Santa Fe
Domingo 10 de Julio de 2016

Monthgomery II, la nueva estrella de la escuela Nº 647 de barrio Centenario

Se trata de un robot sumo que fue creado con materiales reciclados por seis alumnos que participan de un taller extracurricular.

La Técnica Nº 647 Doctor Pedro Lucas Funes de barrio Centenario, que se caracteriza por darle impulso a los jóvenes de explotar sus conocimientos y habilidades a través de sus talleres de formación, puso en marcha uno extraexcurricular que confeccionó un robot sumo que ya se convirtió en la nueva estrella de la escuela.
Denominado Monthgomery II, la pieza se transformó en el más reciente orgullo de la escuela de cara a su participación en la 14ª Competencia Internacional de Robótica, del Grupo de Robótica y Simulación (GRS) perteneciente al Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Tecnológica Nacional Facultad Regional Bahía Blanca, el próximo mes de noviembre.
"Luego de participar en la edición pasada de la misma competencia con el robot sumo Monthgomery I, que fue creado por un grupo de alumnos de quinto y sexto año de la modalidad Electrónica en el marco de la feria de promoción que la entidad educativa realiza todos los años con el fin de mostrarse a la comunidad, la escuela decidió abrir el taller de robótica como espacio extracurricular y así perfeccionar la pieza con la que ya nos estamos preparando para este nuevo desafío", comentó en diálogo con Diario UNO David Modini, uno de los docentes coordinadores del espacio, quien especificó que la primera pieza era menos sofisticada que la de ahora.
"La pudimos perfeccionar luego de la participación en el anterior certamen internacional donde solo pudo viajar uno de los chicos y el profe", comentó la directora de la institución, Rosana Colodio y agregó: "Es que si bien la intención del equipo directivo en aquel momento fue que todos los que formábamos parte del proyecto pudiéramos viajar, la disponibilidad económica fue un condicionante".
"Este año, con Monthgomery II esperamos poder conseguir los fondos para que vayan los seis alumnos que hoy conforman el taller (Marcos Acosta, Brian Carpenzano, Fabricio Lallana, Lucas Gómez, Karen Vilchi y Micaela Acosta)", agregó la mujer, al tiempo que especificó"son la única escuela secundaria de la ciudad que participará de dicha competencia".

Sobre su uso
Según especificaron a Diario UNO los creadores de Monthgomery II, el mismo cuenta con varios sistemas electrónicos diseñados por los alumnos de la escuela: un puente H, que es el encargado del giro individual de las dos ruedas que mueven al robot sumo; una placa de censado, que es la encargada de tomar lectura constante del suelo en donde se mueve para evitar que se caiga de la zona de combate; una placa principal que como su nombre lo dice es la encargada de unificar todas la otras placas, e incluye el sistema de ultrasonido (rastreo por distancia) para ubicar al oponente y embestirlo ni bien lo detecta.
Tales componentes son imprescindibles para que el robot pueda lograr su cometido que es la de ser un "sumo", palabra que hace alusión a la ancestral competencia japonesa de tipo de lucha libre donde dos luchadores contrincantes o rikishi se enfrentan en un área circular.
"El robot tiene sensores de ultrasonido que comienzan a funcionar a los cinco segundos de encendido haciendo un barrido sobre el suelo para encontrar al otro y atacarlo", explicó Marcos Acosta, uno de los alumnos y completó: "Se compite en una pista de medidas específicas y el tamaño y peso del robot también lo es".
En esa línea, consultado respecto de si la máquina puede tener otros usos que no sean el de lucha, el estudiante detalló que sí, "siempre y cuando se hagan algunos cambios específicos".

A futuro
Respecto del taller de robótica como espacio extracurricular, los directivos de la escuela detallaron que están pensando en la posibilidad de abrirlo a la comunidad en general, debido a que saben que no existe en la ciudad una iniciativa similar, la cual consideran muy positiva.
"Nos entusiasma mucho lo que logró este espacio, sobre todo lo que implica para los jóvenes el trabajar en equipo, porque acá no hay líderes sino que todos investigamos y ponemos los conocimientos a disposición del grupo porque el fin que tenemos es fabricar más cosas, crecer en la robótica y trascender, por supuesto", detalló el profesor David Modini.

Para resaltar
La Técnica Doctor Pedro Lucas Funes es conocida a nivel a nivel regional por impulsar un proyecto solidario que se basa en la creación de carros ortopédicos para los perros que tienen movilidad reducida, una iniciativa que funciona desde hace casi seis años bajo el nombre de Proyecto Lázaro, en alusión al personaje bíblico que Jesús resucitó después de mencionar la frase: "¡Levántate y anda!".
Dicha iniciativa, que fue galardonada hace dos años por Diario UNO como "Personaje Destacado", logró alcanzar hace poco la significativa cifra de 600 entregas, número que refleja el gran compromiso que tienen todos los jóvenes que están involucrados en esta tarea –que también es extracurricular y también es una de las joyitas de la escuela– y cuenta con el apuntalamiento de sus directivos.

Datos:
Monthgomery I fue creado en octubre del año pasado por un grupo de estudiantes de la escuela Nº 647, de la modalidad Electrónica (también tienen Informática y Economía) quienes buscaban presentar algo "atractivo" en la feria de promoción escolar que la entidad educativa pone a disposición de los alumnos de séptimo grado de distintas instituciones de la ciudad con el fin de atraerlos para unirse a sus filas.
La versión II del mismo se perfeccionó en el taller de robótica que se abrió este año en forma extracurricular.