Santa Fe
Domingo 21 de Agosto de 2016

Piden que la Basílica del Carmen sea Monumento Histórico Nacional

Avanzan en esas gestiones los legisladores nacionales Silvina Frana y Hugo Marcucci.

Los diputados nacionales Hugo Marcucci (UCR) y Silvina Frana (PJ), junto a las autoridades eclesiásticas de la Basílica Nuestra Señora del Carmen de la ciudad de Santa Fe, anunciaron este lunes en conferencia de prensa la solicitud de declaratoria como Monumento Histórico Nacional del edificio mencionado.
En una nota enviada semanas atrás a la presidenta de la Comisión Nacional de Monumentos, de Lugares y de Bienes Históricos, Teresa de Anchorena, los legisladores solicitaron iniciar el recorrido institucional necesario para concretar esa declaración.
La iglesia se encuentra erigida en la intersección de la peatonal San Martín y La Rioja de la ciudad de Santa Fe. Constituye una de las construcciones arquitectónicas más importantes del ejido urbano. Es, desde hace décadas, motivo de atención por parte del municipio y el gobierno provincial, con el objeto de protegerla mediante las declaraciones pertinentes.
En diálogo con Diario UNO, Silvina Frana se refirió en primer lugar al trabajo en conjunto con Hugo Marcucci: "Siempre nos planteamos los legisladores de Santa Fe tener acciones conjuntas sobre distintos temas. En estos ocho meses, hemos trabajado en muchas propuestas colectivas". "En este caso, Hugo Marcucci me invitó a trabajar con él en este tema, dado que ambos lo veníamos conversando y vamos a avanzar juntos ante los organismos nacionales para que estos sea posible", acotó.
La legisladora insistió: "La Basílica del Carmen se vincula con la historia de la ciudad, con una significación en la construcción de esa historia. Ya es Monumento Histórico Provincial y ahora queremos que se reconozca como tal a nivel nacional".

La historia
El edificio histórico fue construido por Jonás Larguía –arquitecto del Congreso de la Nación, cuyos restos descansan en la Basílica del Carmen, desde su fallecimiento en 1891– y Juan Bautista Arnaldi, y tiene incorporada una monumental obra artística que fue llevada adelante por el escultor Francisco Marinaro restaurador de la Capilla Sixtina de Roma, y Juan Cingolani –pintor personal del papa León XIII y Pío X–, constituyendo así una reserva histórica y cultural para la capital de Santa Fe. A la imagen que preside la basílica fue asignada la banda reglamentaria de Generala del Ejército Argentino por el presidente Juan Domingo Perón.
La Basílica fue declarada Monumento Histórico Provincial por la Legislatura de la Provincia de Santa Fe en el año 1996 por la Ley Nº 11.408. Ese mismo año fue declarada de Interés Histórico Artístico por la Ordenanza 10.115, y posteriormente, en 2006, fue incluida en el listado de interés histórico - artístico como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Santa Fe por la Resolución 11.849 del Concejo Municipal.
A su vez, en 2008, a través de la Comunicación 4.828 del cuerpo deliberativo local se solicitó el cumplimiento de la Ordenanza Nº 11.849 que ordenaba su puesta en valor.
"El patrimonio cultural constituye la fuente insustituible de inspiración y de identidad de un pueblo porque han sumado en la historia universal el denominado valor total compuesto por el valor histórico, testimonial, artístico, científico y principalmente político, ya que plasmar el interés colectivo celebra la democracia y la diversidad cultural", concluyeron los legisladores.