Santa Fe
Miércoles 06 de Septiembre de 2017

Pavimentación: solicitan que el asfalto no quede más elevado que las veredas

Es a través de un proyecto presentado por los concejales Simoniello y González que, en función del riesgo hídrico, busca reordenar los arreglos de calles en la ciudad prohibiendo que las capas de pavimento queden iguales o más altas que las veredas. Los ediles argumentan que dicha situación reduce la capacidad de escurrimiento del agua de lluvia.

En algunas calles de nuestra ciudad, puede observarse que, por los trabajos de bacheo y repavimentación, el nivel del asfalto llega a igualar o hasta superar, en determinadas zonas, el de las veredas. Muchas veces esta situación se da porque la nueva capa de pavimento se realiza por encima de la existente, sin remover la anterior. Esta diferencia no sólo dificulta la capacidad de la vía pública para escurrir el agua de lluvia, sino también, en ciertas ocasiones, puede desembocar en un desborde hacia el interior de las viviendas.

"Hemos destacado en muchas oportunidades la problemática con la que convive nuestra ciudad por propias características: estamos rodeados de ríos y tenemos una escasísima existencia de declives en el terreno santafesino, por lo que el sistema de mitigación hídrica y de escurrimiento de las aguas de lluvia debe funcionar con precisión", explicó Simoniello, que desde hace mucho tiempo viene trabajando en iniciativas relacionadas a mitigar el riesgo hídrico en Santa Fe.

"Planificamos medidas concretas"

El proyecto ingresado por Simoniello y realizado en conjunto con los equipos técnicos del concejal Leandro González, pretende modificar la Ordenanza que establece las condiciones que deben respetarse para realizar trabajos en la vía pública.

En este sentido, proponen adicionar un punto específico sobre la reconstrucción de pavimentos o trabajos de bacheo, marcando que "se deberán mantener, o en lo posible disminuir, las cotas de nivel existentes en la vía pública, quedando prohibida la incorporación de capas de material que superen el nivel original".

"Nuestra propuesta forma parte de un proyecto más abarcativo –expresó Leandro González-, que es estudiar, planificar y ejecutar medidas concretas para lograr mitigar el riesgo hídrico en la ciudad. Hemos presentado junto a Leo los canales urbanos de escurrimiento para solucionar el anegamiento en las calles, sumado a diferentes retardadores pluviales públicos en puntos neurálgicos de Santa Fe, como Catamarca y avenida Freyre, Espora y Saavedra, Plaza Constituyentes y del Soldado, entre otros", expresó.

"Aunque en algunos casos parezcan situaciones menores, es muy importante que todas las intervenciones que se desarrollen en la ciudad, deben hacerse considerando la planificación de la ciudad, y otorgando la importancia que se merecen la vulnerabilidad y el análisis de riesgo hídrico que presenta nuestro territorio".