Santa Fe
Jueves 05 de Enero de 2017

Monitorean el río Salado debido a la altura de las napas por las últimas lluvias

Es una medida preventiva y para no alarmarse, que se suma a las mediciones que se realizan de manera diaria. Al día de hoy hay un alerta técnico en el Salado.

Debido a las copiosas lluvias, desde la provincia se realiza los trabajos de asistencia correspondiente a las localidades afectadas como también, se monitorea de manera más minuciosa la situación de los ríos, principalmente el Salado. Así lo aseguró Gustavo Ferreira, Coordinador de Prevención de la Secretaría de Recursos Hídricos de la provincia, a los micrófonos de LT10

Remarcó además que "el monitoreo es solo preventivo y por la altura que tienen las napas y no hay por qué preocuparse porque la situación no reviste gravedad, sólo es para tener monitoreada la situación particular por las intensas lluvias de los últimos día", afirmó, al mismo tiempo que dijo que "se declaró el alerta técnico en las localidades de San Justo, Recreo y Emilia.

Según el funcionario, "el agua implica en el suelo y va a un almacenamiento que es como un gran embalse, que se llama almacenamiento freático. Este último se está saturando de a poco y ya tendríamos signos de alerta técnico; entonces, estas lluvias han sido impactadas en gran parte por el almacenamiento freático el cual nos está quitando una reserva para las próximas."

En cuanto ala que se refiere al monitoréo, volvió destacar que "las alturas del Salado se siguen todos los días, haya lluvias o no, a través de un protocolo técnico preventivo, aseguro que "hasta el momento, no hay ninguna alarma para la población".


Sin embargo, explicó que "para las futuras tormentas que podrán venir – porque estamos recién al inicio del periodo de lluvia – no vamos a contar con esta revancha que hoy tenemos, así que es para estar antentos".

Las áreas más complicadas

El caudal de agua de la zona oeste puso en "alerta técnico" a las ciudades de San Justo y Recreo, y la localidad de Emilia.

"No es para llevar alarma a la población", aclaró el funcionario, quien señaló: "las precipitaciones se están calmando, los aportes de los arroyos todavía no son significativos y seguiremos atentos a la situación pero por el momento no hay que preocuparse".

En tanto, destacó que el Arroyo Cululú es el que está sufriendo el mayor impacto de las precipitaciones caídas en las localidades de Ramona, Rafaela y Pilar pero aún se encuentra con "valores normales".

Por otro lado, Ferreira sí precisó que se está saturando el almacenamiento freático: "Estamos observando que tendríamos signos de alerta técnico en Santa Fe, Curupaití, Las Palmeras, Rafaela, Soledad y Vila. Estas lluvias han colmado el almacenamiento freático y nos estaría quitando espacio para las próximas", y agregó que afectaría "el escurrimiento y poder de absorción en la zona oeste".