Santa Fe
Domingo 14 de Agosto de 2016

Las duchas solidarias, en marcha en la Basílica de Guadalupe

Desde principios de agosto, personas en situación de calle pueden acudir para usar las instalaciones. Allí se les entrega ropa limpia y en buen estado, y hay un peluquero.

La Basílica Nuestra Señora de Guadalupe, ubicada en Javier de la Rosa 623, puso en marcha las duchas solidarias para hombres en situación de calle. Estas funcionan en los baños públicos de la institución los martes, de 15 a 17.
"Comenzó hace dos semanas, cuando fue la primera experiencia", explicó el presbítero Olidio Panigo, párroco a cargo de la Basílica, quien agregó que en esa oportunidad alrededor de 12 personas sin hogar se acercaron, no solo para higienizarse, sino también para poder tener un corte de cabello gratis.
"Hay un peluquero que está a cargo de las duchas, él se ofreció a colaborar", aclaró el sacerdote. En ese sentido, explicó que el vecino que se ofreció acudirá en todas las oportunidades que sea posible para prestar sus servicios.
"La propuesta surgió a partir de la experiencia del Papa Francisco en la Plaza de San Pedro donde instaló duchas y servicio de peluquería para la gente de la calle de Roma", explicó Panigo al ser consultado sobre la puesta en marcha de este servicio destinado para las personas en la Basílica. En esa línea, el párroco recordó que en la ciudad, la primera experiencia de este tipo se registró en la parroquia Nuestra Señora de Luján, en A. del Valle 6090. Mientras que en la sede de la Catedral Metropolitana, se está trabajando en el proyecto para replicar la propuesta.
"La primera experiencia fue muy buena, la gente es muy respetuosa", evaluó el cura a cargo de la Basílica de Guadalupe sobre el comportamiento de las personas que se acercaron a hacer uso de las instalaciones.
En ese sentido, destacó la presencia de gente en situación de calle que no está cerca de las inmediaciones de la iglesia y que se acercaron tras enterarse. En relación a la demanda no descartó la posibilidad de que esta iniciativa se extienda hacia las mujeres, ya que al día de hoy solo está destinada a los hombres. El servicio se restringe al horario de 15 a 17, dado que es en esa franja horaria que las oficinas de Cáritas están abiertas y esto brinda la posibilidad de acceder a una muda de ropa limpia a todos los que se acerquen a hacer uso de las instalaciones.
La puesta en marcha de propuestas solidarias en las que la sociedad funciona como base, ponen de manifiesto las carencias que atraviesan los sectores más carenciados. "Como instancia, sería mejor que no tuviéramos necesidad de esto –evaluó Panigo–, pero frente a la realidad que reclama creo que uno tiene que dar la respuesta mientas intenta buscar soluciones de fondo. Porque mientras tanto la gente necesita este tipo de cosas".
La instalación de heladeras solidarias en distintas parroquias e iglesias de la ciudad, así como el incremento de la asistencia a los comedores, son indicativos claros y reales de la situación que atraviesa en la actualidad el sector más carenciado de la sociedad santafesina.
El ejemplo más claro es el que se da en la parroquia de San Antonio de Padua, a la cual todos los días acude un promedio de 250 personas de diferentes barrios de la zona sur de la ciudad. "Hay una realidad, por un lado está la necesidad de la gente que está en situación de calle y que ya venía de antes, pero parece que hubo un crecimiento en cuanto a gente que está deambulando", aseguró el presbítero al ser consultado sobre la problemática. Y agregó el religioso: "Por otro lado, la realidad social creo que está marcando un crecimiento de la demanda de parte de la gente porque se ha quedado sin trabajo, porque el dinero no le alcanza".
Esto es algo que desde la comunidad eclesiástica y civil de Guadalupe pueden observar a diario en la sede de Cáritas, donde la demanda de alimentos no perecederos o de ayuda para poder adquirir ya sea la garrafa social o medicamentos se palpa a diario. "Las cosas han aumentado y no se puede comprar todo lo que a veces necesitamos tener para hacer frente a esas necesidades", expuso el sacerdote.
Antes de concluir el diálogo, Panigo no dudó en agradecer la colaboración que recibieron por parte de los vecinos e integrantes de la comunidad, luego de que estos se enteraran de las duchas. Un importante número de personas se acercó para donar tanto ropa como elementos de higiene. Para los que deseen donar elementos de higiene, ropa o alimentos, podrán acercarse en el horario de 7.30 a 19.30 a la iglesia.