Santa Fe
Sábado 13 de Agosto de 2016

Más de 1500 chicos jugaron al fútbol en una fiesta solidaria

El encuentro se enmarcó en los festejos del Mes del Niño y de la Niña. Estuvo organizado por el área municipal de Deportes y la Liga. El fin era recolectar juguetes para los solares y jardines.

Ayer, más de 1500 chicos –junto a sus familias– participaron de un encuentro de fútbol infantil en el Club Ciclón Racing (Riobamba al 8100), en el extremo noreste de la ciudad de Santa Fe. En el marco de los festejos del Mes del Niño y de la Niña, los nenes no solo tuvieron su momento de recreación sino que además colaboraron con un fin solidario.
Es que, por cada adulto que concurría se pedía que lleven un juguete, ya sea nuevo o usado en buen estado, o abonar una entrada de 35 pesos destinada a la compra de material para los diversos espacios municipales vinculados a la temática infantil. Así, chicos que concurren a los solares y jardines municipales podrán celebrar también su día con un obsequio en las manos.
La actividad se organizó desde la Subsecretaría de Deportes municipal y se convocó a los clubes afiliados a la Liga Santafesina de Fútbol y representantes de las escuelas de fútbol de la ciudad y espacios municipales para que participen del evento.
En diálogo con Diario UNO, Javier Cancellieri, director ejecutivo de Deportes y Recreación municipal, se mostró satisfecho por la amplia participación y la respuesta que tuvo la consigna. "Estamos contentos por la cantidad de gente que entendió el mensaje. Ahora seguramente muchos nenes y nenas van a pasar un Día del Niño con su regalo", expresó el funcionario.
En ese sentido, Cancellieri destacó que, en el transcurso de esta semana, "se va a llevar todo a la Dirección de Deportes y, junto a la Liga Santafesina de Fútbol, se entregarán los juguetes".
"La verdad es que fue muchísima la cantidad de chicos. Participaron 35 escuelas de la región, junto a alumnos de los polideportivos y todos aquellos lugares de los barrios donde la Municipalidad ofrece la posibilidad de hacer fútbol", contó el director de Deportes. Y acotó: "Había chicos de Alto Verde, del Parque Garay y del polideportivo La Tablada, por ejemplo. Y junto a ellos, los 10 profesores que dan clases cada semana".

Inclusión social
Los juguetes donados por las familias que se acercaron al encuentro de fútbol serán repartidos entre los miles de niños que a diario asisten a alguno de los 17 solares municipales que hay en la ciudad.
La palabra Solares fue el nombre de fantasía elegido por un grupo de profesionales del municipio para renombrar lo que antes se conocía como "comedores municipales". El término viene de la jerga arquitectónica y refiere a espacios vacíos que dan la sensación de potencia para crear, y connota la idea del sol que lo ilumina.
Este cambio de nombre tuvo una razón: lo que antes era simplemente un espacio para ir a recibir una ración de comida, se ha transformado en el espacio por excelencia de anclaje de numerosos trabajos de inclusión social en relación a educación, nutrición, salud, deportes y cultura.
Así, antes, durante y después de las comidas, en cada uno de los solares, asistentes sociales, profesores de educación física y también las mamás de los chicos que concurren, desarrollaron un intenso trabajo, para que se transformen en verdaderos centros de integración y desarrollo.
Vale indicar que los solares están ubicados en distintos barrios: Barranquitas, La Guardia, Liceo Norte, Colastiné Norte, El Abasto, CIC de Facundo Zuviría, Juventud del Norte, La Boca, Las Lomas, Los Troncos, Loyola Sur, CIC Roca, San Agustín, San Pantaleón, Varadero Sarsotti, Villa Hipódromo y Villa Teresa.
Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social municipal, unos 2.500 santafesinos entre adultos y chicos concurren año a año a estos espacios que cumplen distintas funciones dentro de la comunidad.