Santa Fe
Viernes 08 de Septiembre de 2017

Polémica por la exhibición de una foto de Macri con un tiro en la cabeza

El afiche formaba parte de una jornada que hizo ayer en reclamo por la aparición con vida de Santiago Maldonado en la Facultad de Humanidades de Rosario. El decano de esa casa de altos estudios rechazó esa expresión de los alumnos.

Durante una actividad pública en la Facultad de Humanidades y Artes de la UNR estudiantes agredieron un afiche del presidente Mauricio Macri. El concejal Jorge Boasso, candidato a diputado nacional por un espacio cercano a Cambiemos, dijo que es un hecho "vergonzoso y preocupante que las autoridades lo permitan".
En declaraciones al programa "Zysman 830", Boasso sostuvo que en el patio de la facultad se exhibió un cartel con la foto de Macri "con una bala en la cabeza con sangre en la frente con los epítetos irreproducibles que se ven en el mismo cartel. La verdad, es una vergüenza que en una facultad de la Universidad Nacional de Rosario ocurra eso y que las autoridades lo permitan".
Embed

"Yo tuitieé la foto y puse que era una muestra de los que tienen la cabeza quemada. Quienes hicieron eso tienen la cabeza quemada, pero es más preocupante que las autoridades no hayan intervenido esa manifestación de violencia y agresión hacia el presidente", agregó.
Por su parte, el decano de Humanidades y Artes, José Goity, rechazó la agresión al afiche de Macri. En declaraciones a La Ocho, el catedrático dijo que "fue un acto intimidatorio y se evaluará si corresponde algún tipo de acción por parte de la Facultad".
"Esto fue parte de una actividad que desarrolló una agrupación estudiantil. Como institución lo rechazamos como hicimos siempre con todo acto intimidatorio que pueda incitar a la violencia. Veremos que dimensión tienen y si corresponde algún tipo de acción, agregó Goity.
El decano dijo que la exhibición de ese tipo de afiche "forma parte de la cultura política de la Facultad, que nosotros no compartimos, de agrupaciones estudiantiles que tienen hechos que pueden generar violencia. En primera instancia fue un hecho político y merece una sanción en términos políticos. Como decano rechazo este tipo de acciones. Son claramente intimidatorias y desvía el eje de atención. El foco tiene que estar en preguntarnos dónde está Santiago Maldonado y esclarecer la situación. No llevarlo a otro tipo de discusión".