Santa Fe
Domingo 12 de Febrero de 2017

Los vecinos de Colastiné Norte quieren una solución para los ruidos molestos

Malestar. Las grandes fiestas y otros eventos que se registran los fines de semana generan incomodidad para los habitantes. Piden más controles y rever las normas.

Desde hace tiempo, un grupo de vecinos autoconvocados de Colastiné Norte manifiesta su malestar por las diferentes situaciones que atraviesan las familias de la zona en torno a los ruidos molestos que se generan todos los fines de semana.
Ignacio Rintoul, integrante y vocero de los ciudadanos autoconvocados vive en el barrio hace diez años y es testigo del progresivo aumento del problema. "Llegamos a vivir ahí cuando era muy tranquilo, pero el incremento de los ruidos en los últimos años se ha vuelto terrible", describió el referente del colectivo que se formó para tratar de dar solución a un malestar que califican como "común a todos".
"Cada vecino tiene un problema distinto respecto de los ruidos", sostuvo Rintoul, quien señaló que si bien existen fiestas privadas organizadas en casaquintas, en las que se festejan eventos familiares de gran magnitud también pueden darse aquellos casos en los que se alquilan para otro tipo de actividades.
Por otro lado, destacó que la diversidad de clubes que se asientan en la zona y están habilitados para realizar actividades deportivas, alquilan las instalaciones para fiestas.
Otro de los factores que genera malestar está relacionado con las quintas cuyas alarmas suenan durante horas o hasta que su dueño se acerque a la vivienda. Además se registran actividades que normalmente no deberían implicar ruido, como prácticas de fútbol en las que se agrega música a todo volumen. Este tipo de escenas se repite en la zona todo fin de semana.
"Son ruidos molestos innecesarios, molestos y perjudiciales para la salud. Son distintas categorías y se dan en todos lados", sostuvo Rintoul.
La problemática se extendió a todo Colastiné Norte, sin embargo destacaron que se concentra en los alrededores del barrio Las Paltas, en la zona del Parque de los Dinosaurios, a la altura de la escuela Nº 39.

Un problema en común
El grupo se comenzó a reunir a raíz de multiplicarse el reclamo en redes sociales y medios. Muchos se fueron interiorizando y descubrieron que no se trataba de un caso aislado sino que es una problemática común y extendida. "En este grupo todos tenemos problemas en cuanto a los ruidos, la causa y la forma de generación de los mismo son muy dispares pero a todos nos afecta de igual manera", explicó el referente.
En este momento el colectivo se está organizando para sentar una posición común y realizar en breve una presentación formal ante la Municipalidad de Santa Fe –más allá de que los inconvenientes también se registran en la jurisdicción de Rincón.
Rintoul explicó que el proyecto abordará diversos aspectos y que, en principio, lo que se pedirá es un trato de urgencia en vistas a reforzar los controles por ruidos molestos. "Si se tiene un problema por ruidos molestos frente a tu casa y no te deja dormir, hay que llamar y autorizar el ingreso del personal encargado de la evaluación a tu domicilio, donde el inspector toma la medición", sostuvo el consultado.