Santa Fe
Martes 19 de Julio de 2016

Más de 5.200 docentes rindieron con el sueño de convertirse en directores de escuela en 2017

Educación. Este martes se realizó, de manera simultánea en toda la provincia, el examen de oposición para los aspirantes a uno de los 1.700 cargos directivos vacantes. Nervios y alegría se mezclaron en la última etapa del concurso de ascenso

Como los chicos, así vivieron la previa y el después del examen los miles de educadores que se presentaron con la aspiración de convertirse en directivo el año próximo. Hubo nervios, consulta de último momento a compañeras y, al final, un poco más de tranquilidad y la sensación de haber hecho el mayor esfuerzo posible. De alguna manera, muchos educadores pudieron verse en el mismo lugar en el que suelen estar sus alumnos antes de una evaluación.
Pasado el mediodía, en la escuela Nº 32 Normal General San Martín las maestras y profesoras se comenzaron a reunir en la vereda para comentar entre ellas cómo les fue en el examen que se realizó en simultáneo en toda la provincia y que, el año próximo, definirá quién quedarán al frente de instituciones de nivel Inicial, Primario, Especial, Adultos, Hospitalaria, Educación en Contexto de Encierro, Educación Física, Talleres de Educación Manual y Centros de Estimulación Temprana.
Embed

A las 11 se dio inicio a un evento esperado durante muchos años y, en esa sede de la capital provincial, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de la ministra de Educación, Claudia Balagué. "Es un momento histórico para la educación santafesina. En algunos casos hacía 10 años que no se realizaba (un concurso de ascenso); para algunas modalidades, 20 años; y para otras como la Hospitalaria y Domiciliaria es la primera vez que tenemos concurso para cargos directivos", manifestó a la prensa.
Fueron más de 5.200 los docentes que este martes participaron del examen que es el punto final de una intensa capacitación que recibieron con el objetivo de poder ocupar, el año próximo, uno de los 1.700 cargos directivos en juego.
"Queremos un directivo que entienda cuál es la sociedad en la que estamos viviendo y los nuevos actores que tenemos dentro de la escuela que son los chicos, las familias, la sociedad y el barrio" - Claudia Balagué, Ministra de Educación provincial
"Decidí participar porque me gusta aprender y me pareció muy interesante la cantidad de bibliografía que nos dieron. A veces una se recibe, sale con lo mínimo y se da cuenta de que la teoría y la realidad van por caminos diferentes; así que esto me permitió acceder a una forma más de pensar la escuela", contó Mónica Platner, que hoy se reparte entre escuelas de Yapeyú y Acería.
Su compañera en esos establecimientos, Silvana Plantón, que también rindió, agregó que lograr la estabilidad dentro de los establecimientos escolares es muy importante para toda la comunidad. "Este concurso es muy importante porque va a permitir tener un plantel permanente de directivos, que sean titulares", sostuvo.
"Decidí participar porque me gusta aprender y me pareció muy interesante la cantidad de bibliografía que nos dieron. A veces una se recibe, sale con lo mínimo y se da cuenta de que la teoría y la realidad van por caminos diferentes" - Mónica Platner docente de escuelas de los barrios Yapeyú y Acería
Desde Coronda, Laura y Eliana llegaron al Normal con grandes expectativas. "No quiero estancarme, sino seguir aprendiendo e interiorizarme de las nuevas normativas y políticas. Sobre todo quiero crecer y seguir preparándome en mi carrera", sostuvo Laura.
Y su compañera acotó: "El examen fue, dentro de todo, lo que se esperaba. Abordó todo lo que teníamos que leer y lo que se dio durante el trayecto. Hicimos trabajos prácticos durante estos dos años y ahora se terminó con lo teórico".
Por su parte, la ministra Balagué reflexionó: "Queremos un directivo que entienda cuál es la sociedad en la que estamos viviendo y los nuevos actores que tenemos dentro de la escuela que son los chicos, las familias, la sociedad y el barrio; y que, a partir de la formación que adquirió durante este proceso y de ese liderazgo natural que debe tener un director, pueda ir transformando la escuela, asimilando las nuevas tecnologías y pensando los nuevos espacios áulicos para definir cómo trabajar con estos chicos que son generaciones diferentes a lo que han sido su propia experiencia escolar y también su formación docente".