Santa Fe
Martes 16 de Agosto de 2016

Lechería: Santa Fe le pidió a Nación créditos por 300 millones de dólares

El gobernador y una comitiva provincial se reunió con el ministro de Agroindustria de la Nación. Hablaron de las urgencias del sector luego de la crisis hídrica y de las necesidades de transparentar la cadena para mejorar el precio del litro de leche que se le paga a los productores

El gobierno provincial junto a representantes de las entidades de productores lecheros de Santa Fe se reunieron ayer en Buenos Aires con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile y su equipo de asesores. La comitiva santafesina encabezada por el gobernador, Miguel Lifschitz, le llevó al funcionario nacional una especie de plan para la recomposición de la producción lechera a partir de los daños que ocasionó la emergencia hídrica que sufrió este año el sector. Pero también se expusieron los problemas crónicos que vienen atravesando los tamberos.

Lifschitz, junto al ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani; el secretario de Lechería, Pedro Morini y el director del área, Marcelo Bargellini; mostraron los números y las necesidades del sector que antes de la crisis climática producía un promedio de ocho millones de litros por día y tras las lluvias cayó a la mitad.
Embed

Para superar los problemas coyunturales y recuperar ese nivel de producción los tamberos necesitan hacer una fuerte inversión. Morini le dijo a Diario UNO que la estimación de las entidades de productores hablan de ocho a 10 mil pesos por vaca, lo que representa una cifra global de 300 millones de dólares, una cifra similar a la que el Banco Nación puso a disposición para los productores lecheros de todo el país.

"Fue una reunión muy productiva. Nosotros llevamos un plan de recuperación de la producción láctea de Santa Fe. Por un lado planteamos la coyuntura y por otro lo estructural. En los números coincidimos en las necesidades y vimos también una decisión del gobierno nacional de convocar a una mesa láctea donde también se puedan empezar a debatir estos temas, especialmente el de la transparencia de la cadena. También se avanzó en un ofrecimiento de las nuevas líneas del Banco Nación que van a salir a tasas bonificadas, además nosotros tenemos líneas a tasas subsidiadas del Nuevo Banco de Santa Fe. Quedamos en reunirnos en no más de 10 días con el resto de los sectores de la cadena", sostuvo el funcionario santafesino.

En el futuro la intención es que en esa mesa estarían sentados todos los sectores de la cadena con sus representantes. El sector primario, la industria, el sector comercial y las provincias, que en el caso de Santa Fe va a estar presente a través del Ministerio de la Producción. Pero hoy solo se puede hablar de intenciones, ya que el reclamo de las últimas décadas que realizan los productores es que el sector comercial acepte discutir con los otros actores de la cadena. Eso no lo pudo lograr el gobierno anterior y habrá que esperar para ver si la actual gestión lo consigue.
Embed

La situación coyuntural

Morini aseguró que el sector lácteo nunca pidió subsidios, sino créditos a tasas blandas para volver a poner en marcha la producción al ritmo que traía hasta principios de este año. "Para solucionar el problema coyuntural las entidades estaban pidiendo entre ocho y 10 mil pesos por vaca, lo que se traduce en unos 300 millones de dólares para toda la provincia en créditos. En ningún momento el sector lácteo pidió subsidios. Aparejado a eso necesitamos la transparencia de la cadena", aseguró Morini.

"Hoy hay una cantidad importante (de créditos) a través del Banco Nación –continuó– y se han tomado muy poco. De los 5.000 millones de pesos disponibles creo que solo se tomaron 200 millones de pesos y cambiaron un poco la situación".

Al ser consultado sobre las quejas que realizó Contigiani hace un mes porque esas líneas de crédito del Nación no estaban efectivas, Morini dijo: "Ahora sí están activas. Inclusive el hecho de que el productor presente el certificado de emergencia o desastre no invalida, como sucedía antes, la situación del productor ante los bancos".
Por otra parte, el secretario de Lechería de Santa Fe aclaró que esas líneas de crédito del Banco Nación que totalizan 5.000 millones de pesos "es para todo el país" y que el gobierno provincial y los productores santafesinos están planteando que "se necesita esa cantidad de dinero solo para la provincia de Santa Fe".
"Que una provincia como Santa Fe, con su gobernador, el ministro, el secretario de lechería y el director de lechería, esté sentada con las entidades representativas del sector, se haga un planteo y que el gobierno nacional de alguna manera nos escuche y nos acompañe, nos parece un logro muy importante" - Pedro Morin, secretario de Lechería de la provincia

Soluciones estructurales

En la reunión también se plantearon los problemas de fondo que tiene la producción láctea. En este punto se volvió a insistir con la necesidad de transparentar la cadena y para lograr ese objetivo es necesario que todos los actores se sienten con sus números en la mesa. Eso permitiría que los tamberos puedan conseguir una mejor distribución de la ganancia que produce la actividad y que consideran que se termina distorsionando desde que la leche sale de la tranquera del campo hasta que el consumidor la compra en la góndola del supermercado.

Además, Morini agregó: "Y yo estoy convencido de que una parte de esos 300 millones de dólares pueden ir para una cuestión estructural. Especialmente para hacer inversiones dentro del establecimiento que permitan que ante una situación de emergencia como la que nos tocó vivir este año, con el evento de abril, esas obras puedan mitigar un poco el impacto".

Entre los funcionarios nacionales, además de Buryaile, estuvieron el secretario de Agricultura y Ganadería, Ricardo Negri; y el subsecretario de Lechería, Alejandro Sammartino. Si bien en el encuentro de ayer no se habló de plazos, se pactó una nueva reunión para dentro de 10 días donde se seguirá avanzando en la búsqueda de soluciones. Al respecto, Morini dijo: "Que una provincia como Santa Fe, con su gobernador, el ministro, el secretario de lechería y el director de lechería, esté sentada con las entidades representativas del sector, se haga un planteo y que el gobierno nacional de alguna manera nos escuche y nos acompañe, nos parece un logro muy importante".

"Estamos convencidos de que las soluciones las vamos a tener que buscar juntos. Acá también hay que agudizar el ingenio porque convengamos que esto excede a los propios bancos y tendremos que buscar alternativas distintas que no son las tradicionales y que sirven para asistir a aquellos productores que están con problemas bancarios", concluyó.
Para que la emergencia hídrica que sufrió la provincia no haya sido el golpe de gracia para muchos tamberos, las soluciones deben llegar pronto. Por un lado inyectar dinero fresco a los productores para ampliar su capacidad de producción. Y, de forma paralela, garantizar que la riqueza que genera la producción de leche y sus derivados se reparta de manera más equitativa entre los actores de la cadena sin que eso signifique que los consumidores finales deban pagar más en las góndolas del supermercado.