Santa Fe
Miércoles 04 de Octubre de 2017

Lluvia, granizo y viento complicaron la siembra de girasol y maíz en Santa Fe

Según el informe del Sistema de Estimaciones Agrarias elaborado por la Bolsa de Comercio de Santa Fe, el clima complicó a la zona centro norte de la provincia.

La inestabilidad climática de la última semana, con lluvia, caída de granizo y fuertes vientos, complicó los procesos de siembra del maíz, el girasol y el arroz en el centro y norte de la provincia de Santa Fe, donde hubo precipitaciones de entre 50 y 125 milímetros, dependiendo de la zona, informó este miércoles la Bolsa de Comercio de Santa Fe.

El informe semanal del Sistema de Estimaciones Agrarias que elaboran el Ministerio de la Producción provincial y de la Bolsa de Comercio de Santa Fe, relevó que las lluvias provocaron "pisos sobresaturados, encharcados y anegados, a lo que se le sumaron los problemas ocasionados por la caída de granizo acompañado con muy fuertes ráfagas de viento".

Los cultivos más afectados por las inclemencias del clima fueron el girasol, el maíz y el arroz, que están en pleno proceso de sembrado, en tanto no se registraron mayores sobresaltos en las plantaciones de trigo, ya que los cultivares presentaron "estados de bueno a muy buenos en un 80 por ciento", con algunos lotes "excelentes", un 15 por ciento "bueno" y el 5 por ciento restante "regular".

En el caso del girasol, el proceso de siembra se vio interrumpido por las precipitaciones pero llegó a un grado de avance del orden del 97 por ciento, lo que representa unas 115.430 hectáreas sobre una intención de siembra de 119.000 hectáreas para el ciclo campaña 2017/2018.

En tanto, la siembra del maíz llegó a un 85 por ciento de la superficie estimada para la presente campaña, ya que se completaron 66.720 hectáreas sobre una intención de siembra de 78.500 hectáreas. La evolución de siembra del cultivo de arroz fue lenta en los últimos días por las continuas precipitaciones registradas, que en la zona arrocera fluctuaron entre 80 y 85 milímetros. El avance de siembra semanal fue apenas del 2 por ciento, con un acumulado del 10 por ciento sobre lo proyectado, lo que representa 3.200 hectáreas.