Santa Fe
Viernes 15 de Septiembre de 2017

"No podemos estar ocho meses para desembolsar $250 millones para una emergencia", dijo Saglione

En febrero de este año Nación prometió girar esos fondos para préstamos a tasa cero a productores lecheros de la provincia afectados por la emergencia hídrica. Aún no llegó un peso

Durante el verano de este año los tamberos de la provincia de Santa Fe soportaban su segunda emergencia hídrica consecutiva. Las lluvias también habían castigado al sector en la temporada estival de 2016 y ese segundo golpe que recibían amenazaba con dejar a varios productores fuera de la actividad. En ese momento, en febrero de este año, el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, se comprometió públicamente a enviar fondos para atender la situación. Pero el camino burocrático parece más largo que la esperanza de los tamberos y el dinero aún no aparece.


"No podemos estar ocho meses para desembolsar 250 millones de pesos para una emergencia", dijo a UNO Santa Fe el ministro de Economía de la provincia, Gonzalo Saglione, que advirtió que ya no se va a cumplir con el objetivo del préstamo, que justamente era paliar una emergencia.


Nación se comprometió en febrero de este año a enviar $250 millones para conformar un fondo de asistencia donde la provincia de Santa Fe aportaría 150 millones de pesos. Ese dinero no iba a ser un subsidio a los productores, era un préstamo. Por lo tanto, al tiempo la Nación y la provincia iban a recuperar esos fondos. Pero igual desde Buenos Aires aún no llegó ni un peso.


La Legislatura santafesina actuó con celeridad y creó por ley el Fondo de Inversión y Desarrollo que iba a estar compuesto por los aportes nacionales y de la provincia. Sin embargo, hasta el momento se prestaron los $150 millones que había prometido la provincia más otros $100 millones que sumó el gobierno de Santa Fe "porque ya había varias carpetas aprobadas, había una buena demanda y desde Nación hasta ahora no llegó nada", aseguró Saglione.

"Ellos se comprometieron públicamente a enviar la ayuda así que yo descreo de que no lo vayan a hacer", dijo el ministro y agregó: "No sé cuándo llegará, pero esto ya está lejos de satisfacer el objetivo del préstamo que era salir a paliar una situación de emergencia. No podemos estar ocho meses para desembolsar 250 millones de pesos para una emergencia. O no se entendió nunca cuál era el problema, su magnitud y la urgencia; o la voluntad política que se dice tener no se la tiene, o se puede tener la voluntad política pero se es muy malo gestionando el Estado".

El laberinto burocrático
Desde que se acordó la manera en que se asistiría a los productores lecheros de la provincia se comenzó a desandar el camino para destrabar la llegada de los fondos. "Después de mucho insistir, en junio logramos tener un modelo de convenio a firmar, que es un requisito indispensable para poder solicitar la aprobación que exige la Ley de Responsabilidad Fiscal. Estábamos en un brete porque por un lado teníamos que solicitar la aprobación de responsabilidad fiscal, que es entre el Ministerio del Interior y el de Hacienda; pero para poder solicitar esa aprobación hay que tener un modelo de convenio (para que Nación gire a la provincia los fondos) que tenía que hacerlo el Ministerio de Agroindustria de la Nación", explicó Saglione.

Luego continuó: "Recién sobre finales de junio logramos tener el modelo de convenio. Eso fue aprobado por el gobernador por decreto, mandamos toda la documentación a Responsabilidad Fiscal junto al decreto y recién a fines de julio o principios de agosto nos dieron la aprobación".

"En el medio –continuó– Agroindustria nos apuraba diciendo que ellos tenían los fondos disponibles, pero que nos faltaba la autorización. Cuando tuvimos la autorización volvimos a Agroindustria y ahí nos dicen: «Bueno, vamos a ver». Y desde ese momento hasta ahora estamos en el vamos a ver".

Según Saglione hoy Agroindustria está reanalizando el modelo de convenio que le dio a la provincia hace dos meses y medio. "Ahora están viendo si nos proponen otro convenio", comentó Saglione.

Ante la dilación burocrática que está teniendo la llegada de los fondos se le consultó si Santa Fe ya había perdido las esperanzas de que esa ayuda llegue al sector productivo y el ministro dijo: "No perdimos la esperanza porque lo tengo al secretario de Finanzas, Pablo Olivares, llamando todas las semanas a todos los interlocutores que tuvimos. Eso lo estamos siguiendo semanalmente y creo que se va a concretar. Pero llega un momento en que uno no sabe qué pensar".