Santa Fe
Jueves 03 de Agosto de 2017

Otro golpe al bolsillo: alertan sobre aumentos exorbitantes en las boletas de gas

Desde el Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria sostienen que se detectaron subas de más de 700% y cita el caso de una mujer que pasó de 500 a 3.500 pesos de consumo. La Defensoría del Pueblo ya recibe consultas. Las explicaciones de Litoral Gas.

Cuando el invierno se prepara para irse, otra vez las boletas de gas son noticia en el país. Ante la llegada de los primeros reclamos y consultas, recientemente, organizaciones de defensa del consumidor, y la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, comenzaron a advertir respecto de facturas de gas con incrementos siderales en algunos casos.

Por este motivo, el ombudsman santafesino, Raúl Lamberto, recordó a través de un comunicado del organismo que preside, que en la audiencia pública convocada para tratar el precio del gas en boca de pozo en septiembre de 2016, "instó a que se considere la situación particular de los usuarios del servicio público de gas natural por red de la provincia santafesina, quienes deberían pagar cinco aumentos a la vez según la grilla fijada de incrementos".

"La verdadera cara del tarifazo se empieza a ver en el momento de mayor consumo del año. Viendo facturas de usuarios promedio, con familias tipo, con un consumo promedio de 550 a 600 centímetros cúbicos, se encuentran con facturas por 2.600 o 5.300 pesos. Cuando uno las compara con el mismo período del año anterior, estamos hablando de un 150 o 160 por ciento de aumento", expresó por su parte Marcos Aviano, responsable del Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria.

Por su parte, Mariano Vodanovich, director de Asuntos Jurídicos de la Defensoría del Pueblo manifestó que "en Rosario, se recibieron consultas de usuarios a los que les vinieron facturas de 4.000, y hasta 10.000 pesos". En esa línea, consultado por UNO Santa Fe, el letrado explicó que en Santa Fe se dio la particularidad que algunas boletas reflejan prácticamente cinco aumentos en simultáneo.

"Nosotros estamos recibiendo a la gente que recibió facturas con aumentos absolutamente superiores o exorbitantes, y lo primero que hay que verificar es si lo que están cobrando se adecua al marco legal vigente, porque también puede ser errores, o que se esté cobrando más de lo que corresponde incluso", advirtió, y recomendó concurrir al organismo con la boleta para poder verificar el monto facturado por Litoral Gas.


Los cinco incrementos

  • El primer aumento en el precio del gas fue decretado en el 2014 pero por una medida cautelar quedó en suspenso.
  • En junio de 2015 un fallo de la justicia aprobó la aplicación de dicha suba que se sumó a un nuevo incremento aplicado también en el mismo año.
  • El tercer aumento es el monto que se incluye en las boletas como retroactivo de lo que no se cobró mientras estuvo vigente la medida cautelar.
  • Un cuarto aumentó se determinó en 2016 y generó diversas presentaciones que culminaron con el fallo de la corte de agosto de ese mismo años que declaró su nulidad. En virtud de ese fallo se llamó a Audiencia Pública y finalmente se aplicó el aumento en el mes de octubre.
  • El quinto y último aumento, hasta el momento, se aplicó en abril de este año.


Sobre las audiencias y los aumentos

En la audiencia pública celebrada a fines del año pasado en la ciudad de Santa Fe se insistió en que las Defensorías puedan actuar como auditores externos en materia de determinación tarifaria, evaluando las propuestas y documentaciones presentadas por las empresas y poder expedirse fundadamente respecto a cuál sería una tarifa justa y razonable.

En la oportunidad, Lamberto también hizo referencia a la demanda presentada por el Centro de Estudios para la Promoción de la Igualdad y la Solidaridad (Cepis) donde se denunció que "en base a información pública que la empresa YPF brindó a la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos (SEC) el costo del gas en boca de pozo asciende a 2,09 dólares por millón de BTU (unidad térmica británica), mientras que el usuario paga 6,80 dólares".

Ahondando sobre la denuncia de referencia expresó que "hay dolarización del precio en boca de pozo y no se cuenta con la información y la verificación externa para la determinación del precio y su impacto en las tarifas".

A su vez, el defensor del pueblo enfatizó en la necesidad de que los aumentos sean "accesibles, razonables y proporcionados", y remarcó: "Lamentablemente las consecuencias de lo alertado las podemos observar en la actualidad con facturas exorbitantes que escapan a toda luces a las exigencias de proporcionalidad, racionabilidad y gradualidad requeridas por la Suprema Corte de Justicia y con valores del gas en boca de pozo que se encuentran judicialmente controvertidos en la actualidad, situación que se podría evitar dotando a las Defensorías con recursos técnicos e información necesaria para evaluar los costos presentados por las empresas".


Desde Litoral Gas

José María González, vocero de Litoral Gas, recomendó acudir a la sucursal más cercana de la prestataria con la factura donde se registra el incremento y la última boleta paga del mismo período; es decir, julio de 2017, la de julio de 2016.

González explicó que en 2015 Litoral Gas intentó actualizar las tarifas que venían atrasadas desde 1999 pero por una medida cautelar de la Corte Suprema no pudo. Recién en diciembre pasado, tras las audiencias públicas, se modificaron los números "pero con límites" y en abril entró en vigencia otro aumento del 24 por ciento.

En tal sentido, González reconoció que era esperable que algunas facturas llegaran con subas de más del 100 por ciento porque hay que considerar los incrementos de diciembre y abril y el consumo del invierno que suele ser mayor que el del verano. Sobre la última actualización tarifaria, explicó, que se puso en marcha en abril de este año y supone una suba del 24 por ciento en promedio respecto de la suba de diciembre.

En cuanto a los topes, las subas no podrán superar el 300 por ciento del monto pagado el año anterior en el caso de los usuarios R1 a R23 (que consumen hasta mil metros cúbicos anuales), del 350 en el de los R31 a R33 (que consumen hasta 1.800 metros cúbicos anuales), y del 400 para los R34 (más de 1.800 anuales).

"Si el año pasado pagó 10 pesos, como mucho este año tiene que pagar 40", ilustró sobre un consumidor tipo y recomendó no comparar nunca una factura con la inmediatamente anterior sino con la boleta del mismo período porque difiere mucho el consumo entre los meses de frío y calor.