Santa Fe
Miércoles 26 de Julio de 2017

"Nunca nos habían planteado la necesidad de dejar de atender", dijo el ministro de Salud

Miguel González se mostró sorprendido por el protocolo presentado por Amra, que contempla la posibilidad de cerrar las guardias de los hospitales en los casos en que se presenten hechos de violencia.

Desde el Ministerio de Salud se mostraron sorprendidos ante la postura de Amra. En declaraciones a la prensa, el titular de la cartera Miguel González aclaró que se viene trabajando con los diferentes ámbitos que nuclean a los trabajadores de la salud en medidas tendientes a mejorar los espacios y formas de trabajo, así como también con los episodios que involucren violencia.

"Hemos ido teniendo resultados de buena calidad en el Cullen, que es donde más teníamos esas dificultades y ha mejorado–sostuvo el funcionario. Eso no quiere decir que tengamos que bajar los brazos porque sigue habiendo situaciones de violencia, hay que separar lo que es violencia de inseguridad".

Sin embargo destacó la dificultad que implica el prever los episodios y remarcó la necesidad de seguir de cerca y con atención estos casos.

En relación a la medida de Amra, que fue dada a conocer en las últimas horas, no negó la sorpresa que esta generó."Nos sorprendió un poco el hecho de que los gremios propongan suspender la guardia, sobre todo cuando se sabe que es un espacio en donde es muy difícil dejar de atender a la gente", subrayó González.


El ministro aclaró que los temas vinculados con la atención en el área de guardia se venían trabajando en conjunto. "Nunca nos habían planteado la posibilidad de dejar de atender. Entendemos que una persona que ha sido agredida no siga atendiendo, eso es razonable y de hecho hemos contemplado esa situación en donde un recurso humano que ha sido agredido no siga atendiendo", sostuvo González.

Punto y seguido remarcó la dificultad que implicaría suspender la tarea integral de la guardia. "Entendemos que ellos tienen la obligación de hacer los planteos para que atendamos su punto de vista, como siempre hemos hecho", manifestó el funcionario. "Creemos que es un espacio que no puede dejar de existir y hay que seguirlo sosteniendo, esto que han planteado vamos a analizar en qué contexto y manera lo plantean, pero nos parece que dejar de atender una guardia integralmente es muy difícil", concluyó.