Santa Fe
Jueves 15 de Junio de 2017

Levantaron un club en honor a Lionel Messi y ahora quieren conocerlo

Se encuentra en barrio Santa Marta en el norte de la ciudad de Santa Fe. Empezaron en 2009 en una canchita abandonada a tres cuadras al oeste de Blas Parera al 9600. Ahora entrenan a más de 200 chicos cada semana y cuentan con un merendero solidario

Con un sueño empezó todo. Hace una década, Daniel Bravo llevó a su hijo Tomás Agustín a una escuelita de fútbol con la esperanza de que el deporte lo llene de valores y compañerismo. Por tener afectada la parte izquierda del cuerpo al haber sufrido problemas neurológicos los primeros días de vida, el nene quedó fuera del equipo.

Embed

"Todos los pibes tienen derecho a jugar", fue el lema indeleble del Barcelonita Fútbol Club que acercó a cientos de familias a la canchita de barrio Santa Marta cada semana durante los últimos ocho años. Daniel organizó el primer partido con quince chicos en 2009 para integrar a su hijo y hasta el día de hoy no paró.

Embed

Emocionado hasta las lágrimas muestra orgulloso el establecimiento en el que los futbolistas se reúnen. Un Lionel Messi de dos metros de alto festejando un gol es la cara visible del club que hoy cuenta con vestidores, baños, galería y una gran parrilla.

lionel.PNG

"Nuestro sueño es conocer a Lio", expresa al hablar sobre la identidad de la canchita. La elección del ícono no fue difícil y Daniel explica que fue porque "es un referente importante del deporte mundial, y sabemos que desde muy chiquito la peleó mucho. Y lo vemos reflejado en como nosotros empezamos. De tener nada acá, a dar pequeños pasitos y hoy tenemos instalaciones gracias a lo que logramos", dice con los ojos empañados.

Y anhela: "ojalá pueda conocernos y que lo podamos conocer". En cada paso del recorrido por el lugar, Daniel se detiene y muestra cada rincón: dos murales de fotos de todos los que participan, los que dan su granito de arena, los que ayudaron a construir y los que se ocupan de entrenar y cuidar a los más pequeños. Y además hay múltiples equipos: de chicos de los tres a los 16 años, de nenas, de las madres y de los padres. "O aunque sea nos llegue una camiseta firmada", se sonríe. "La podríamos colgar acá y sería una enorme alegría para el barrio", espera mientras señala un espacio en la pared de la galería que parece estar esperando ser ocupada.

daniel bravo barcelonita futbol club

En cuanto a los principios, cuenta que empezaron "con un campito y hoy podemos contar con instalaciones". Al consultarle como es cada entrenamiento relata: "estamos en la lucha y estamos para los pibes, para tratar de sacarlos de la calle. Eso es fundamental: que estén acá y no estén en la esquina. El tema de la droga es muy complicado. En este barrio y en todos".

En este sentido, entre las actividades de la escuelita está la participación en la Liga Infantil de los Barrios integrada por 14 equipos "estamos felices porque logramos incluir a todos los chicos que por ahí no tienen la posibilidad de pertenecer a un club de la liga santafesina donde tienen que pagar un alto costo de cuota. Acá si se cobra una pequeña cuota pero el nene que no pueda pagarla no importa, juega igual. Esa es la idea, que jueguen todos".

merendero barceonita barrio

El segundo mural que representa a la institución es el de "Mi Ángel Tomás", en memoria del ex jugador del Barcelonita Fútbol Club que murió prematuramente a los 15 años de dos disparos. "Era un chico muy bueno que lo quería todo el mundo", destaca Daniel. "Por eso le pusimos su nombre al merendero, para recordarlo", dice sobre Tomás Wagner, un adolescente que participaba en todas las actividades barriales y del club desde que era pequeño.

angel.PNG

Sobre la apertura del merendero solidario dijo que: "después de la práctica imaginate el hambre que tienen los pibes. Por eso les empezamos a armar la merienda y los fines de semana también damos un plato caliente".

merendero 3 barcelonita futbol club barrio santa marta

"Lo que necesitamos es una cocina industrial. Es lo único. El resto tenemos la asistencia que necesitamos para la comida y muchas mamás se acercan a cocinar o a dar una mano", apuntó Daniel. Y explicó: "son muchos chicos y grandes los que se acercan, una cocina hogareña lamentablemente no nos sirve para cocinar".

Además, "pedimos colaboración para la instalación de reflectores. Hicimos un evento y pudimos comprarlos, pero nos falta que nos den una mano para colocarlos", concluye Daniel.
merendero 2 barcelonita futbol club barrio santa marta