Santa Fe
Miércoles 27 de Julio de 2016

Más de 120 jóvenes iniciaron los cursos de capacitación en las Escuelas de Trabajo

El intendente José Corral visitó a una de las comisiones que se desarrolla en El Alero de Coronel Dorrego. Durante 3 meses participarán del Curso de Introducción al Trabajo.

Las Escuelas de Trabajo -creadas por el Gobierno de la Ciudad para articular todos los programas laborales y educativos nacionales, provinciales y municipales con el objetivo de otorgar mejores oportunidades a los jóvenes-, ya son una realidad en nuestra ciudad, y una de las actividades que desarrollan es el Curso de Introducción al Trabajo, del que participan actualmente 120 jóvenes.

El intendente José Corral, junto la directora de Escuelas de Trabajo, Cecilia Basttistutti; visitó a los chicos que asisten a El Alero, en barrio Coronel Dorrego, para dar este primer paso que luego continúa con la capacitación en oficios y el entrenamiento laboral.

"Estamos cumpliendo con la palabra empeñada. Nos propusimos darle a los jóvenes de los barrios que más necesidades tienen, oportunidades y un lugar para crecer, para conocer a otros jóvenes, para encontrar una oportunidad de trabajo, pero antes que eso, encontrar un lugar que los escuche, donde puedan plantear sus problemáticas, encontrar respuestas, en un momento difícil de la vida que es en el que estamos creciendo", dijo el mandatario local. Además señaló que asistir a este tipo de actividades "llena de satisfacción, porque vemos que los chicos se han conocido, están tomando algunas herramientas para el desempeño en la vida, pero también para el desempeño laboral".

Camino de oportunidades

El Curso de Introducción al Trabajo es la primera instancia de capacitación de los jóvenes de Escuelas de Trabajo. Durante los 3 meses que asisten, incorporan conocimientos básicos en relación a Derechos y Obligaciones Laborales, Manejo de Informática Básica, Formación Laboral, Emprendedurismo.

Los módulos son dictados por tutores que orientan y acompañan a los jóvenes con el fin de poder detectar cuáles son sus motivaciones e intereses y así, una vez finalizado el cursado, poder continuar con una capacitación en oficios; y luego con un entrenamiento laboral.

El intendente recordó que El Alero de Coronel Dorrego es el primer espacio donde se comenzó con la experiencia de las Escuelas de Trabajo. Y agregó: "Estamos trabajando en otros lugares de la ciudad y esperamos en todos los barrios que tienen necesidades de oportunidades para los jóvenes, donde tenemos más índices de problemas, de violencia, de desempleo. Poder llegar con esta herramienta que les va a servir a ellos pero a la ciudad le va a permitir resolver problemas de inseguridad, sociales y de otro tipo".

Lugar de encuentro

Por su parte, Cecilia Battistutti detalló que actualmente son 120 jóvenes que participan de esta instancia de formación en 6 comisiones que funcionan en distintos espacios de la ciudad: "Acá en Coronel Dorrego, donde hay dos comisiones; también el CIC de Facundo Zuviría, en el Poliderpotivo La Tablada, en barrio Barranquitas -donde en el segundo semestre vamos a abrir una Oficina de Empleo mientras se construye el edificio-, y próximamente vamos a abrir una nueva comisión en el centro para la población de Santa Rosa de Lima".

Es importante señalar que estos jóvenes se suman a un total de 902 jóvenes entre 18 y 25 años de edad que en los últimos 4 años pasaron por la Oficina de Empleo y finalizaron esta instancia con éxito; y a los más de 864 jóvenes que pudieron acceder a una instancia de capacitación en oficios que les permitió mejorar su empleabilidad de cara a un mercado laboral. "Pero lo fundamental es que para nosotros es que las Escuelas de Trabajo sean un lugar de encuentro, donde pueden sociabilizar, donde puedan juntos proyectar un mejor futuro para ellos y sus familias", afirmó Battistutti.

Crecer con un proyecto

A la comisión que visitó el intendente José Corral asisten alrededor de 22 jóvenes. Leandra es una de las orientadoras que dicta los módulos, y cuenta: "Ahora estamos trabajando en el módulo de formación laboral, que es el primer módulo del taller y estamos aprendiendo a comunicarnos con los demás y a conocernos nosotros mismos. Es un grupo muy lindo, los chicos trabajan mucho y traen sus propuestas también. Las actividades los atrapan y es un puntapié para darle marcha a todo lo que viene después".

Milagros, es una de las asistentes y afirma que el curso "está bueno, porque venimos a aprender y a mejorar. Hicimos muchas actividades, nos juntamos en grupo y organizamos encuentros". Además dice que luego de estas instancias le gustaría poder estudiar y trabajar.

En el mismo sentido, Leandro -otro de los asistentes- comentó que tuvieron distintas actividades relacionadas a cómo se ven ellos mismos y a las demás personas. Y agregó: "Todo lo que es estudio sirve para formarse como persona y como uno mismo". También como Miladros, su objetivo es trabajar y poder estudiar el profesorado de Educación Física.