Santa Fe
Martes 02 de Agosto de 2016

Pesca: Santa Fe reclama a la Nación manejar los cupos de exportación

La provincia solicita tener incidencia en la distribución del saldo exportable de sábalos a los frigoríficos y dejar de ser espectadores de la comercialización. Los pescadores se quejan por la fijación de precios que hacen empresarios. El desafío es sentar a todos en una mesa

Desde el Ministerio de la Producción de Santa Fe aclaran que "cerrar las exportaciones de sábalo no es el objetivo". Aseguran que el propósito es recuperar la distribución del cupo exportable de la provincia, que actualmente se encuentra en manos de la Nación y que, discrecionalmente, define el porcentaje que le corresponde no solo a cada provincia, sino a cada frigorífico.

Este escenario, reconocen desde la cartera productiva, convierte a Santa Fe en un "simple espectador" del sistema. En este sentido, piden que se dé marcha atrás con la resolución que determinó que la Nación administre recursos naturales que pertenecen a la provincia y exigen mayor "federalismo".

Carlos Corvalán, secretario de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales del Ministerio de la Producción manifiesta que esta situación coloca en desventaja tanto al gobierno provincial como a los pescadores. Además, señala que la solución se encuentra sentando a todas las partes de la cadena en una misma mesa, aunque sostiene que es fundamental devolverle herramientas a la provincia para que esta pueda tener mayor participación y poder de decisión en el sistema de comercialización.

Embed


"El año pasado, un pescador necesitaba 200 sábalos para subsistir; ahora necesita matar entre 600 y 700 sábalos", describió Jesús Pérez, presidente de la Federación de Pescadores. Para el referente de los trabajadores, el actual sistema exportador provoca el "vaciamiento de los ríos" y los únicos beneficiados son "un par de empresarios". En tal sentido, la entidad había solicitado la prohibición de la exportación de pescado.
En tanto, otro grupo de pescadores, liderados por Juan Carlos Billarreal, acampa en el Ministerio de la Producción. Se muestran en contra de la posibilidad de cerrar las exportaciones y reclaman que funcionarios provinciales se puedan reunir en una mesa para definir el precio que los empresarios deben pagarle a los pescadores.

En diálogo con Diario UNO, Corvalán apuntó: "Nosotros lo que estamos pidiendo es más federalismo. Pedimos que la provincia pueda decidir hacia dónde debe ir ese saldo exportable".

Entre Ríos, Santa Fe y Buenos Aires son las provincias vinculadas a la exportación de sábalo. A partir de estudios técnicos, todos los años se determina el saldo exportable para la actividad. Una vez definido, la Nación decide el porcentaje que le corresponde a cada provincia, pero además resuelve la cantidad de toneladas de exportación para cada uno de los frigoríficos.
"El año pasado, un pescador necesitaba 200 sábalos para subsistir; ahora necesita matar entre 600 y 700 sábalos" - Jesús Pérez, presidente de la Federación de Pescadores.

Ahora, Santa Fe exige que se dé marcha atrás con la resolución que determinó esta metodología. "Estamos reclamando el derecho que le corresponde a las provincias de manejar ese cupo. Es algo que se puede revertir con otra resolución y de esta forma entregarle a Santa Fe lo que por norma le corresponde", dijo el funcionario.

Las negociaciones con la Nación se iniciaron, pero hasta ahora no han tenido buenos resultados y esperan que las mismas puedan avanzar en el transcurso de esta semana cuando funcionarios de Santa Fe se pueda reunir con sus pares de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, encabezada por Ricardo Negri.

Cabe señalar que Santa Fe no tiene poder de decisión en materia de exportación pero sí en cuanto a la "extracción" del recurso. "La provincia define la cantidad de peces que se pueden extraer para su comercialización. No queremos llegar a un conflicto con la Nación", consideró Corvalán.
"Lo que está buscando la provincia es tener un ambiente beneficioso para que se pueda negociar con los frigoríficos" - Carlos Corvalán, secretario de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales de Santa Fe

Por la cadena

Funcionarios del gobierno y pescadores admiten que la solución es sentar a todos los sectores involucrados en una mesa para definir, entre otras cuestiones, el valor que deben pagar los empresarios por cada sábalo. "Lo que está buscando la provincia es tener un ambiente beneficioso para que se pueda negociar con los frigoríficos", subrayó el secretario de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales de Santa Fe, e insistió: "La posibilidad de que la provincia pueda manejar los cupos permitiría sentarse a negociar con más firmeza. Nos daría más poder para definir, entre otras cuestiones, el precio que se le debe pagar a los pescadores".

Actualmente, existen en toda la provincia diez frigoríficos habilitados, siete de los cuales funcionan en plenitud. Estos, les pagan a los pescadores por unidad entregada y suelen abonar por cada sábalo alrededor de cinco pesos, de los cuales dos se los queda el servicio que busca las presas hasta la costa. Es decir, que en promedio, cada pescador se queda con tres pesos por cada sábalo que pesca y entrega a los frigoríficos.