Santa Fe
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Los científicos resisten el recorte con una manifestación federal

Este jueves a las 11 en la Ciudad Universitaria se realizará una asamblea y distintas actividades para dar visibilidad al reclamo. Mientras, en Buenos Aires, se espera que haya definiciones sobre la incorporación de los investigadores excluidos

El año pasado, el Presupuesto nacional estableció un importante recorte para el área de ciencia y tecnología. En el Conicet eso se tradujo en la negativa de ingreso a 500 investigadores de todo el país que ya habían pasado instancias de evaluación y tenían las recomendaciones requeridas. Después de una serie de protestas, el Gobierno se comprometió a rever la medida. Este jueves se realizará una reunión para ver los pasos a seguir.

"A las 11 se realizará la reunión preparatoria de la mesa en la que se va a discutir el destino de los 500 recomendados que no ingresaron a Conicet por el ajuste en el presupuesto", explicó a Diario UNO Manuel Tizziani y agregó que esa actividad tendrá como marco una importante movilización hasta el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de la Nación. Además, se realizarán manifestaciones en todos los lugares en los que hay investigadores afectados.

Por eso, desde las 9, en la Ciudad Universitaria –ruta 168, Paraje El Pozo– se llevará adelante una actividad de visibilización y difusión. La propuesta, que incluye videos, debate y demostraciones de las líneas de trabajo que se llevan adelante, comenzará en el Octógono que comparten las Facultades de Arquitectura y Humanidades y se trasladará hasta la plaza que hay en el ingreso a ese edificio.
Embed

"Vamos a pasar unos videos y algunos van a llevar tubos de ensayo para mostrar en qué están trabajando. Es una protesta con las cosas que nosotros hacemos", resaltó Tizziani que es uno de los 44 profesionales de la provincia que no pudieron iniciar la carrera de investigador en Conicet por el recorte.

En la capital santafesina son 25 las personas que cuentan con la doble recomendación, de la Comisión Disciplinar y de la Junta correspondiente– necesaria para ingresar a Conicet. "Sin embargo, quedamos afuera por la decisión del directorio que se vio obligado a cortar los ingresos por la ausencia de presupuesto", detalló Tizziani.

El problema
El impacto del recorte había sido adelantado por una de las integrantes del Directorio de Conicet, Dora Barrancos. Cuando aún el proyecto de presupuesto estaba en discusión había alertado que si no se incrementaban los fondos para investigación se pondría freno al crecimiento que el área había tenido en los últimos años –con la incorporación de muchos recursos humanos.

De todas maneras, el recorte –y la política que lo fundamenta– va más allá de las 500 personas que quedaron afuera en esta convocatoria. Por eso los investigadores de todo el país se están organizando para defender el desarrollo científico nacional.
Embed

"Desde el 23 de diciembre (cuando se levantó la toma del Ministerio de Ciencia ante el compromiso del Gobierno de rever la situación de los excluidos) se realizaron dos encuentros nacionales en los que se empezó a organización una red nacional de asambleas y otra de afectados directos. La idea es dar visibilidad federal al conflicto porque hay afectados en todo el país. En Catamarca, por ejemplo, no ingresó ningún investigador", relató Tizziani.

Y agregó: "El reclamo es el ingreso al Conicet porque cumplimos todos los pasos para hacerlo. Pero también porque entendemos que si se empieza a acotar el número de incorporaciones no solo implica una desfinanciación del Conicet sino una posible reestructuración de todo el sistema científico argentino sin un plan claro. En 2013, (el ministro de Ciencia) Lino Barañao llegó agitando la bandera de Argentina Innovadora 2020 que implicaba el crecimiento del 10 por ciento anual del Conicet; y ahora, con el giro de la política, la decisión parece ser que el Conicet no crezca tanto y que esos doctores se reubiquen en distintos organismos".