Santa Fe
Miércoles 15 de Febrero de 2017

Pami: demoras en medicamentos y servicios cortados en las ópticas

Numerosas quejas. La autorización de remedios para tratamientos oncológicos deja a pacientes en espera. En tanto, la Cámara de Ópticas decidió el viernes pasado no seguir prestando servicio por falta de pago y de respuestas

A principios de mes, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe, envió una nota al director nacional del Pami, ante dificultades expresadas por jubilados y pensionados en la autorización de medicamentos oncológicos, demoras en la provisión final de las drogas, autorización y provisión de prótesis, endoprótesis y elementos ortopédicos (sillas de ruedas, colchones antiescaras y andadores, entre otros).

Al listado de problemas, se sumó desde el viernes pasado la decisión de la Cámara de Ópticas de suspender la atención para afiliados a Pami en toda la provincia, por tiempo indeterminado, debido a la deuda que mantiene la obra social con los prestadores.

En diálogo con UNO, Roberto Izquierdo, presidente de la Cámara de Ópticas de Santa Fe, informó que los servicios al momento están cortados y se lamentó por la falta de comunicación de las autoridades de la obra social para con los prestadores.
"Estamos recibiendo reclamos de todo tipo vinculados a Pami" - Raúl Lamberto, Defensor del pueblo.
"Son cosas evitables, y no tienen la voluntad de decir lo que está pasando. No sabemos ni qué hacer porque no te comunican nada. La regional Santa Fe no te dice nada, porque ellos le mandan notas a Buenos Aires y directamente no les comunican nada", expresó.

En esa línea dijo que si bien siempre hubo atrasos en los pagos, la situación en el último tiempo se tornó crítica, y por ese motivo se decidió cortar la prestación "hasta que no estén las cosas claras". "Normalmente siempre nos pagaron a los 30 días, pero desde hace tres años el plazo se fue a 90 días, y llegamos a tener ocho meses de atraso", comentó.
Izquierdo reflejó además que desde el 15 de abril de 2015 no se actualiza la escala de valores para los anteojos recetados de los pacientes. Es decir, desde esa fecha la cobertura de Pami es de 240 pesos para que jubilados y pensionados puedan adquirir sus lentes, cuando como mínimo un anteojo económico está alrededor de los 650 pesos.

"Es imposible hacer un anteojo con 240 pesos. Buscamos por todos lados para poder solucionar los problemas a los jubilados. Utilizamos armazones de reserva y se los damos porque no pueden pagar, y Pami ni nos contesta directamente", reclamó y aclaró que para las ópticas el servicio que se presta a los afiliados no tiene un fin comercial, sino social.
"Hay un cuello de botella y aún hay pacientes con medicación demorada" - Alicia Caraballo, Colegio de Farmacéuticos.
Ante el escaso monto que autoriza Pami, "los afiliados muchas veces arreglan el armazón que ya tienen o a veces un pariente se los paga", explicó.

"Nunca llegamos a esta situación, jamás cortamos el servicio, pero pareciera que se burlan, porque deben ocho meses y se les pregunta por los pagos y no contestan", finalizó.

Cabe señalar que no solo las ópticas de Santa Fe decidieron cortar la prestación, sino también otras provincias como Misiones, Jujuy y Buenos Aires están en la misma situación. Por este motivo, desde la federación que agrupa al sector, por estas horas se va a decidir cómo continuará el reclamo en los próximos días.
Medicamentos con demoras
En contacto con Diario UNO, la vicepresidenta del Colegio de Farmacéuticos, Alicia Caraballo señaló que actualmente la provisión de medicamentos para tratamientos ambulatorios es normal, pero que respecto de los remedios oncológicos "hay un cuello de botella" que lentamente se va solucionando.

"Hay demoras, existen demoras todavía en la entrega de medicamentos. Del primer momento en el que la mayor parte de los pacientes no tenían, ahora está empezando a aumentar la entrega, pero aún hay pacientes con medicación demorada", contó.

Caraballo explicó que al haber cambiado el sistema a través del cuál los pacientes tienen que gestionar el remedio, la entrega del mismo depende de la autorización que llega desde Pami central en ciudad de Buenos Aires.
"Son cosas evitables, y no tienen la voluntad de decir lo que está pasando" - Roberto Izquierdo, Cámara de Ópticas.
De acuerdo al nuevo sistema implementado desde diciembre, para poder recibir la medicación, los pacientes deben llenar una serie de planillas, y completar los estudios que avalan que tiene esa patología. Luego, con la receta del médico prescriptor, el paciente debe concurrir a la UGL (sede de Pami en cada ciudad) para ser dado de alta en el sistema. Posteriormente, concurrir a la farmacia con la receta, que el farmacéutico debe digitalizar y esperar una respuesta favorable del sistema.

"El sistema puede responder que está en trámite, que está pendiente de revisión, que llegará a la brevedad o que está en despacho, y luego la farmacia le va comunicando al paciente hasta que el medicamento llega", graficó Caraballo detallando el trámite a realizar por los pacientes es el que está generando las demoras.

"Algunos pacientes esperan mucho, otros lo obtienen rápidamente y otros no tanto. Nosotros creemos que el mes que viene cuando se autorice la mayoría de los tratamientos esto se va a normalizar. De todas formas cabe destacar que este sistema comenzó a mediados de diciembre, y todavía hay algunos inconvenientes", concluyó.

Reclamos de la Defensoría
En el escrito enviado el 4 de febrero a Carlos Regazzoni, director de Pami, la Defensoría del Pueblo de Santa Fe advierte al funcionario de "las diversas y reiteradas problemáticas planteadas en relación con el servicio que actualmente viene brindando esa obra social a los afiliados principalmente del centro-norte de la provincia de Santa Fe".
En contacto con UNO, el ombudsman santafesino, Raúl Lamberto informó que aún no hubo una respuesta formal de la cúpula del organismo a los planteos realizados. Aunque, señaló que existió un acercamiento del área legales de la UGL de la zona, donde se pusieron a disposición para dar solución a los problemas planteados.

"Pero evidentemente no hubo una respuesta formal, ni solución a lo planteado en la nota. Hay poca autonomía en el orden local. Todas las autorizaciones dependen del orden nacional y eso demora, y va atrasando los requerimientos y las debidas prestaciones", reflejó.
En esa dirección, Lamberto manifestó que en la Defensoría se están recibiendo "reclamos de todo tipo vinculados a Pami", y que esto genera preocupación porque involucra a sectores que realmente necesitan de las prestaciones como son los jubilados y pensionados.

"Tenemos reclamos por medicamentos en general, medicamentos oncológicos, prestaciones importantes, provisión de elementos ortopédicos, sillas de ruedas, etcétera. Además estamos preocupados por el corte del servicio de lentes recetados, y van pasando los tiempos y evidentemente la solución de los problemas no se da", concluyó el defensor.