias, que serán financiadas por la Nación, y así comenzar con esta nueva etapa", indicó.

Antecedente
Cabe recordar que la primera arteria que incorporó la tecnología led fue avenida Blas Parera, a partir de la construcción del Metrobus Santa Fe. La refuncionalización de los casi 6 kilómetros de esta arteria en la zona norte de la ciudad, entre Fray Cayetano Rodríguez y Teniente Loza, incluyó el recambio de la antigua iluminación por una nueva con equipos led.

A lo largo de todo el recorrido se instalaron más de 650 nuevas columnas, en reemplazo de las 240 existentes, que permitieron mejorar notablemente la iluminación de la propia calzada y de las veredas y ciclovía. Asimismo, con más del doble del equipamiento instalado permite generar un ahorro aproximado al 50 por ciento en gasto de energía eléctrica.